'El proceso de paz está muy bien visto por la comunidad internacional'

'El proceso de paz está muy bien visto por la comunidad internacional'

Exministro israelí afirma que no debe haber duda sobre apoyo internacional a diálogos con las Farc.

'El proceso de paz está muy bien visto por la comunidad internacional'
4 de junio de 2014, 03:03 am

Shlomo Ben Ami, vicepresidente del Centro Internacional de Toledo por la Paz (CITpax) y exministro israelí, de visita en Colombia, aseguró que la comunidad internacional es optimista frente al proceso de paz del gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc. Considera que, independientemente de si hay o no cambio de Presidente, Colombia podrá seguir adelante con las negociaciones.

¿Hay preocupación de la comunidad internacional por el punto de víctimas?

Este punto es vital porque son las más afectadas por el conflicto y hay que buscar el camino para que haya suficiente grado de justicia y satisfacer a las víctimas, pero al mismo tiempo pensando en las potenciales víctimas del futuro. Si me ocupo solamente de las víctimas del pasado, puedo llegar a una situación en la que no resuelva el problema de las víctimas del futuro, porque el conflicto puede seguir. Ese es el equilibrio que hay que mostrar.

¿Está de acuerdo con que se creen comisiones de la verdad?

Desde luego. Eso fue lo que creó Sudáfrica cuando se pasó del apartheid (sistema de segregación racial) al Gobierno de la mayoría negra. Nadie fue a la cárcel. Después de tantos años de represión brutal contra la mayoría negra, los culpables aparecieron en televisión, confesaron sus pecados, se arrepintieron y hubo reparación a las víctimas.

¿Debe haber penas alternativas para las cabecillas de las Farc?

Esto todavía se va a negociar. A mí me consta que impunidad no es un término que el presidente Santos esté barajando, no es el término que lo guía. Está buscando mecanismos para que se haga justicia. En estos tipos de conflictos no podrá haber justicia plena porque esto puede llevar a que al final no haya acuerdos. Siempre habrá un camino medio. Incluso con los paramilitares no hubo justicia plena.

¿No es posible la justicia plena?

Hay solo una manera de llegar a la justicia plena y es seguir la guerra hasta el final. Otro año, 2 años o 10 y derrotarlos a todos, y los que quedan vivos, meterlos a la cárcel. Esa es la justicia plena. Lo hizo Sri Lanka en la guerra contra los tamiles (grupo militar separatista), en la que destruyó su sociedad. El gobierno de ese país cometió crímenes atroces y afectó a la población no rebelde. Hoy Sri Lanka es un país condenado por la comunidad internacional y eso no es lo que quiere Colombia.

Las negociaciones se están dando sin cese del fuego...

Colombia, como nación que no tiene que darle explicaciones a nadie, tiene que permitirse buscar márgenes más generosos para llegar a una reconciliación y construir un futuro mejor. No tiene que estar hasta el final llevando la guerra, lo cual también es una solución legítima. Si quieren ir al final con el conflicto, la geografía colombiana es muy compleja para estas guerras. Estados Unidos no lo consiguió en Irak, todavía está ahí Al Qaeda.

¿Qué opina del acuerdo que se alcanzó sobre drogas y cultivos ilícitos?

Es histórico. Espero que el pueblo colombiano lo esté valorando. A Colombia se le puso durante largos años internacionalmente la imagen de la droga, y eso ha hecho enormes daños. Así que cuando termine el conflicto y se selle la cuestión de la droga, eso influirá no solo en Colombia sino que va a impactar a México y Estados Unidos. Colombia puede estar entrando en una nueva fase ante la comunidad internacional.

¿Preocupa a la comunidad internacional lo que pueda pasar con el proceso de paz ante un eventual cambio de gobierno en Colombia?

Creo que lo que el pueblo colombiano decida siempre será bienvenido. Este es un país responsable, esta es una sociedad madura. Este proceso está muy bien visto por la comunidad internacional, en eso que no quepa duda. El presidente Barack Obama y las agencias de la ONU están expectantes y están viendo cómo está avanzando el proceso.

¿Va a haber más apoyo internacional al momento de implementar los acuerdos?

Creo que las negociaciones se están llevando a cabo sin intervención activa de una tercera parte. Hay países garantes como Cuba o Noruega, pero no tienen un papel activo. En el momento de la implementación no habrá, en mi opinión, más remedio que involucrar a terceras partes porque se trata de recoger armas, desmovilización, supervisar la transición a una nueva situación de paz. Todo esto requiere terceras partes para prestar asistencia, incluso económica, para los costos de esta desmovilización, pues al final se trata de una inserción a la sociedad, de evitar que esto ocurra de nuevo.

ÁNGELA MARÍA MEJÍA CANO
Redactora de EL TIEMPO