El 20 % de los cigarrillos en Colombia es de contrabando

El 20 % de los cigarrillos en Colombia es de contrabando

En la Costa, la cifra ronda el 50 por ciento y el auge es mayor en estratos bajos. Crece el menudeo.

notitle
27 de abril 2014 , 07:58 p.m.

De cada 10 cigarrillos que consumen los fumadores colombianos, casi dos (1,9), entran al país de contrabando, y la tendencia sigue en aumento.

En efecto, y como si fuera de la mano con el incremento de las medidas para combatirlo, el contrabando de cigarrillos sigue cuesta arriba y, en todo el país pasó de ser el 16 por ciento del mercado en el 2011 al 19 por ciento en el 2013, según revela una encuesta contratada por la Federación de Departamentos.

En la región Caribe, la situación es aún más dramática. Mientras en todo el país, el contrabando de cigarrillos creció un 3 por ciento entre el 2011 y el 2013, en la costa norte ese aumento fue del 9 por ciento, por lo que casi uno de cada dos cigarrillos que consumen los fumadores costeños (49 %) entra al país de manera ilegal; es decir, sin pagar impuestos.

“Hay concentración del aumento del contrabando, tanto por regiones como en los estratos socioeconómicos, ya que, según la encuesta, en los sectores de menores ingresos disfrutan más comprando el cigarrillo barato”, dice Felipe Córdoba, director de la Unidad de contrabando de la Federación de Departamentos (FD).

Debido a que el cigarrillo está gravado con varios impuestos que van a parar a las arcas de la salud en los departamentos, el impacto sobre los recaudos es de alrededor de 200.000 millones de pesos al año, motivo por el cual la FD busca nuevos caminos en alianza con la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) para atacar el cigarrillo ilegal que proviene fundamentalmente de Paraguay, Indonesia y China.

Tiendas, precio y estrato

De acuerdo con la encuesta, los fumadores, que en el país son cerca de cinco millones de adultos y casi 500.000 menores de edad, se sienten muy estimulados a jugarle a la ilegalidad.

Según el informe hecho para la Federación de Departamentos por la Universidad Eafit y la firma Invamer, el 83 por ciento de los cigarrillos de contrabando se consigue en las tiendas de barrio, donde ha sido imposible ponerle freno a la venta al menudeo, prohibida por la Ley 1335 de 2009, pero cuya vigencia práctica para esta medida comenzó a regir el 21 de julio del 2011.

“Mientras una cajetilla de 20 cigarrillos vale 3.000 pesos, por unidades se vende a 400 pesos”, señala Jaime Riaño, un tendero de la localidad de Fontibón en Bogotá.

Esto, hablando de una cajetilla legal. La cuenta es sencilla: una cajetilla de 3.000 pesos sale costando 8.000 pesos vendida al menudeo.

Las licoreras tampoco son ajenas a la venta de cigarrillo ilegal, y allí el fenómeno también va en aumento.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, en promedio, una cajetilla ilegal se consigue por 1.300 pesos, valor que no alcanza a cubrir siquiera los costos de producción. El cigarrillo legal cuesta alrededor de 3.000 pesos, según la encuesta, de los cuales, un 37 por ciento lo representa la carga de impuestos que aporta el consumo del producto. Claro está, el precio depende de la marca y el sitio donde compre.

De acuerdo con la encuesta –aplicada a colombianos de entre 18 y 64 años– un fumador consume, en promedio, nueve cigarrillos al día, aunque la proporción aumenta a 10 unidades entre las personas de 55 a 64 años.

Los que más acuden al cigarrillo ilegal son los fumadores rurales, donde la proporción de individuos que consumen este producto de contrabando se incrementó del 26 al 31 por ciento entre el 2011 y el 2013.

En los estratos sociales 1 y 2 fue donde más subió el porcentaje de consumo de cigarrillos que no pagan impuestos, al pasar del 20 al 23 por ciento en el mismo periodo.

Marcas que invaden el mercado

Las marcas ilegales de cigarrillo que se consiguen en Colombia son alrededor de 120, pero las más difundidas son Ibiza, La Yet y Marshal, que entran al país, principalmente por La Guajira.

Según Felipe Córdoba, de la Federación de Departamentos, el estudio será insumo para reenfocar las estrategias de fortalecimiento de las instituciones que se encargan de luchar contra el contrabando, pero la capacitación será la clave. “Entre los tenderos de la Costa, Valle, Cauca y Nariño ya se inició una cruzada de concientización para mostrar la importancia de comprar legal”. Indicó que a la par con el incremento de los controles, se trabaja también en la tarea de legalizar las marcas ilegales que invaden al país. El tema será tratado este miércoles en el Congreso.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.