Abrirán concurso para construir tren de cercanías

Abrirán concurso para construir tren de cercanías

Avanzan estudios de un consorcio privado. Gobierno decidirá si los aprueba.

Abrirán concurso para construir tren de cercanías
3 de junio de 2014, 12:19 am

En manos de la Nación, la Gobernación de Cundinamarca y el Gobierno de Bogotá quedó una propuesta de factibilidad para la construcción de un tren de cercanías que conectaría a Bogotá con el occidente y con el sur, por el sistema de alianza público privada (APP), cuya inversión se estima en 1.050 millones de dólares, con una etapa de ejecución de tres años.

La estructuración de la propuesta para el sistema férreo ligero comenzó desde el 2013. Precisamente, el 30 de mayo del año pasado, el consorcio integrado por las firmas Vossloh de Alemania (productor del material rodante–locomotoras), Torres Cámara de Valencia, España (infraestructura) y Conconcreto de Colombia (infraestructura) radicó la propuesta de prefactibilidad.

"Con este paso ratificamos el comienzo de la construcción del transporte multimodal. La tecnología del Tren Tram le conviene a Bogotá y con esa innovación iniciamos la integración en la movilidad”, dijo el alcalde Gustavo Petro.

Ahora, el proyecto, denominado Región Tram, está en etapa de factibilidad. Se trata de un sistema de transporte ferroviario que emplea vehículo eléctrico ligero con doble funcionalidad, que se anuncia como menos contaminante y más rápido y seguro, por parte del consorcio.

El sistema atendería dos corredores en vía doble: el occidente, que iría de la estación de la Sabana al municipio de Facatativá, incluyendo un ramal al aeropuerto El Dorado, y el sur, que iría de la estación de la Sabana a la localidad de Bosa y al municipio de Soacha. En total, se prevé una distancia cubierta de 63 kilómetros y la atención de 128 millones de pasajeros al año.

Se proponen estaciones ubicadas desde los 500 metros de distancia en los tramos urbanos, hasta los 5 kilómetros en los interurbanos. Contaría con un sistema de acceso de alta seguridad, con puertas automáticas de paso a los trenes, sincronizadas con su llegada. Sería controlado por un puesto central de mando y completado con cocheras y talleres para el mantenimiento de trenes.

En los tramos interurbanos actuaría como un tren de cercanías con velocidades de hasta 100 kilómetros por hora. Según el documento entregado a las autoridades, funcionaría como un tranvía cuando circula en el ámbito urbano.

Los proponentes aseguran que este medio de transporte implicaría una disminución de 180.000 toneladas al año de emisiones de CO2 a la atmósfera, contribuiría a la eficiencia energética del transporte público y disminuiría los tiempos de viaje. Si el proyecto obtiene el visto bueno, su entrada en operación se estima para diciembre del 2017. Eso, en el caso de que el proceso terminara en la firma de contrato antes de finalizar el 2014.

La propuesta fue presentada a la Empresa Férrea Regional, a TransMilenio, a la Gobernación de Cundinamarca, a la Agencia Nacional de Infraestructura y a la Alcaldía Mayor de Bogotá.

De ser aprobada mediante APP, las firmas tendrían la construcción, puesta en marcha, mantenimiento y explotación de los dos tramos férreos de trenes eléctricos. La decisión de continuar con este proyecto está en manos de la Empresa Férrea Regional, de propiedad de la Gobernación de Cundinamarca (50 por ciento) y el Distrito Capital (50 por ciento).

"Aquí se cambia el paradigma del transporte articulado por la Empresa Férrea Regional al mando de Bogotá y Cundinamarca”, agregó el alcalde Petro.

EL TIEMPO