Corte ordenó a EPS incluir en el POS la fertilización in vitro

Corte ordenó a EPS incluir en el POS la fertilización in vitro

Tribunal se pronunció al estudiar una tutela de una pareja que pidió a su EPS el tratamiento.

10 de noviembre de 2014, 11:47 pm

Un fallo de la Corte Constitucional ordenó a una EPS incluir en el Plan Obligatorio de Salud el tratamientos de fecundación in vitro, decisión dada tras una tutela presentada por una pareja de Palmira (Valle) que, amparados en el derecho a la salud, solicitaron a Salud Total que se les realice el tratamiento por carecer de recursos para este procedimiento de reproducción asistida.

Los demandantes, Andrés Fernando Montilla Varela y Sirley Suárez Tamayo, se encuentran afiliados al régimen contributivo en salud. Según pormenores del fallo, la pareja buscó todos los procedimientos médicos posibles, cuyos tratamientos no dieron el resultado que buscaban debido a problemas de salud de uno de ellos.

El comité técnico-científico de la entidad, luego de una solicitud de los pacientes, negó la autorización del procedimiento.

Su argumento fue que el tratamiento no hacía parte del POS. Además, porque para ellos “la esterilidad del varón no se cataloga científicamente como una enfermedad”.

Un juzgado de Palmira (Valle) de primera instancia ordenó el 4 de octubre de 2013 a la EPS vincular a la pareja en el programa de la fertilidad in vitro, con los médicos adscritos o con un convenio con otra entidad.

A los ocho días, el gerente de Salud Total presentó la impugnación del fallo de tutela, solicitando que se negara la petición por improcedente.

Un mes después, el Juzgado Primero Penal de Circuito de Conocimiento de Palmira revocó la sentencia de tutela emitida por el Juzgado Cuarto Penal Municipal.

Al ser revisado el proceso por parte de Corte Constitucional esta determinó que la infertilidad no impide el vivir, pero, sí puede afectar otras facetas humanas que evitan una vida digna. En este sentido se argumentó que la “Organización Mundial de la Salud (OMS) definió la infertilidad como una enfermedad reconociendo de esta manera que la salud de las personas afectadas, así como su entorno familiar, se ven seriamente dañadas”.

Dijo la Corte que los Estados son responsables de regular y fiscalizar la prestación de los servicios de salud para lograr una efectiva protección de los derechos a la vida.

Además indicó que cuando se vulnera el principio de continuidad en la prestación de los servicios de salud, porque se suspendió el tratamiento que se venía practicando, sin explicación médica o científica. Teniendo en cuenta que el tratamiento solicitado es necesario para proteger la vida, incluyendo la salud sexual y reproductiva.

El fallo revoca la sentencia en segunda instancia, ordenando se realice el procedimiento solicitado por los demandantes.

JUSTICIA