El 'mecato' se volvió parte del menú diario de los colombianos

El 'mecato' se volvió parte del menú diario de los colombianos

El 59 % de colombianos, consultados por Nielsen, dijo consumir estos alimentos por entretención.

El 'mecato' se volvió parte del menú diario de los colombianos
24 de octubre de 2014, 04:20 pm

Los productos fritos empacados, los congelados, las galletas y bizcochos, así como los cereales y dulces llegaron para quedarse en el menú diario de los colombianos que están acudiendo a estos incluso como reemplazo de los alimentos tradicionales.

Aunque cada vez son más las personas que le están echan mano al tradicional ‘mecato’, como reemplazo de alguna de las comidas del día, para calmar un antojo, entretenerse o compartir un momento con amigos y familiares, lo cierto es que a la hora de consumirlos las preferencias se inclinan por aquellos que son más saludables, bajos en grasas y azúcares.

Esto hace parte de lo que halló la más reciente encuesta 'online' adelantada por Nielsen en la que los productos lácteos, frutas, chocolate, galletas, productos de panadería y cereal se encuentran entre los favoritos a la hora de romper un poco con la rutina de los alimentos tradicionales.

La mayoría de los colombianos consultados, el 59 por ciento, indicaron que entretenerse fue el principal motivo que los llevó a consumir esos productos, mientras que para el 38 por ciento admitió que lo hizo mientras compartían con familiares o amigos.

Otros más, el 37 por ciento, lo hicieron para satisfacer un antojo y un 32 por ciento culpó de esto al hecho de haber recibido estos alimentos como un regalo.

También hay motivos funcionales relevantes a la hora de comer 'snacks', señalan los responsables de esta medición en Nielsen. La encuesta indicó que el 31 por ciento admitió que a menudo los consume para calmar el hambre entre las comidas, 30 por ciento los come por nutrición, 27 por ciento para impulsar sus energías, 21 por ciento para subir el ánimo y 10 por ciento como una forma de recompensa por algún logro o meta alcanzado.

Independiente de los motivos que están llevando a que cada vez las personas acudan a este tipo de alimentos, incluso la falta de tiempo, lo que muestran las estadísticas es que hoy un mayor número de colombianos comienzan a sustituir los alimentos básicos de sus comidas tradicionales (desayuno, almuerzo y cena) por los llamados ‘snacks’.

Así, el 23 por ciento de los encuestados por Nielsen lo usa como una alternativa para el desayuno de manera frecuente, mientras un 31 por ciento los come a veces; 14 por ciento los consume a menudo como alternativa de cena, mientras que 34 por ciento lo hace algunas veces; 12 por ciento los toma con frecuencia como reemplazo de almuerzo y 26 por ciento lo hace a veces.

Aunque esta tendencia podría generar alguna preocupación debido a que muchos de estos productos son considerados como poco amigables con la salud de los consumidores, las respuestas de los encuestados indican que los colombianos están aprendiendo a seleccionar cuáles de esos son más saludables que otros.

En el 'top' de los más importantes se encuentran productos lácteos, frutas, chocolates, galletas, productos de panadería y cereal, siendo los favoritos los yogures, el queso, los helados, chocolates y fruta fresca.

Pero a la hora de consumirlos, el 68 por ciento de los colombianos los prefieren naturales, incluso desde el punto de vista del sabor (58 por ciento). También que no hayan sido manipulados genéticamente (49 por ciento) ni tengan colores artificiales (48 por ciento).

Los colombianos también esperan cada día más de estos alimentos, como por ejemplo, que sean bajos en azúcar, grasa, sal, calorías y carbohidratos. De igual forma, que sean orgánicos, que tengan ingredientes de fuentes sostenibles, con alto contenido de fibra y proteínas.

Para los encuestados es importanteque los productos sean frescos (82 por ciento), de buen sabor (78 por ciento); frutales (62 por ciento), jugosos (57 por ciento) y masticables (56 por ciento), entre otros atributos, señala Nielsen.