¿Es posible tener cultivos agrícolas en apartamentos?

¿Es posible tener cultivos agrícolas en apartamentos?

Cuatro jóvenes crearon proyecto para que las personas aprendan a tener cultivos en sus hogares.

¿Es posible tener cultivos agrícolas en apartamentos?
19 de diciembre de 2014, 09:13 pm

Tener cultivos de lechugas, tomates, aromáticas o espinaca en las salas de los apartamentos y las casas de las grandes ciudades, puede sonar como una idea loca, pero es posible.

Con diseño y creatividad, un grupo de jóvenes que buscan cambiar la manera como los citadinos consumen sus propias hortalizas hicieron de esta idea no solo una realidad, sino un proyecto de vida. Les han enseñado a cerca de 30 familias cómo sembrar en sus casas sin tener la sala llena de tierra y sin ser responsables de un riego constante.

Los ingenieros industriales Santiago Rodríguez y Sebastián Salazar, junto con Manuel Echavarría y Miguel Santaella, diseñador industrial e ingeniero químico, respectivamente, crearon ‘Paqua’, un proyecto para hacer cultivos hidropónicos; es decir, sistemas de cultivos de plantas que funcionan con agua y no con tierra.

Pero ellos le dieron un valor agregado. Realizaron diseños atractivos con tubos de PVC y otros con canastas de plástico pequeñas para que las personas no solo consuman su propia comida, sino que además puedan decorar sus hogares de una manera original.

“En vez de adquirir un cuadro vas a tener un objeto de diseño que produce comida y que te permite ver que la planta va evolucionando y cambiando de colores”, dijo Rodríguez.

¿Y cómo se instala? Se siembra una plántula (pequeña planta que está empezando a crecer) dentro de una cascarilla de arroz u otro tipo de sustrato de donde se sostendrá la planta. Se introduce al tubo de PVC o a las canastas plásticas y por medio de una bomba se va llevando el agua desde la parte superior hasta la inferior del tubo de PVC. En el líquido se disuelven minerales como potasio, nitrógeno y calcio que se necesitan para que la planta crezca.

Con los cultivos hidropónicos se ahorra hasta un 80 por ciento de agua, porque esta siempre se mantiene circulando. Archivo particular

“Se tiene la ventaja de tener la comida siempre fresca y sin pesticidas”, indicó Diana Escobar, una mujer de 27 años que desde hace tres meses tiene cultivos en su casa. Ese es el principal objetivo de ‘Paqua’, que las personas dejen de consumir productos que no están frescos, que vienen en empaques y que además tienen químicos.

“Me siento como la chef de mi casa, porque voy cocinando y si necesito un poco de albahaca o de tomate voy y cojo. Además, me hacía falta un poco más de verde en medio de tantos edificios”, dijo Martha Bermúdez, quien tiene un cultivo en el que siembra lechuga, aromáticas, perejil, albahaca, cilantro y cebollín.

Juan Camilo Hernández, quien lleva un mes con un cultivo, espera ansiosamente que este empiece a dar frutos. “Ojalá en un futuro me sobren alimentos. La idea también es compartir en el momento en que sea productivo el cultivo para que no sea algo a puerta cerrada, sino que además beneficie a todos”, dijo Hernández.

Precisamente ‘Paqua’ busca que más adelante se llegue a crear una comunidad que permita el intercambio de productos.

“Es una experiencia muy enriquecedora ver crecer la planta, aprender a cuidarla, saber observar si las hojas están amarillas, si hace falta un mineral. Es como ver crecer un hijo. Además, con la agricultura urbana nos damos cuenta de que la primera libertad que tiene el ser humano es la comida”, explicó Echavarría.

El equipo de Paqua no solo realiza un proceso de acompañamiento después de entregar el cultivo, sino que además han hecho cursos para que las personas entiendan la importancia de producir sus propios alimentos.

Algunos consejos

Tener amor por la naturaleza.

Recordar que se está cuidando algo que está vivo. Según Manuel Echavarría, “las plantas sienten y reaccionan dependiendo del trato que les den”.

Dedicarle cinco minutos al día y una vez a la semana para limpiar.

Revisar que los niveles de agua estén bien.

A medida que van creciendo, quitar las hojas.

EL TIEMPO