Lanzan fuertes críticas al rector (e) de la Universidad Distrital

Lanzan fuertes críticas al rector (e) de la Universidad Distrital

Roberto Vergara no asistió a un debate en el Concejo para responder a toda clase de denuncias.

4 de abril de 2014, 07:41 pm

En el Concejo de Bogotá se cuestionó hoy fuertemente la ausencia del rector (e) de la Universidad Distrital, Roberto Vergara, quien estaba citado este viernes a un debate para discutir el futuro del centro educativo, que atraviesa una de sus peores crisis institucionales en la historia reciente.

En el lugar se hicieron presentes algunos miembros de la comunidad universitaria que protestaron contra la "mala administración" de Vergara. Su gestión ha sido objeto de críticas y protestas por parte de los estudiantes durante las últimas semanas, debido a denuncias de presuntos hechos de corrupción, politiquería y malos manejos en la institución educativa.

El estallido de la crisis se originó con la contratación de las obras de la Universidad Distrital en Bosa, por 70.000 millones de pesos, el 27 de diciembre del año pasado.

EL TIEMPO ha denunciado que dicho contrato se firmó presuntamente de manera irregular, debido a que la persona que dirigió la Unidad de Contratación, el ingeniero Wilson Morales Alarcón, trabajó en el 2012 para Galvis Fracassi SAS (hoy Ingenieros GF SAS), uno de los integrantes del consorcio que se quedó con la obra (también lo integran Conequipos y Ziggurat Arquitectura Ltda.).

Igualmente, este diario reveló que uno de los interventores que debe vigilar el normal desarrollo de los trabajos (el ingeniero civil Guillermo Rojas Piñeros) tuvo nexos laborales en el pasado con los mismos contratistas que debe vigilar, concretamente con la empresa Ziggurat.

Pese a las evidencias, hasta ahora, Vergara solo ha suspendido el giro del anticipo, calculado en 13.000 millones de pesos, pese a que concejales como María Fernanda Rojas, de la Alianza Verde, le han mostrado ejemplos similares sobre presunta vulneración  del principio de transparencia, como uno que ocurrió en la Universidad de Antioquia en el 2011,  donde el centro educativo echó para atrás la contratación con el respaldo de la Procuraduría.

Ante las presuntas irregularidades, la Secretaría de Educación ya anunció que no financiará dicha obra, pues el Distrito iba a desembolsar 30.000 millones de pesos.

Hoy, en el Concejo, la cabildante Soledad Tamayo, del Partido Conservador, reveló que cayó el número de estudiantes de la Universidad Distrital. Dijo que en el 2011 fueron admitidos 5.748 alumnos, "una cifra que disminuyó en el 2012 y tan solo fueron recibidos 2.850".

La Universidad Distrital administra un presupuesto al año cercano a los 250.000 millones de pesos.

Por su parte, el concejal Roberto Hinestroza, de Cambio Radical, manifestó que la Distrital "tiene un profesor por cada 40 alumnos, cuando la relación en otras instituciones es de un profesor por cada cuatro alumnos”.

Estudiantes y docentes de la Distrital han señalado que un "grupo político está enquistado en la Universidad y que sus representantes son los que han llevado a la entidad al caos y el desorden administrativo". Diferentes fuentes han hablado en los últimos meses de la ingerencia del senador Samuel Arrieta, del PIN, y del concejal Hosman Martínez, de la Alianza Verde, aunque ellos han negado esos señalamientos.

Miembros de la comunidad universitaria, que esta semana realizaron una toma en la institución, también denunciaron que han recibido amenazas por criticar las actuaciones de la actual administración. Además, les pidieron a los organismos de control, como la Contraloría Distrital y la Personería de Bogotá, que divulguen los resultados de las investigaciones que adelantan.

Este viernes, el presidente del Concejo, Miguel Uribe Turbay, anunció que se creará una comisión que estará integrada por un concejal de cada bancada para analizar la crítica situación de la Universidad Distrital.