Dos de cada 10 empresas ya tienen 'apps' propias para sus negocios

Dos de cada 10 empresas ya tienen 'apps' propias para sus negocios

Un 22 por ciento de las compañías en Colombia y América Latina cuentan con esta herramienta.

29 de agosto de 2014, 12:51 am

El uso de las aplicaciones para los teléfonos inteligentes está dejando de ser un asunto exclusivo de los niños (para juegos) y del servicio de transporte en taxi o del controvertido Úber, y se está convirtiendo en una herramienta para que muchas empresas gestionen sus operaciones y suban sus ventas.

Firmas de salud como la Nueva EPS y Famisanar y de comidas como Jeno’s Pizza; financieras, como el Banco GNB Sudameris y Metlife; aerolíneas como Avianca para el registro de viajeros y expedición de pasabordos, y hasta empresas de transporte terrestre, como Flota La Macarena, son algunas de las que utilizan estos nuevos desarrollos tecnológicos o trabajan en ellos, buscando nuevos canales de contacto con sus clientes.

Estos casos son solo una muestra de una tendencia que se viene tomando a varias empresas del país y de América Latina, según un estudio de la firma Genexus Internacional, que revela que en Colombia y en América Latina cerca del 22 por ciento ya cuenta con una estrategia de aplicaciones móviles funcionando.

Además, según la investigación, realizada en varios países de la región, en el 15 por ciento de las consultadas ya hay iniciativas de este tipo en fase de implementación, mientras el 19 por ciento está en camino de hacerlo dentro de un periodo de 6 a 18 meses.

Aníbal Gonda, de Genexus Internacional, dice que, más allá de una cuestión de moda, se trata de una tendencia que llegó para quedarse, por los beneficios que les da a las empresas en materia de costos y de administración de la relación con los clientes.

Comercio lidera

En la región, hay algunos sectores que están siendo más dinámicos que otros. Por ejemplo, uno de los más activos es el de las firmas de comercio minorista, porque están tomando la decisión de hacer de sus aplicaciones móviles una extensión de su punto de venta, mientras los negocios que se crean lo hacen a partir de este tipo de herramientas, como es el caso de Tappsi o Úber.

El experto afirma que en Colombia no existe una actividad económica que predomine en el uso de estas aplicaciones, sino que el panorama es genérico, ya que depende de la iniciativa y la capacidad de innovación de cada firma, según el sector en el que se mueva.

Agrega que, mientras en la mayoría de países de América Latina el sector financiero es uno de los más conservadores a la hora de utilizar estas soluciones, en Panamá este es el que más ha evolucionado en este sentido.

Por su parte, Miguel Mc Allister, gerente de tecnología de la firma Clickdelivery, atribuye esta situación a que en Colombia las iniciativas del Gobierno para poner a la vanguardia al país en tecnología han sido enfocadas fundamentalmente en los dispositivos móviles, ya que los equipos no tienen IVA y están exentos de aranceles, así como las tabletas.

“El crecimiento en móviles ha sido impresionante. Ahora en Colombia debe haber más o menos unos 2 millones de smartphones conectados a internet y utilizando todas las funcionalidades”, informó el directivo.

Mc Allister recuerda que prueba de ello es que en el 2012 Colombia fue el país del mundo con mayor crecimiento en número de móviles.

Cliente, en contacto

Lo llamativo de la tendencia es que en la gran mayoría de un número creciente de empresas están tomando la iniciativa, pues, como se trata de ahorrar costos, es mejor hacerlo con soluciones propias o hechas ‘en casa’.

“Actualmente, el panorama macroeconómico mundial no es muy favorable y por esta razón una de las principales preocupaciones de los empresarios es agilizar y optimizar sus operaciones sin que esto impacte directamente sus costos”, sostiene el estudio.

Esta situación se venía manifestando desde hacía varios meses, porque, en un sondeo realizado entre directivos de empresas de América Latina, el 54 por ciento respondió que las inversiones en software las pensaban hacer en desarrollos propios, mientras el 30 por ciento, contratando a un tercero para tal fin.

De acuerdo con el estudio, el 64 por ciento de las aplicaciones más utilizadas corresponde a los sistemas de planificación empresariales que administran aspectos de producción, distribución y otros, conocidos como ERP, por sus siglas en inglés.

En su orden les siguen las diseñadas para administrar la relación con el cliente (CRM), con el 53 por ciento, y los esquemas de automatización de la fuerza de ventas, con el 43 por ciento.

Aníbal Gonda subraya que el usuario está pidiendo tener en su teléfono inteligente aplicaciones de gestión y que estas no vienen a sustituir otros sistemas de contacto con el cliente.

“Son alternativas para adoptar y cuyos usuarios van a ser más fieles, al ser más grande su cobertura”, dijo y explicó que estas soluciones también están creciendo para que los empleados tengan herramientas de gestión en los dispositivos móviles que les asignan las empresas. Aunque su masificación depende de cada mercado, el crecimiento se calcula en niveles del 50 por ciento, pues “la aceleración es muy rápida”.

América Latina comenzó más tarde

Si bien el desarrollo de las aplicaciones móviles ya supera el 22 por ciento en América Latina, en este tipo de canales Colombia y la subregión todavía están detrás de Europa.

“Estamos un poco rezagados, pero empezamos a correr”, dice Aníbal Gonda, experto de Genexus Internacional.

Por ejemplo, algo para cambiar en América Latina es el hecho de que las empresas de telefonía han tenido cierto retraso en evolución tecnológica, que, según Gonda, por suerte ha mejorado y, con ello, se podrán hacer mejores aplicaciones.

Agrega que el desarrollo de apps móviles no es algo altamente costoso, pues el monto depende de la tecnología con la que se formulan.

Incluso, en algunas empresas su desarrollo ha permitido superar algunas barreras, ya que no es necesario hacer inversiones en equipos especializados, sino que en los teléfonos móviles de los mismos empleados se pueden instalar las aplicaciones de preventa de productos o pedidos, entre otras.

Pero, a la hora de hacer un desarrollo de esta naturaleza, la empresa debe tener claro qué problema o necesidad le va a resolver al usuario. Por ejemplo, si una firma tiene muchas sucursales, estas se ven en un listado al mostrarlas en el computador, pero en un dispositivo móvil la información debe estar asociada a un mapa, ser geolocalizada y debe mostrar los puntos más cercanos a la ubicación del usuario.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Economía y Negocios