Aumenta la miseria en Brasil por primera vez en 10 años

Aumenta la miseria en Brasil por primera vez en 10 años

Los datos coinciden con una economía que vive su cuarto año de leve crecimiento e inflación alta.

Aumenta la miseria en Brasil por primera vez en 10 años
7 de noviembre de 2014, 04:15 pm

La cantidad de brasileños que viven en la miseria aumentó por primera vez en diez años, aunque la pobreza ha seguido reduciéndose, indican datos del gubernamental Instituto de Investigación Económica (IPEA).

Tras una década de reducción continua de la miseria, el número de brasileños viviendo en esta situación aumentó 3,7 por ciento entre 2012 y 2013, cuando pasó de 10,1 millones de personas a 10,5 millones, revela el Ipea en su base de datos Ipeadata.

En 2003, Brasil tenía 26 millones de personas viviendo en la miseria, número que llegó a caer un 61 por ciento hasta 2012.

En diez años, 15,8 millones de brasileños dejaron de vivir en la miseria.

Según esos datos, la pobreza sin embargo ha continuado reduciéndose en Brasil, y cayó de 30,4 millones en 2012 a 28,7 millones de personas en 2013, lo que representó una reducción de 5,4 por ciento.

La línea de miseria o pobreza extrema se basa en una estimación del valor de una cesta de alimentos con el mínimo de calorías necesarias para suplir adecuadamente a una persona, según recomendaciones de la FAO y la OMS.

El valor se calcula de manera diferente en cada región del país.

Diez años atrás, en 2003, Brasil tenía 61,8 millones de pobres, un número que cayó 53% en 2013, según los datos del instituto oficial.

Es decir que en esos diez años, 33 millones de personas dejaron de ser pobres.

Los datos coinciden con una economía paralizada en Brasil, que vive su cuarto año de leve crecimiento e inflación alta.

El expresidente izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2011) llegó al poder en 2003 con el objetivo firme de enfrentar la pobreza en este país campeón en la brecha entre ricos y pobres.

Su delfina política, Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores, PT), recientemente reelegida para un segundo mandato de cuatro años, se comprometió a continuar los grandes programas sociales, y acabar con la miseria.

AFP