Medicina hecha a la medida de sus genes

Medicina hecha a la medida de sus genes

Avanza búsqueda de tratamientos que se ajusten a genética particular del paciente y de enfermedades.

Medicina hecha a la medida de sus genes
19 de septiembre de 2014, 12:16 am

Saber quiénes son vulnerables a sufrir los efectos adversos de una medicina o a quiénes no les funcionará y conocer el riesgo que se tiene de desarrollar determinadas enfermedades son dos de las grandes apuestas de la llamada medicina personalizada.

El concepto surgió con el desciframiento del mapa genético, y no es otra cosa que la posibilidad de que cada individuo reciba diagnóstico y tratamiento a la medida de su información genética.

Pablo Lapunzina, coordinador del Instituto de Genética Médica y Molecular del Hospital Universitario la Paz de Madrid, invitado al congreso de genética organizado por la Universidad Icesi de Cali, dice que así como las variantes genéticas son distintas, también lo es la respuesta de cada persona a la medicación.

“Por ejemplo, para la hepatitis C se indica un medicamento al que algunas personas, en función de su información genética, van a responder bien y otras nunca”, explica.

El genetista define la medicina actual como un proceso de ensayo y error, porque aunque aún no se puede saber lo bueno o lo malo que va a resultar un tratamiento para alguien, hay fármacos que para ser formulados –y en razón de los eventuales efectos secundarios que puedan causar– exigen revisar primero la información genética del paciente.
Las reacciones adversas que provocan en algunas personas –dice Lapunzina– pueden obedecer a la respuesta inmunitaria de cada una.

En Colombia

En Cali, Lisa Ximena Rodríguez, jefa del laboratorio de genética molecular y citogenética de la Fundación Valle de Lili, cuenta que ya hacen detección de mutaciones específicas en ciertas enfermedades y también existen moléculas o medicamentos específicos para este caso.

La medicina personalizada es clave para quienes presentan alguna mutación. El tratamiento se logra luego de tomar la biopsia y enviarla a patología, porque, pese a tratarse de un mismo diagnóstico, hay quienes tienen la alteración y otros no.

A los que la tienen se les proporciona una molécula específica que evita que ciertas células se sigan reproduciendo.
“En el cáncer pulmonar no microcítico, por ejemplo, nosotros determinamos una mutación en el gen EGFR, y ya existe una molécula específica que va a beneficiar mucho a los afectados por ella. La respuesta a dicho fármaco se conoce científicamente como ‘efecto Lázaro’, porque levanta al paciente, por lo menos por un año y medio más”, explica Lisa Ximena Rodríguez.

Medicamento aprobado

Este tipo de medicina en el país– dice la genetista– se aplica de acuerdo con la gravedad del paciente, las reacciones adversas que ha presentado a su tratamiento y la disponibilidad de un medicamento que ya esté aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), de Estados Unidos, y el Invima en Colombia.

Ese tipo de detecciones o diagnósticos, según Rodríguez, no están cobijados por el POS. En Valle de Lili, por ejemplo, la casa farmacéutica patrocina el examen para los pacientes con la mutación del cáncer de pulmón.

“Contamos con los resultados de un estudio según el cual del 20 al 30 por ciento de todos los pacientes examinados presentan la mutación, y es ese porcentaje el que necesita una medicación especial o personalizada”, agrega.
En casos de detección preventiva de una enfermedad, la especialista dice que, por ahora, las personas solo lo piden cuando hay graves antecedentes familiares.

Ambos especialistas coinciden en que este es un camino en el que se seguirá avanzando más rápidamente en algunas enfermedades, no por darle prioridad sobre otras, sino porque simplemente algunas tienen mejor predicción, por ejemplo, a medicaciones contra el cáncer, sida hepatitis y enfermedad inflamatoria intestinal e infecciones.

ANDREA FORERO
Redactora de EL TIEMPO