Un recorrido por los sabores tradicionales de Medellín

Un recorrido por los sabores tradicionales de Medellín

Los visitantes pueden deleitar su paladar con los sabores de la ruta gastronómica 'Medellín sí sabe'

Un recorrido por los sabores tradicionales de Medellín
13 de enero de 2015, 05:03 am

Bizcochuelos, palitos de queso, buñuelos, empanadas, arepas, morcilla, chicharrón, cazuela de fríjoles, mondongo, ajiaco, lechona, pescados, jugos naturales, guarapo, y hasta cholado o cholao son algunas de las delicias gastronómicas que convierten a Medellín en una mezcla de sabores.

Aprovechando esto, en 2012, desde el despacho de la primera dama de la ciudad, Claudia Márquez, se crea la Mesa Gastronómica y su programa bandera ‘Medellín sí sabe’, que ofrece a los locales y turistas la posibilidad de recorrer 49 establecimientos gastronómicos en toda la ciudad, incluyendo los corregimientos.

El objetivo ha sido rescatar la comida típica y fortalecer el consumo local. Para lograrlo, tanto la primera dama, como las demás entidades vinculadas –secretaría de Salud, subsecretaría de Turismo, universidades, organizaciones y expertos en cocina– dividieron los recorridos en diez líneas estratégicas, identificadas con colores según la especialidad de cada restaurante.

‘Medellín sí sabe’ no buscó a restaurantes de nombre y marca posicionada. Se interesó en los establecimientos que “venden lo mejor de la comida tradicional” y están en todos los barrios. No importó si tenían o no un local, pues varios de ellos tienen su punto de venta en la calle.

Calidad, salud e higiene fueron criterios que los expertos tuvieron en cuenta para la selección de los restaurantes, propietarios y cocineros que pertenecen al programa.

Quienes fueron escogidos, recibieron capacitaciones y formación en temas como manipulación de alimentos, estandarización de recetas, nutrición, normatividad, costos, promoción y mercadeo.

Instituciones como el Sena, el Cesde y el Colegio Mayor de Antioquia dictaron los cursos a estos emprendedores de la cocina tradicional.

Algunas de las líneas de ‘Medellín sí sabe’ son: ‘Amarilla’, de empanadas, pastel de pollo y papa rellena; ‘Azul’, de pescados, mariscos y crustáceos; y ‘Roja’, de carnes y embutidos.

A continuación un recorrido por cinco locales para que se antoje, los visite y saboree las delicias que la ciudad tiene para usted.

Una rica tradición que se conserva

“Sabor de tradición que encanta el paladar de todas las generaciones” es el eslogan de la Panadería Palacio, que desde hace más de 100 años ofrece y prepara artesanalmente deliciosos productos de panadería y pastelería.

María Ester Cañola, actual administradora, cuenta que ‘Las Palacio’, como son conocidas popularmente, sigue haciendo panderitos, deditos de queso, mojicones, bizcochos de yema, galletas, tortas, y bizcochuelos con las recetas originales de su fundadora, la señora Dolores Rojas de Palacio.

Pastelerías y reposterías como la Palacio, conforman la línea 'Dorada'.

 

La panadería inició en 1913 en Santa Rosa de Osos, pero desde hace 70 años está en Medellín. Los últimos 60, ha estado en el centro de la ciudad, en Carabobo con la 56. Allí, llega toda clase de público, pero el principal son personas adultas que quieren una torta o un bizcochuelo para regalar o de panderitos que los remitan a otros tiempos.

Estar en el programa, les ha permitido recuperar clientes que pensaban que habían cerrado.

Un producto para todos los gustos

Entre las líneas de sabor del programa, hay una que es ‘La reina’. Aquí, están incluidos los establecimientos dedicados a la preparación y venta de arepas, sin duda, uno de los productos representativos de la cultura paisa.

Arepas blancas, amarillas, de chócolo, sancochada, rellena o cubierta de delicias, es lo que encuentra el visitante que hace el recorrido por la línea de ‘La reina’.

La Chocolerita es uno de ellos. Desde hace 15 años, Daniel Martínez vende arepas de chócolo con mantequilla y quesito –sencillo o doble– en un local ubicado en el barrio Bomboná, cerca de la plazuela de San Ignacio.

La Chocolerita, ubicada en el barrio Bomboná, abre de lunes a sábado de 7:00 a.m. a 9:00 p.m.

Sus productos son de primera calidad, pues según Martínez, son preparados con chócolo tierno, es decir mazorca que es recogida en su tiempo.

Y los clientes, en su mayoría estudiantes y trabajadores de la zona, lo confirman, pues son ellos quienes le comentan que han ido a otros lados y “la calidad y el sabor no es lo mismo, por eso nos prefieren”. Además, los precios son asequibles.

Un cholado con mucho sabor y color

Si lo que quiere es refrescarse o disfrutar de un salpicón o una ensalada de frutas, la línea ‘Naranja’ es para usted. Esta le ofrece a su paladar, bebidas naturales y ricas combinaciones frutales.

Frutera Motifrutas, Guarapo don Saúl, Jugos el Coste y Cholao Santi son algunos de las empresas que hacen parte de esta línea.

Cholao Santi, que tiene su punto de venta en la calle, vende un producto que no es originario de Antioquia. El cholado o cholao, como es más conocido, es una especie de ensalada de frutas que combina hielo raspado con maracuyá, piña, guanábana, banano, fresa, salsas naturales, leche condensada y Milo.

A dos cuadras de la estación Estadio del Metro está Cholao Santi.

 

Hace 10 años Harri Charry y su padre tienen un carrito donde preparan artesanalmente este refrescante producto, originario de Jamundí, Valle del Cauca.

Aunque dice que los paisas son un poco reacios a probar sabores de otros lados, asegura que muchos curiosos se acercan y le preguntan ¿qué es eso?, lo prueban y les gusta.

La idea colombiana de ‘tres típicos hermanos’

Convencido de que Colombia es un país rico en gastronomía, Carlos Ángel, en compañía de sus dos hermanos, ideó y apostó por un restaurante que ofreciera los platos y sabores más típicos del país.

Así nació 3 Típicos, establecimiento en el que no solo preparan la tradicional cazuela de fríjoles de los paisas, sino también el ajiaco, el sancocho tres carnes y el mondongo.

“No hay un plato que sea más especial que otro. Apostamos para que todos sean campeones”, aseguró Ángel.

La línea a la que pertenece 3 Típicos fue llamada 'Vuelta a Colombia'.

Si no se antoja de uno de estos platos, 3 Típicos también le ofrece solomito, cerdo y pollo a la parrilla, acompañado de papas y ensalada. ¡Ah! Y si lo que busca es algo más pequeño como para saciar un antojo, una opción son las deliciosas arepas rellenas que venden de miércoles a sábados desde las cuatro de la tarde hasta las diez de la noche.

Actualmente 3 Típicos tiene dos puntos de venta: en el sector Provenza y en el Mall Las Américas y, próximamente, tendrá un tercer punto en Las Palmas vía Sajonia hacia el aeropuerto José María Córdova de Rionegro.

Tradición y amor en la cocina

Lo que hace 15 años fue una bodega en Guayabal, hoy es el restaurante Maru Rico, incluido en la línea ‘Caliente’ y que fue reconocido por preparar la “mejor sobrebarriga de la ciudad”, contó orgulloso Julián Camilo Agudelo, su administrador.

Además de la sobrebarriga, Maru Rico, con más de 28 años de servicio en el sector, es reconocido por la clientela por vender “los mejores fríjoles del mundo”.

Detrás del éxito del restaurante, que recibe diariamente un mínimo de 300 personas en hora de almuerzo, está doña Marujita Mosquera, una chocoana que siempre ha estado en la cocina y que no tiene más recetas que “cocinar con mucho amor y pasión”, dijo entre risas.

'El costillón' es el nuevo plato que ofrecerá Maru Rico.

Marujita es la chef ejecutiva, junto a ella otras doce cocineras preparan los variados platos que ofrecen en la carta.
Inicialmente se llamó Aquí coma, pero cambió su nombre a Maru Rico en honor a Marujita.

MÓNICA MARÍA JIMÉNEZ RUIZ
Para EL TIEMPO
Medellín