'Jóvenes colombianos usan computadores para ocio y no para estudiar'

'Jóvenes colombianos usan computadores para ocio y no para estudiar'

Estudio con un millón de jóvenes revela falta de apoyo de las familias con las tareas.

31 de octubre de 2014, 01:48 am

Aunque casi todos los estudiantes de quinto y noveno grado en el país dicen tener los conocimientos necesarios para utilizar los computadores, la mayoría se enfrenta a dificultades para acceder a ellos desde sus hogares, lo que hace que las escuelas terminen siendo las únicas responsables de la enseñanza sobre el uso de estos aparatos.

Además, la mayoría utiliza estos equipos para navegar, chatear y jugar, y no para actividades como leer o investigar.

Estos son algunas de las conclusiones del estudio ‘Contexto escolar y social del aprendizaje en Colombia’ (Cesac), que se basó en una muestra censal de 1,1 millones de estudiantes que presentaron las pruebas Saber 3, 5 y 9 durante tres años.

El informe lo presentó el jueves el Icfes, durante el seminario internacional de investigación sobre calidad de la educación.

El objetivo del estudio era conocer los elementos del contexto en el que viven los estudiantes que influyen directamente en su desempeño académico y en la presentación de las pruebas de Estado (como las Saber).

De dicha investigación se desprendió, por ejemplo, que el 51 por ciento de las instituciones del país está en comunidades donde la violencia doméstica es el principal problema social que afecta el entorno.

Asimismo, permitió evidenciar que una proporción considerable de instituciones (el 33 por ciento) se ubica en entornos con alta vulnerabilidad frente al conflicto social, y que, en términos de la escasez de recursos, la mayoría se encuentran en comunidades impactadas de manera moderada por estos factores.

Ximena Dueñas, directora del Icfes, enfatizó en que “la importancia de este estudio está en su amplitud, pues recogió una muestra censal de más de un millón de estudiantes”. Destacó también la importancia de que esta entidad no se limite a la evaluación, sino que aporte de manera activa a la investigación en educación.

“Esa es la intención del seminario, que ofrece propuestas para tener más elementos a la hora de diseñar nuevas y mejores políticas educativas”, agregó la funcionaria.

Otro punto analizado en la investigación fue el relacionado con los estilos parentales, la estructura de apoyo familiar y su influencia en el comportamiento académico de los estudiantes.

Así en quinto grado, el cinco por ciento de los niños no recibe apoyo de su familia o de terceros para realizar sus tareas o actividades extraescolares, mientras que el seis por ciento solo obtiene ayuda de un tercero.

En noveno grado, los porcentajes corresponden a 14 y 15 por ciento, respectivamente.

VIDA