El cobarde asesinato del policía Ahmed Merabet

El cobarde asesinato del policía Ahmed Merabet

La imagen de la muerte de Merabet es la más impactante de lo ocurrido en 'Charlie Hebdo'.

El cobarde asesinato del policía Ahmed Merabet
9 de enero de 2015, 01:14 am

Ahmed Merabet tenía 42 años y era policía. El miércoles patrullaba en bicicleta cerca de la redacción del semanario satírico 'Charlie Hebdo' cuando se cruzó con el carro de los terroristas en su huida, a la altura del número 62 del Boulevard Richard Lenoir.

Intentó pararlos, pero era un duelo imposible. Él llevaba su pistola reglamentaria. Ellos, fusiles de asalto. Le dispararon a una pierna y cayó en la acera. Levantó la mano, no se sabe si para pedir ayuda o, sabiendo que podría ser lo peor, clemencia.

Los atacantes bajaron del auto y se dirigieron a él.

Entonces le gritaron en un perfecto francés: “¿Tú quieres matarnos?” Él respondió: “No, está bien”. Uno de los dos terroristas se acercó corriendo por su espalda y le disparó a la cabeza. Murió en el acto.

Los dos asesinos volvieron caminando tranquilamente al auto, que habían dejado en media calle con las puertas abiertas, sin muestras de pánico ni nervios, como asesinos profesionales.

Uno incluso tiene tiempo de recoger su zapatilla, que había perdido al bajar del auto. Ahmed era musulmán y pertenecía a la brigada de policías en bicicleta de la Comisaría Central del barrio 11 de París, lugar del atentado. (Lea también: El Estado Islámico califica de 'héroes' a los autores del crimen)

“Es importante notar que, en medio de la carnicería de este miércoles, un valiente policía musulmán fue asesinado por aquellos que claman representar al islam”, escribió un ciudadano francés en las redes sociales en homenaje al policía.

“Estaba a pie y se enfrentó cara a cara con los asesinos. Sacó su arma. Era su trabajo, su deber”, dijo Rocco Contento, compañero suyo.

“Su asesinato es otro recordatorio de que estamos encarando esto juntos. Nunca debió ser visto como una guerra religiosa, por la religión o de la religión”, aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. (Lea también el análisis La trampa del terrorismo)

Medio planeta ha visto ya el video de su ejecución, grabado por un vecino desde la ventana de su casa.

En Francia, además del #JeSuisCharlie (Yo soy Charlie) que inundó las redes sociales, en especial Twitter, también hubo miles de referencias al #JeSuisAhmed. (Lea también: Toda Francia, a la caza de los asesinos)

IDAFE MARTÍN PÉREZ*
Para EL TIEMPO
* Con AFP