¿Vale la pena comprarse un TV curvo de Ultra Alta Definición?

¿Vale la pena comprarse un TV curvo de Ultra Alta Definición?

Probamos el UHD Curvo de Samsung y nos topamos con un equipo que sorprende por diseño e imagen.

¿Vale la pena comprarse un TV curvo de Ultra Alta Definición?
25 de agosto de 2014, 07:25 pm

Desde la era de la televisión CRT, la de los televisores ‘gorditos’, la curvatura de las pantallas era toda una revelación. Hoy en día dicho concepto aterriza en las poderosas pantallas LED, como un paso evolutivo que muchos miran con escepticismo y curiosidad.

El borde de la pantalla no posee un marco voluminoso, lo que lo hace elegante y muy fino.

Hemos probado uno de estos modelos de televisores curvos, de la compañía Samsung, para descubrir que este gran avance tecnológico, que nos pone en la sala de la casa un panel cóncavo con cuatro veces mayor resolución que un TV ‘Full HD’, se suma a una variedad de innovaciones que sin duda le darán la sensación de estar frente a un dispositivo traído del futuro.

Lo primero y más evidente es su diseño. Estos equipos poseen muy poco margen de marco lateral, lo que sumado a su curvatura de 4.200 milímetros de radio, así como a su gran pedestal en color metálico, le imprimen una apariencia futurista y muy elegante. Es decir, se ve imponente y muy moderno, factor que para aquellos que aprecian el diseño y la composición con el resto de la sala o el lugar, es de máxima importancia.

Hasta su control remoto, pequeño y curvo (por supuesto), hace rima con el concepto.

El control remoto es pequeño y liviano, ideal para 'moverse' entre las opciones y aplicaciones del TV UHD.

Luego lo impactará la calidad de la imagen. De base, estamos frente a un equipo que tiene cuatro veces más puntos de luz en su panel que un TV ‘Full HD’. Esto significa, si pensáramos en una tela, que es un lienzo que tiene 3840 hilos verticales, por 2160 horizontales. Claro, se necesitan contenidos que vengan con la capacidad de encender tal cantidad de hilos de luz y allí este Samsung UHD Curvo tiene varias de sus ventajas.

Posee un ‘cerebro’ de cuatro núcleos dedicado al mejoramiento de las imágenes. En este caso, analiza el contenido que despliega (incluso videos desde una memoria USB, etc.) para multiplicar por cuatro la cantidad de puntos de luz y así sacarle jugo a los ocho millones de puntos de luz que tiene.

Así se derrumba una de las principales dudas a la hora de adquirir un TV con ultra alta definición. Si bien aún escasean los contenidos hechos para semejante resolución, la posibilidad de escalar lo que ya existe en películas, videos, canales de TV, etc., permiten disfrutar del sistema de video que será estándar en los próximos años.

Ese mismo chip de procesamiento ejecuta otra tarea importante y diferencial: el potenciador de profundidad. Esta función de ‘auto depth enhancer’ lo que hace es reconocer los objetos en las imágenes en tres planos: frontal central y fondo. De esta manera, crea un efecto de profundidad del contenido que, junto a la curvatura de la pantalla, transmiten una sensación de 3D natural.

Samsung3 on Make A Gif

En nuestras pruebas, este efecto se nota mejor en escenas de paisaje, amplias, en donde la inmersión se hace real.

Otra de las características que sorprenden de este equipo es su despliegue de tonalidades de color, algo que parece ya una obsesión para Samsung en toda su línea de productos. Tanto en celulares y ahora en tabletas, con la línea Galaxy Tab S, la empresa ha dejado en claro que acercarse lo más posible al despliegue de la paleta de colores de la naturaleza no es algo pasajero sino una directriz en su oferta.

En el caso de estos UHD curvos se incluyó un sistema llamado PurColour el cual aumenta por siete veces las tonalidades de color que cada uno de los ocho millones de puntos de luz puede emitir en pantalla y lograr así una viveza y naturalidad en las imágenes. Es decir, que mientras un TV de ultra alta definición emite, por ejemplo, 27 tonos distintos del color rojo, este UHD de Samsung se acerca a las 190 tonalidades del mismo color.

Pese a lo que se pudiera pensar, el ángulo de visión de estos equipos es bueno, tanto si se visualiza de frente o de lado, gracias a su radio de curvatura.

Samsung1 on Make A Gif

Ahora bien, los UHD de Samsung vienen rematados con los sistemas de interacción inteligente de la gama Smart. Es decir, podrá ‘hablarle’ al TV: pedirle que cambie de canal, suba o baje el volumen, que active una aplicación específica, entre otras tareas.

Samsung2 on Make A Gif

También reconocen el movimiento de las manos, con las que podrá operar las mismas tareas arriba descritas e incluso moverse dentro del sistema inteligente del TV, para ‘pasar de página’ entre las aplicaciones, los videos de internet, y activar uno de ellos moviendo el dedo índice como si presionara el botón de un ratón de PC, todo ello ahora de manera mucho más natural, sin movimientos exagerados, sino con levantar levemente la mano como si fuera a saludar suavemente a alguien.

En materia de contenidos y aplicaciones disponibles en la oferta Smartv de Samsung podríamos armar una nota adicional extensa. Videos para hacer ejercicio, aplicaciones educativas para niños, películas, música y muchas novedades completan la utilidad de este UHD curvo.

Finalmente, y tal vez lo más importante, junto con su calidad de imagen, está la opción de tener un televisor que dure muchos años. Esto debido a que todos sus conectores y funciones están condensados en una caja denominada ‘One Connect’, la cual se puede cambiar en caso de que alguna tecnología evolucione o se modifique.

El Once Connect se actualiza año con año para que cambie sólo esa caja y no todo el televisor. De esta manera el TV evoluciona a las últimas tecnologías.

Incluso, año con año, Samsung incluye distintas funciones, contenidos y mayor potencia de procesamiento en este kit evolutivo, lo que garantiza que podrá tener un televisor con la mejor resolución posible por muchos años, así como con las tecnologías de comunicaciones, conectividad y funciones de última generación, sin necesidad de cambiar todo el equipo y por un precio alrededor de $300.000.

Características técnicas

Resolución: UHD con 3840 por 2160 puntos o píxeles.

Tamaños disponibles: de 55, 65 y 78 pulgadas.

Panel: curvo de 4.200 milímetros de radio con tecnología 3D.

Audio: DTS Premium Sound de 5.1

Tecnologías de imagen: Auto Depth Enhancer, que eleva la calidad del video para que aproveche su máxima resolución; PureColour, que eleva la cantidad de tonos de color para una mayor definición y realismo.

Sintonizador: DVBT-2, es decir, compatible con la señal de aire de alta definición, o de televisión digital terrestre autorizada para Colombia.

Conectividad: WiFi, red cableada, USB (3), HDMI (4), video componente. Todos en la caja externa One Connect, la cual se puede cambiar para evolucionar la conectividad y funciones del televisor.

Precio: desde $7 millones.

El veredicto de Tecnósfera

Lo mejor: su diseño y calidad de imagen. El Samsung UHD Curvo es un paso en la evolución de televisión. Ofrece colores muy vivos y un sistema que eleva el contenido que recibe a la máxima resolución que ofrece de 8 millones de puntos de luz en su panel, lo que, junto a One Connect, la caja que contiene todos sus conectores y funciones, la cual se puede cambiar año con año para tener siempre lo último en tecnología, lo convierten en una gran inversión para tener siempre al mejor televisor del mercado.

Por mejorar: su precio puede parecer alto. No obstante, por diseño y tecnología, este tipo de televisores están enfocados en personas que quieren tener dispositivos que están fuera del lote, fuera de lo común.

Consulte los precios de los televisores Samsung en Colombia en Loencontraste.com

Evaluación del TV curvo HU9000 en Loencontraste.com

Compare estos televisores curvos de Samsung en Lo encontraste.com


REDACCIÓN TECNÓSFERA