Lea con atención las etiquetas de lo que consume

Lea con atención las etiquetas de lo que consume

No necesariamente un producto que parece personal tiene una sola porción.

Lea con atención las etiquetas de lo que consume
15 de julio de 2014, 10:31 pm

Aprender a leer el contenido nutricional de los alimentos no solo le permite mantener mayor control de su peso corporal, sino comer con conciencia lo que más le conviene a su organismo.

En el país no existe la cultura de leer las etiquetas y, en general, quienes se interesan por hacerlo no logran interpretar su significado. (Lea aquí Le Tengo el Remedio: 'A mejorar sus hábitos')

El médico endocrinólogo Hernán Yupanqui dice que no es suficiente con decirle a la gente cuál es el contenido de un alimento; considera que hay que hacer pedagogía de qué tan buenas para la salud son ciertas cantidades de calorías, vitaminas, minerales, fibra, grasas, carbohidratos y sodio.

“Si al día es recomendable comerse 400 gramos de carbohidratos, el paquete debe decir cuánto suma esta porción, para que cada persona controle sus límites. En Estados Unidos, además de poner etiquetas, explican cuáles son los valores recomendables por persona, de lo contrario no es útil que la industria cumpla la norma”, agrega.

Esto dicen las etiquetas

Antes de comprar cualquier producto revise, por ejemplo, la información calórica. Esta le indica el número de calorías en una porción. La idea es que usted mismo ajuste el número, dependiendo del tamaño de la porción que coma.

Los rotulados deben ser claros

Colombia cuenta con varias regulaciones para alimentos y otras que están en proceso de elaboración.

Jannet Arismendi, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Facultades de Nutrición y Dietética, explica que la norma pide ofrecer al consumidor una información nutricional clara y comprensible sobre el producto, que no induzca a engaño o confusión y le permita efectuar una elección informada.

La especialista dice que todo producto debe llevar rotulados con información sobre su contenido, y aclara que cuando estos llevan un plus nutricional (ligeros, bajos en sodio y sin azúcar, por ejemplo), la industria debe expresarlo con claridad en la etiqueta.

Arismendi insiste en que ahora la gente está direccionando sus preferencias hacia lo saludable. En ese orden de ideas, es importante que la industria de alimentos cumpla con las normas que regulan las declaraciones de salud y nutrición en los alimentos, al igual que los términos que los describen, como alto, fuente, fortificado, adicionado, reducido y light.

Tenga en cuenta

Tamaño de la porción: esta sección le muestra cuántas porciones hay en el paquete y de qué tamaño es cada una. Generalmente se habla de cucharadas o unidades.
Recuerde: toda la información nutricional en la etiqueta se basa en una porción del alimento; con frecuencia, un paquete de alimento contiene más de una porción. No se exceda.
Cantidad de calorías: las calorías indicadas equivalen a una porción del alimento. Las calorías de grasas indican cuántas hay en una porción.
Tenga en cuenta: un producto que no contenga grasa no necesariamente significa que no contenga calorías, ya que estas también provienen de los carbohidratos y proteínas.

Con información de Medline Plus

ESTILO DE VIDA