'A través del arte se aprende a ser persona': Teresa Torres de Eça

'A través del arte se aprende a ser persona': Teresa Torres de Eça

"El arte enseña a los niños a mantener sus tradiciones culturales", dice la experta portuguesa.

'A través del arte se aprende a ser persona': Teresa Torres de Eça
30 de septiembre de 2014, 02:44 am

Teresa Torres de Eça, de Portugal, no concibe los modelos de enseñanza que no incluyan el arte; dice que esta es la plataforma para que los jóvenes se apropien de su cultura y la hagan extensiva a través de los años. Su conocimiento en el tema la ha llevado a ser la presidenta de la Sociedad Internacional de Educación a Través del Arte e investigadora en el Instituto de Arte, Diseño y Sociedad de la Universidad de Porto (Portugal).

De visita en Colombia, invitada por la Secretaría de Cultura a un evento en la Biblioteca Luis Ángel Arango, habló con EL TIEMPO acerca de la importancia de su especialidad en la pedagogía.

¿Desde cuándo se comenzó a hablar de la educación a través del arte?

Desde la prehistoria, hombres y mujeres utilizaban la pintura en cuevas, en el cuerpo, en el suelo, la música y la danza para transmitir conocimiento y preparar a los más jóvenes para la vida adulta y para preservar su cultura. En términos académicos, los marcos de la educación por el arte son las obras de John Dewey, Víctor Lowelfelf y de Herbert Read antes y después de la segunda guerra mundial. Estos formularon que, a través del arte, se aprendiera a ser persona y no simplemente que la persona aprendiera a hacer arte. En la década de los cincuenta, la Unesco habló de la obligatoriedad de las enseñanzas artísticas en el currículo de la escuela primaria y la libre expresión como método más adecuado de enseñanza.

¿Qué aportes le ofrece el arte a la educación?

Se desarrollan capacidades y habilidades para el análisis crítico, la resolución de problemas y la curiosidad acerca de los fenómenos. Los niños y jóvenes se vuelven más conscientes del mundo en el que viven y adquieren los medios para resistir e intervenir directamente en su comunidad a través de indagaciones, creatividad, experimentación y riesgos.

¿Cuándo se abandonó el arte como motor hacia la calidad?

En Europa y en otros países del mundo occidental, a partir de los años 90, empezó un periodo de cortes para la educación artística en las escuelas públicas.

¿Cuáles son las experiencias internacionales más reconocidas?

La educación artística busca la formación integral de las personas, como seres sociales e históricos capaces de crear y recrear su propia existencia. En Canadá hay aportes interesantes al integrar artistas en las escuelas primarias, pero en Europa hay muchos ejemplos de programas similares. Los programas de las escuelas extracurriculares de artes en Finlandia, Estonia y Letonia son también interesantes. Pasan cosas interesantes en todo el mundo que involucran arte, educación y comunidad; proyectos de inclusión e identidad cultural. El escenario es muy diverso.

¿El arte puede cambiar poblacionales vulnerables?

Sí. El arte tiene un papel importante no solo como industria creativa sino como pensamiento, expresión y preservación crítica de identidades culturales. Las artes son medios de reconocimiento y de empoderamiento social. El arte puede promover la reconstrucción de significados y nuevas formas de concebir la realidad.

¿Qué experiencias en Colombia conoce?

Cuando participé en el 2009 en la Cumbre Latinoamericana y Caribeña sobre arte y educación en Bogotá quedé muy impresionada por la pasión de los maestros para hacer transformaciones sociales, la calidad de la enseñanza artística, especialmente con los alumnos de escuelas de música y de danza. Me gustó la fuerza de colectivos de artistas como ‘Patos al agua’, que desarrollaban un trabajo de sostenibilidad social y ambiental increíble para sus comunidades.

¿Qué son espacios híbridos para la educación?

Son espacios transversales, dialógicos, donde no hay fronteras entre saberes y áreas de conocimiento que se integran en proyectos de aprendizaje relacionados con la vida real.

¿Qué papel juega la tecnología en todo esto?

Si hablas de tecnologías de información, medios digitales y soportes multimedia, entonces las artes tienen un papel importante. A través de estas, los niños aprenden a manipular imagen, sonido y movimiento. El problema es que no los estamos educando para crear productos de calidad. El arte los puede ayudar a trabajar contenidos de forma crítica a través de los medios sonoros, visuales, cinestéticos y poéticos.

Carol Malaver
Redactora de EL TIEMPO