Sofía, la niña de 10 años que cambió la movilidad de la 151

Sofía, la niña de 10 años que cambió la movilidad de la 151

Esta estudiante logró que Movilidad instalara la señalización adecuada frente a su colegio.

Sofía, la niña de 10 años que cambió la movilidad de la 151
15 de septiembre de 2014, 01:21 am

Ana Sofía Trillas, estudiante de cuarto de primaria del colegio Santa Francisca Romana, ‘Las pachas’, cambió el diario vivir de sus compañeras a sus escasos 10 años.

“Yo estaba un día en la entrada del colegio y un taxi pasó y me rozó la maleta”, cuenta. Por esta razón, Sofía se preguntó qué podía hacer para evitar que ella y las demás estudiantes de ‘Las pachas’ (como es conocido el colegio) estuvieran en riesgo de sufrir accidentes, pues al salir de la institución deben caminar por la calle 151, una de las vías más transitadas del sector.

Consultó y entre sus amigos encontró al personero distrital Ricardo Cañón; al notarlo, la pequeña no dudó en contactarlo y de su puño y letra envió una carta a su despacho en la que solicitaba que se instalara una señalización adecuada “para evitar accidentes en los colegios del sector”.

Pasaron algunos días y no hubo respuesta, por eso insistió y de nuevo escribió una carta en la que anexaba un mapa dibujado de los colegios de la zona e ilustraba los peligros a los que se exponían los estudiantes del Liceo de Cervantes, los colegios Anglo Colombiano, Colsubsidio Norte, Teresiano y ‘Las pachas’.

Se acabó el periodo escolar y durante sus vacaciones la estudiante visitó a la rectora de ‘Las pachas’, Liliana Arango, para hacerle comentarios sobre el colegio.

Sin imaginárselo, a su llegada a la institución, Sofía se encontró con personal de la Secretaría de Movilidad que “estaba pintando la calle”, cuenta sonriente y con los ojos brillantes. Su petición había dado frutos.

El logro de la estudiante hizo que recibiera reconocimientos del personal de la institución; hoy Sofía asegura que “las niñas me quieren, me agradecen, muchas me abrazan y ahora todas saben mi nombre”.

Los maestros de la institución afirman que Sofía “es una niña muy pila, tiene una actitud de liderazgo muy chévere, apenas conoció a la rectora ya le estaba haciendo propuestas para el colegio” y es este carácter emprendedor el que le ha dado la confianza necesaria para emprender acciones que se pensaría que no son normales para su edad.

Sin embargo, ella jamás pensó que no la fueran a escuchar, ni por su edad, ni porque la petición la hizo en una dependencia que no tenía competencia sobre el tema; ella estaba decidida y sabía que su solicitud iba a prosperar.

“Es que yo pensé en que en el colegio hay muchas niñas que tienen maletas de rodachines y algunas con muletas y es muy difícil pasar las calles cuando hay mucho tráfico; ahora, con las señales, los carros tienen que frenar y quedan espacios para cruzar”, cuenta.

Con los ocho años que ha estudiado en ‘Las pachas’ y otros siete que le restan, Sofía espera convertirse en científica, actriz o abogada, pues quiere “ayudar a las personas, a la ciudad”.

CAROLINA DELGADO
Redactora de EL TIEMPO ZONA