Flores para las cortes / En secreto

Flores para las cortes / En secreto

La senadora Claudia López entregó un ramo de rosas blancas al magistrado Jorge Pretelt.

Flores para las cortes / En secreto
4 de octubre de 2014, 11:20 pm

Flores para las cortes

La fotografía muestra el momento en que la senadora Claudia López, de Alianza Verde, entrega un ramo de rosas blancas al magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt. López utilizó las flores esta semana para reducir las tensiones entre los actores públicos que habían escalado el nivel de las discusiones a tonos muy altos.

Los escogidos por la congresista para entregar su regalo fueron los magistrados y el fiscal general, Eduardo Montealegre.

A López se la ha visto especialmente dura y crítica en sus intervenciones en el Senado, hecho que contrasta con las formas amables con las que trata a sus interlocutores, inclusive a quienes no son sus aliados en el Congreso.

Recuerdo póstumo de tres expresidentes

Esta semana, en la celebración del premio de periodismo Gabriel García Márquez, el excanciller panameño Jorge Eduardo Ritter contó una anécdota que dibuja la amistad que tuvieron los expresidentes Alfonso López, Ómar Torrijos y Carlos Andrés Pérez. En una ocasión, los tres iban en una lancha por un río fronterizo entre Colombia y Venezuela y sobrevino una tempestad que ponía en peligro las vidas de los pasajeros. Había que desembarcar en una orilla. Pero como López y Pérez requerían permiso del Congreso para salir de sus países, no se podían bajar. Torrijos entonces exclamó: “¡Ajá, yo que soy un dictador y no necesito permiso, voy a morir como un estúpido por culpa de dos demócratas”.

Poesía para calmar ánimos

Horacio Serpa tuvo que echar mano esta semana de una poesía que había aprendido desde muchacho para calmar los ánimos entre las altas cortes, el fiscal Montealegre y los congresistas ponentes de la reforma sobre equilibrio de poderes. En la cita de las partes, el pasado miércoles en el Consejo de Estado, las tensiones estaban en su pico más alto. Ni se hablaban. Pero cuando Serpa vio a Claudia López entregando rosas blancas a los magistrados, se acordó del poema ‘Rosas blancas’ de José Martí y lo recitó sin dudar: “Cultivo una rosa blanca en junio como en enero, para el amigo sincero que me da su mano franca y para aquel que me arranca el corazón con que vivo; cardos ni hortigo cultivo, cultivo una rosa blanca”. La sala estalló en un solo aplauso.

Mensajes de reconciliación

Colombia con Memoria, un grupo de víctimas del narcoterrorismo del cartel de Medellín, prepara una jornada de sensibilización por la reconciliación, muy de moda. Además de conferencias, y foros, para conmemorar varios episodios que los marcaron, quieren que los sicarios, ‘Popeye’ y la ‘Quica’ (preso en Estados Unidos), envíen mensajes de reconciliación al país. !Valientes¡

La sabiduría de la hija de Mockus

Antanas Mockus le contó al presidente Juan M. Santos que cuando compitió con él por la Presidencia en 2010, hizo una prueba con su hijita de apenas 4 años: puso ocho fotos de ambos delante de ella y la motivó para escogiera quién sería el Presidente. Para sorpresa suya, la niña se lanzó sin vacilaciones hacia el retrato de Santos.

La póliza de Morelli

Ahora que está en Italia, se conoció que la excontralora Sandra Morelli se había blindado para enfrentar los procesos jurídicos en su contra. Compró una póliza que cubría los costos de sus 21 causas disciplinarias. Y habló con el abogado Juan Carlos Prías, con quien no terminó de acordar detalles de su defensa.

Naranjo y Mora, escuderos de Mendieta

La presencia del general (r) Luis Mendieta en La Habana, esta semana con el grupo de víctimas, fue particularmente sensible. Primero que todo, porque las Farc no lo aceptan como víctima y así se lo dijo de manera expresa y un poco dura ‘Iván Márquez’. Pero Mendieta tuvo la fortuna de contar con dos ángeles guardianes que le dieron mucha fortaleza en el encuentro con sus victimarios. Los generales Óscar Naranjo y Jorge Enrique Mora, negociadores del Gobierno, no lo desampararon ni un minuto. Todo el tiempo estuvieron a su lado.

EL TIEMPO