Versión parisina de 'The New Yorker'

Versión parisina de 'The New Yorker'

Ilustración y creatividad con excusa de una revista ficticia

Versión parisina de 'The New Yorker'
6 de marzo de 2014, 10:06 pm

Y qué tal si la revista The New Yorker hubiera sido parisina… Así, a partir de un supuesto se armó un proyecto artístico que reunió a más de un centenar de ilustradores franceses, para crear las portadas de The Parisianer; es decir, la versión parisina e imaginaria de la célebre revista estadounidense.

“Todos los ilustradores sueñan con hacer una cubierta de The New Yorker, que es todo un referente. Entonces nos dijimos: vamos a realizar el sueño de muchos, con París como telón de fondo, en las portadas de una revista que no existe y que no existirá jamás”, explica Aurélie Pollet, una de las directoras artísticas del proyecto.

Desarrollar The Parisianer requirió un año, y solo hasta finales de 2013 la quimera se hizo realidad, cuando se expusieron 108 portadas ficticias y se editó un libro con todas las imágenes. La exhibición se presentó en la Cité International des Arts de París y resonó con fuerza, pues sus portadas, muy a la manera de las de The New Yorker, hacían creer por instantes que la publicación podía ser real. Durante los 4 días de la muestra no pararon de llegar los visitantes, el libro se agotó en la segunda jornada y solo hasta el 14 de marzo la reimpresión volverá a estar disponible en librerías y por Internet.

Es verdad que la sola mención de París genera suspiros y la evocación de lugares de ensoñación; sin embargo, cuando se tiene el libro de The Parisianer, se revelan facetas de la capital francesa, perceptibles solo a los ojos de sus habitantes, en sus vidas cotidianas. En sus páginas es posible recorrer la París atestada de turistas y siempre cosmopolita, hasta la fantasmal, pasando por la de rasgos mestizos, caóticos, románticos, poéticos, históricos, cáusticos y fantásticos.

Son todas estas caras que contrastan y que incluso se oponen a las imágenes que muestran habitualmente las tarjetas postales, con lo cual, The Parisianer configura un retrato amplio, realista, ecléctico y diverso de París, a través de la visión creativa de un grupo talentoso de ilustradores.

Por Melissa Serrato Ramírez