La carta de protesta por caricatura contra la Selección en Bélgica

La carta de protesta por caricatura contra la Selección en Bélgica

La firma el embajador de Colombia en Bruselas, Rodrigo Rivera.

1 de julio de 2014, 05:34 am

Señor

BENJAMIN DECEUNINCK

Director del Programa Viva Brasil: Los análisis en estudio

Cadena RTBF

Bruselas

Señor Deceuninck:

El pasado sábado 28 de junio durante la transmisión del programa Viva Brasil: los análisis en estudio, antes del partido Colombia – Uruguay, se presentó un dibujo del caricaturista belga PAD´R denominado “La Colombie respire la confiance” el cual lesiona la imagen no solo de los jugadores de fútbol de la selección Colombia sino de todos los colombianos.

De acuerdo con la legislación belga, en especial a la Ley Anti-Discriminación del 10 de mayo de 2007, esta conducta está prohibida en este país y se sanciona drásticamente. En efecto, la caricatura mencionada y su presentación en su programa de análisis, es una evidente discriminación y muestra un prejuicio contra todos los colombianos en razón de nuestra nacionalidad, de la cual nos sentimos muy orgullosos.

Por otro lado, el código deontológico belga en su artículo 28 señala que a los periodistas se les prohíbe cualquier incitación a la discriminación, incluso de manera indirecta.

En este caso, es evidente la irresponsable y ofensiva utilización de un estereotipo en contra de los colombianos que no podemos admitir, ni a la luz de la legislación belga ni de la excelente relación que existe entre nuestros pueblos y nuestros países. Y que al mismo tiempo es abiertamente injusta con un país líder en la lucha contra el problema mundial de las drogas y en el sacrificio que ella ha implicado.

Actos como éste constituyen un ultraje a un pueblo que ha sido víctima del problema de las drogas y a un país que ha sido líder en el combate mundial contra este flagelo, que ha asumido un alto costo económico, social y, lo más importante, humano. Para Colombia el tema de las drogas es algo muy serio, que representa dolor, angustia y muerte.

Es por esto que le expreso mi protesta, que es la de nuestro gobierno y nuestro pueblo y le pido la apropiada rectificación de una conducta que no debe repetirse, así como las excusas a la comunidad colombiana en Bélgica integrada por estudiantes, profesionales y trabajadores de bien que contribuyen con su esfuerzo al bienestar de esta sociedad.

Atentamente,

RODRIGO RIVERA
Embajador de Colombia