Mininterior pide a Corte revisar tutela sobre Sergio Urrego

Mininterior pide a Corte revisar tutela sobre Sergio Urrego

Fue interpuesta por madre del joven que se suicidó y declarada improcedente por Consejo de Estado.

Mininterior pide a Corte revisar tutela sobre Sergio Urrego
9 de diciembre de 2014, 09:23 pm

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, solicitó este martes a la Corte Constitucional que realice una revisión de la sentencia de acción de tutela presentada por la madre del joven Sergio Urrego, y que fue declarada improcedente por el Consejo de Estado en segunda instancia.

Cristo señaló que es oportuno un ’examen adicional’ sobre la vigencia de reglamentos escolares que dan tratamientos especiales y diferenciados a relaciones entre miembros del mismo sexo. La solicitud se realizó a través de una carta que fue enviada al presidente de la Corte Constitucional, Luis Ernesto Vargas. (Lea también: Procuraduría logró tumbar las medidas en memoria de Sergio Urrego).
 
Juan Fernando Cristo dijo que la petición la hizo no solo como ciudadano, sino como jefe del Ministerio que tiene la función de coordinar y desarrollar políticas públicas en materia de prevención, protección y asistencia a favor de los derechos fundamentales de la población LGBTI del país

La tutela fue interpuesta por Alba Lucía Reyes, madre del joven Sergio Urrego, el estudiante de 17 años que se suicidó en un centro comercial del noroccidente de Bogotá tras denunciar que en su colegio, el Gimnasio Castillo Campestre, lo estaban discriminando por su orientación sexual.

El Ministro agregó que el caso de Urrego no fue puesto en conocimiento de esta entidad y que por ello, ninguna de las entidades del Ejecutivo pudieron intervenir a tiempo.

En el documento, el Ministerio del Interior además señala que se encuentra en la fase técnica de elaboración de una política integral de prevención, protección y asistencia de la población LGBTI del país y que además, coordinará la activación, el seguimiento y la evaluación de unas rutas de atención para los casos de graves vulneraciones a los derechos.

EL TIEMPO