En Santander se construye el Cristo que desbancará al Corcovado

En Santander se construye el Cristo que desbancará al Corcovado

Gobernación destinó 43.000 millones de pesos de regalías del petróleo para construir el Ecoparque.

En Santander se construye el Cristo que desbancará al Corcovado
30 de julio de 2014, 03:19 am

Cuatro enormes piezas blancas entre las que sobresalían varios dedos gigantes rompieron ayer la monotonía de algunas vías del área metropolitana de Bucaramanga, donde en potentes camiones fueron transportadas las primeras partes del monumento al Santísimo, que con 40 metros de longitud será más alto que el Cristo del Corcovado de Río de Janeiro (Brasil). (Vea imágenes de la construcción).

En Belalcázar (Caldas) hay un Cristo que mide, contando el pedestal, 45,5 metros. La diferencia consiste en que, realmente, la escultura del Cristo mide unos 25 metros, pues su pedestal es un edificio de unos 20 metros.

Un vasto operativo, que esforzó al máximo a 84 personas durante ocho horas, fue necesario para trasladar desde una bodega de Girón hasta Floridablanca a las pesadas piezas del enorme Cristo que se convertirá en uno de los atractivos del Ecoparque El Santísimo, que desde el 2015 abrirá sus puertas en la vereda Helechales.

La fila de los camiones que movilizaron, cada uno, cuatro toneladas de peso, paralizó por minutos el tráfico en las vías, pues mientras algunos conductores debían dar paso a los largos automotores, otros tomaban fotografías y hacían videos con sus celulares.

El traslado de las primeras cuatro piezas, de nueve en total, se realizó a menos de 20 kilómetros por hora. A las fallas mecánicas que presentó uno de los camiones, y que generó un retraso en el tiempo establecido, se unieron las dificultades sorteadas para superar cables de energía, ramas de árboles y puentes.

Hoy continuará el traslado de las demás partes del Santísimo. La ‘peregrinación’ de las piezas se extenderá por dos semanas, y finalizará con el traslado de la cabeza, que sería enviada en un helicóptero. Juan José Cobos, escultor del monumento, dijo que en su creación trabajaron más de 20 personas en los dos últimos años, entre arquitectos, escultores, calculistas e ingenieros.

“Fueron múltiples procesos para el Cristo que está cubierto por un polímero insaturado. Una parte de modelaje artística, mucha tecnología escaneada con láser 3D, se cortó con mecanismos digitales y para la fundición se acopló la estructura con un ‘esqueleto’ mecánico que es casi un edificio interno”, indicó Cobos.

Carlos Fernando Sánchez, director de la Corporación Parque Nacional del Chicamocha, responsable de la obra, recordó que en el Ecoparque se están invirtiendo 43.000 millones de pesos, de los cuales 2.600 fueron destinados para el monumento.

“El Ecoparque tendrá un gran sitio para espectáculos con capacidad para 3.000 personas, un teleférico que recorrerá 1.380 metros, una casona con restaurante y museo, un salón de convenciones, locales comerciales, oratorio y una alameda con cafetales”, agregó Sánchez.

Críticas al Ecoparque

Por otro lado, un choque de conceptos técnicos y enfrentamientos entre dirigentes ha suscitado en Santander la construcción del Ecoparque en el que, en una vereda de Floridablanca, la Gobernación destinó 43.000 millones de pesos provenientes de las regalías petroleras.

Mientras los responsables de la millonaria obra aseguran que no se han violado normas ambientales y de construcción funcionarios de Floridablanca insisten en lo contrario.

Tras una revisión de documentos oficiales varios concejales de Floridablanca denunciaron que, según su criterio, se habrían cometido ciertas irregularidades en las expediciones de las licencias ambientales y de construcción del ambicioso proyecto turístico que sería visitado cada día por unas 6.000 personas.

El personero de Floridablanca, Jairo Céspedes, exigió a la Curaduría y a la Secretaría de Planeación Municipal la suspensión del proyecto “porque el terreno donde se hace es una zona protegida”

Los responsables y vigilantes de la obra precisaron que los cuestionamientos al Ecoparque no tienen sustentación legal pues el proyecto cuenta con los permisos que exige la ley.

Basados en un documento donde la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales no halló ninguna irregularidad en las licencias y ejecución, quienes están al frente de la obra refutaron a sus contradictores.

BUCARAMANGA