Fuero militar pasa su segunda prueba en el Congreso

Fuero militar pasa su segunda prueba en el Congreso

La plenaria del Senado le dio su 'bendición' al proyecto.

Fuero militar pasa su segunda prueba en el Congreso
30 de octubre de 2014, 01:27 am

Luego de una intensa discusión, el pleno de la corporación aprobó en segundo de ocho debates el proyecto de reforma constitucional que fija algunos lineamientos para la justicia penal militar.

La iniciativa, presentada por el Ministerio de Defensa, busca recoger aspectos del proyecto aprobado por el Congreso y que tumbó la Corte Constitucional, sobre todo en lo que tiene ver con la jurisdicción que investigará a los uniformados por algunos delitos.

Los tribunales castrenses no conocerían delitos de “miembros de la Fuerza Pública” relacionados con “crímenes de lesa humanidad, ni de los delitos de genocidio, desaparición forzada, ejecución extrajudicial, violencia sexual, tortura y desplazamiento forzado”.

Esto quiere decir que, por ejemplo, los llamados ‘falsos positivos’ sería juzgados por la jurisdicción ordinaria y no por la militar.

El proyecto también tiene un parágrafo que da un año para que la Fiscalía, en coordinación con los tribunales castrenses, revise “todos los procesos que se adelantan contra los miembros de la Fuerza Pública" y traslade "a la justicia penal militar aquellos donde no se cumplan los supuestos para la competencia de la jurisdicción ordinaria”.

Proposición de Uribe fue aceptada

Este miércoles, el Gobierno aceptó incluir una proposición del senador Álvaro Uribe, que propone que “los jueces y fiscales que conozcan de las conductas de los miembros de la Fuerza Pública deberán tener formación y conocimiento adecuado del Derecho Internacional Humanitario”.

Al sustentarla, el senador Uribe afirmó que su adición había sido “consultada” con el Ministerio de Defensa. “Me dicen que la aprobarían”, agregó.

Para algunos sectores, la defensa de los militares ha sido uno de los pocos aspectos en las que coinciden Uribe y el Gobierno.

Sin embargo, los uribistas fueron derrotados en la idea de revivir el tribunal de garantías que se había propuesto en el proyecto y que no pasó el examen de constitucionalidad.

Esta derrota dejaría en el limbo, en principio, la jurisdicción a la que deberían ir los procesos contra los militares en caso de que haya dudas de si a la militar o a la ordinaria.

Aunque actualmente esta competencia la tiene el Consejo Superior de la Judicatura, no es claro qué pasará si se elimina ese tribunal, como se pretende con la reforma del Estado.

Senado no querían escuchar a representante de ONU

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU ha llamado la atención sobre algunos apartes de este y otros proyectos sobre el fuero militar y ha solicitado eliminar algunos puntos.

Por solicitud de algunos congresistas, Todd Howland, representante de la Oficina de la ONU en Colombia, intervino en la sesión para sustentar una carta que les envió el organismo multilateral a los senadores haciendo sus observaciones.

El senador de ‘la U’ Carlos Soto pidió no escuchar a Howland y dijo que ya había pasado la etapa de las audiencias públicas, las cuales eran el escenario para ello.

Ernesto Macías, senador del Centro Democrático, anunció el apoyo de su partido a la petición de Soto.

José David Name, presidente del Senado, sometió a votación escuchar o no al representante de la ONU y al final se decidió oír sus argumentos.

Luego de su intervención, el senador del Polo Iván Cepeda lamentó que por poco se le negara el uso de la palabra y pidió “respeto” por organismos multilaterales como Naciones Unidas.

REDACCIÓN POLÍTICA