Consejo de Estado desafía a la Corte al revivir siete 'megapensiones'

Consejo de Estado desafía a la Corte al revivir siete 'megapensiones'

Ordenó a Fonprecón que aumente la mesada por encima de $ 20 millones y que pague retroactivo.

Consejo de Estado desafía a la Corte al revivir siete 'megapensiones'
29 de octubre de 2014, 01:44 am

El Consejo de Estado le volvió a dar otro golpe al erario con el favorecimiento de las ‘megapensiones’. Le ordenó al Fondo de Pensiones del Congreso (Fonprecón) pagar cerca de 1.500 millones de pesos a siete excongresistas.

Un fallo de la subsección B de la Sección Segunda, que revocó una decisión de primera instancia, dio vía libre para que los exparlamentarios puedan volver a recibir mensualmente más de 21 millones de pesos de pensión.

Pero no es lo único. Fonprecón debe pagarles el retroactivo por lo que dejaron de recibir desde julio del año pasado, cuando entró en vigencia la sentencia C-258 de la Corte Constitucional que les puso un tope máximo de 25 salarios mínimos (15,4 millones de hoy) a las ‘megapensiones’.

De acuerdo con los estimativos iniciales del Fondo, la decisión de los tres magistrados de esa subsección (Bertha Lucía Ramírez, Gustavo Gómez Aranguren y Gerardo Arenas) le significará cancelarles a los exconcongresistas alrededor de 1.500 millones de pesos.

La medida beneficia a los exparlamentarios Francisco Merilo Herrera Tarantino, Jaime Valderrama Gil, Alberto Rojas Puyo, Norberto Morales Ballesteros, Jesús Antonio Vargas, Carlos Martínez Simahan y José Augusto Trujillo Muñoz.

El argumento que utilizaron los tres magistrados, al resolver en segunda instancia una tutela, es que se violó el debido proceso. Consideraron que Fonprecón debió notificar a cada uno del fallo de la Corte Constitucional que les rebajaba la pensión a los 15,4 millones de pesos mensuales y no como lo hizo, mediante una resolución general.

Señalan en su decisión los magistrados que “a los demandantes no se les brindaron las garantías” necesarias y por ello “les asiste razón cuando afirman que en el referido reajuste de sus mesadas no se garantizó el derecho al debido proceso”.

A juicio de la Sala, Fonprecón estaba en la obligación de informarles sobre la rebaja de su mesada para permitirle a cada uno presentar las pruebas y argumentos que estimara pertinentes a fin de conservar su millonaria pensión.

Al argumentar que se les violó el debido proceso, la subsección le ordenó al Fondo que les reanude el pago de las mesadas en la forma como se venía haciendo antes del 1.º de julio de 2013, desconociendo el fallo de la Corte Constitucional que les puso tope desde esa fecha a las ‘megapensiones’.

Incluso, esta determinación puso el debido proceso por encima del fallo del tribunal constitucional.

Este es, hasta ahora, el mayor desafío del Consejo de Estado a la sentencia C-258 de la Corte Constitucional, pues en ningún otro fallo se había ordenado regresar las pensiones a los topes iniciales, pagar y, menos aún, girar los retroactivos del dinero que dejaron de recibir los excongresistas desde que les bajaron sus mesadas.

También es inédito que, por la vía de un fallo de tutela, el Consejo de Estado haya ordenado pagar dineros de pensiones, cuando este es un recurso que busca únicamente la protección a los derechos fundamentales.

Además, esta determinación abre la puerta para que otros exparlamentarios se escuden en ella y la utilicen como sustento para recuperar sus millonarias pensiones. En camino hay otra tutela de 30 excongresistas que tienen las mismas pretensiones. Pero, en total, los pensionados del Congreso que tenían ‘megapensiones’ son 657.

Por lo pronto, en el presupuesto del fondo no están los recursos para pagar lo que ordena el fallo. El único camino que le queda a Fonprecón es pedirle a la Corte Constitucional que revise esta decisión y la revoque.

Pero mientras esto sucede, los pagos a los siete excongresistas deberán hacerse, con el agravante de que, si tumban esa decisión, de todas maneras no podría recuperarse el dinero que se les haya girado.

Los tres magistrados que tomaron la decisión

El polémico fallo que por primera vez contradice de manera directa la sentencia C-258 de la Corte Constitucional que ordenó ponerles tope de 25 salarios mínimos a las megapensiones fue tomado por una sala de tres magistrados.

Entre ellos está Bertha Lucía Ramírez, quien aunque esta semana salió del Consejo de Estado, ya solicitó a la Comisión Interamericana medidas cautelares para que su pensión no tenga el tope establecido por el tribunal constitucional. Está próxima a jubilarse.

También, Gustavo Gómez, ponente del primer fallo que cuestionó la facultad de los magistrados de la Corte Constitucional para pronunciarse sobre la fecha en la que empieza a fijarse el tope de las ‘megapensiones’.

JUSTICIA