'El equipo humano es fundamental para convertir una idea en realidad'

'El equipo humano es fundamental para convertir una idea en realidad'

Marcela Henao, ingeniera electrónica bogotana, habla su experiencia como empresaria.

'El equipo humano es fundamental para convertir una idea en realidad'
22 de octubre de 2014, 12:36 am

“Solo el 3 por ciento de los emprendedores que se lanzan a hacer empresa triunfan. El 97 por ciento restante terminan trabajando para ese 3 por ciento”, sostiene Marcela Henao, una ingeniera electrónica bogotana que fundó, junto con su esposo, Leapfactor, una plataforma de movilidad y una aplicación que transforma la manera como las pequeñas y grandes empresas venden sus productos.

Leapfactor surgió al ver el efecto del primer iPhone en manos de los consumidores, lo que generó la idea de reproducir ese poderoso efecto en las empresas, sus empleados y clientes.

Henao y su esposo se preguntaron por qué no trasladar la experiencia de Angry Birds a las aplicaciones de negocios que millones de personas usan diariamente.

Fue así como se pusieron en la tarea de identificar el caso de uso más crítico, común denominador en industrias disímiles, y encontraron que los vendedores –voceros de los productos en las empresas– contaban con herramientas arcaicas que no les facilitaban el trabajo y “en consecuencia, eran los más castigados”.

En julio del 2009 decidieron crear Leapfactor, su plataforma de movilidad, y Salesfactor, su aplicación bandera. “Entre la concepción y la puesta en marcha de la idea nos tardamos un año y medio. Iniciamos la actividad comercial a principios del 2011”, sostiene Henao.

Ellos contaron con el apoyo económico de muchos amigos y exjefes, y ahora están en la fase de crecimiento. Pero la ingeniera colombiana reconoce que los retos, además de ser muchos, son cada vez más complejos.

“Aquí, Endeavor Miami –una fundación de alto impacto– ha jugado un papel crucial para acercar mentores de gran talante cuyo consejo y apoyo resulta invaluable, y su crítica es motivadora”, afirma la empresaria.

“En mi caso, la ayuda también viene en los genes de mi padre, Raúl Henao, de quien heredé el espíritu emprendedor y luchador. Él suele repetirme a diario que “el que trabaja tiene derecho a todo”. (Lea también: Pensar globalmente es la clave del emprendimiento).

Material comercial

Salesfactor concentra en el dispositivo móvil y en una sola aplicación el material comercial producido por mercadeo, presenta el contenido atractivamente y genera cotizaciones y pedidos hasta el cierre del ciclo de venta. Por último, da visibilidad a los directores de ventas de los recursos utilizados en estas y define y reproduce las mejores prácticas.

Hoy, la misión inmediata es el crecimiento, pues la viabilidad del producto está probada y lo que resta es la adopción masiva.

“Salesfactor ha penetrado varias industrias donde la habilidad del vendedor por promover un producto es crítica e impacta los ingresos”, revela la emprendedora.

Frente al consumidor, trabajan con clientes como JP Morgan y Aeroméxico, y están creando valor a través de alianzas con Ingenico y Safety Pay.

“Hoy contamos con más de 50 logos, superando los 100.000 usuarios y con ingresos recurrentes anualizados a Q2 del 2014 de 3,1 millones de dólares”.

Henao recomienda a los emprendedores que si ser emprendedor está en su sistema sanguíneo, usted debe empezar por sudar la frase de “rendirse nunca jamás”.

El proceso de llevar una idea a una realidad que toca, modifica o impacta a una sociedad cuesta mucho. Al principio lo tildan de loco, descalifican y critican hasta el cansancio, pero eso está bien, pues es el proceso de validación que se debe pasar.

Henao también dice que más allá de la idea –que es la parte divertida, innovadora y creativa– está la conformación del “equipo humano”, y es aquí donde el arte de los dioses entra en juego.

Esta ingeniera opina que armar el equipo de trabajo es difícil y que por eso usted debe asegurar uno bueno e “invertir con y en él”, pues “los logros son el resultado del esfuerzo combinado de cada individuo”.

Otro de los factores que se deben tener en cuenta es que es crítico contar con “consejeros”. Henao dice que quienes están comenzando deben buscar las organizaciones que apoyan a emprendedores. En Colombia, Endeavor, por ejemplo, es un catalizador que promueve y alienta al emprendedor, creando ese ecosistema que transforma e impacta la sociedad y su desarrollo a nivel global.

El último consejo de Henao es que a la hora de buscar “capital”, el emprendedor busque “capital inteligente” que, además de aportar dinero, aporte ideas, relaciones, clientes y apoyo, aparte de conocimiento y consejería en los peores momentos.

De lo contrario, el costo del “dinero” termina siendo muy alto y un error. Un mal inversionista es como un mal matrimonio.

ANA MARÍA JARAMILLO
Para EL TIEMPO
MIAMI