Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Lo que permite y restringe nuevo POT en Tunja

Planeación municipal explica claramente qué se puede y qué no se puede hacer.

El documento de revisión excepcional al Plan de Ordenamiento de Tunja (POT) determina zonas de conservación contextual, tipológica y urbanística, mejoramiento integral, tratamiento de desarrollo y de protección. A continuación se explicará qué se puede hacer en cada una de ellas y qué se prohibirá.

Andrea Ramírez, asesora de Planeación de la Alcaldía de Tunja, aclara que la zona de tratamiento modalidad conservación integral (rojo) es aquella que está contemplada en el Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico de Tunja (Pemp) y su zona de influencia, declarado por el Ministerio de Cultura un bien de interés cultural del ámbito nacional.

“El Centro Histórico de Tunja se conserva, se mejora, se restablece su arquitectura original, pero no se tumba, tiene una norma predio a predio”, éxplicó la Funcionaria.

Añadió que las áreas de conservación contextual (rosado oscuro), como su nombre lo indica, comprenden escenarios como el templo de El Topo, la Casa de la Justicia y Cojines del Zaque que tienen y conservan unas características especiales que se deben mantener.

“Los espacios de conservación urbanística (rosado claro), son aquellos como el Batallón Bolívar y la Uptc, grandes polígonos que se quedan como están”, anunció la Asesora de Planeación de Tunja.

Agregó que las zonas cuyo tratamiento es de consolidación tipológica, (anaranjado), son barrios con un tipo de casas que busca que todas sean iguales para formar una unidad igual.

Dijo además que en las áreas determinadas como de consolidación urbanística (anaranjado claro) se permite todo tipo de construcciones, pues los usos de suelo allí serán mixtos.

“Lo ideal es que en esos sectores se pueda consolidar la ciudad que ya está construida antes de irnos a construir y vivir a las veredas. En estas zonas se encuentran barrios como Villa Luz, Asís, Santa Ana, Mesopotamia, La Fuente, Calleja, Galán, Santa Lucía, Libertador, Paraíso, Cooservicios, San Antonio, es donde no hay una actividad constructiva fuerte y se puede consolidar”, aseguró la Asesora de Planeación de la Alcaldía de Tunja.

 Algunos sectores se deben mejorar

El documento de revisión especial del POT de Tunja también determina que hay algunos barrios de la ciudad que requieren mejoramiento.

La Asesora de Planeación de Tunja indicó que en sectores como Curubal, Manzanares, Dorado, Altamira y tres manzanas del barrio La Esmeralda (amarillo) no se pueden construir edificios ni grandes aprovechamientos urbanísticos.

“Estos sectores son para mejorar, son espacios donde ya hay unas condiciones de desarrollo, hay predios, pero no tienen calles suficientes, espacios públicos o carecen de algunos servicios como centros de salud. La norma es más restrictiva en estos sectores”, enfatizó la Funcionaria.

250 hectáreas libres

Así como la gran parte de la ciudad ya se ha edificado en gran medida de manera desordenada, aún quedan cerca de 250 hectáreas en las que se puede construir todo tipo de edificaciones y se conoce en el nuevo POT como áreas de tratamiento de desarrollo (fucsia).

Andrea Ramírez, asesora de Planeación de Tunja, mencionó que urbanizadores pueden desarrollar todo tipo de proyectos, siempre y cuando respeten la norma urbanística y se acojan a otras medidas que se determinen si se aprueba la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial.

“Se puede construir lo que quieran, en estos sectores pueden desarrollarse proyectos como los urbanizadores quieran, pero hago una aclaración, si van a construir proyectos de más de cinco manzanas tienen que elaborar un plan parcial”, apuntó la Asesora de la Alcaldía de Tunja.

Las zonas que aparecen en la infografía de la página 2 y que se conocen como áreas de desarrollo se refieren a los terrenos urbanizables localizados en los suelos urbanos y de expansión (sector nororiental de Tunja).

Planeación municipal asegura que quienes deseen construir allí deben tener en cuenta aspectos como parámetros de diseño urbano, las cesiones obligatorias de áreas verdes al municipio para espacios públicos, los propios espacios públicos para la ciudadanía y las formas de división predial; pero adicionalmente les obliga garantizar todos los servicios públicos y cumplir con las normas urbanísticas vigentes.

Protección, punto de discordia

Tal vez, el punto que ha generado más inconformismo en el gremio constructor es el color verde del nuevo mapa, que restringe cualquier actividad edificadora en zonas llamadas de protección.

Andrea Ramírez aseguró que en estas zonas no se permite ningún tipo de construcción y el nuevo POT establece que allí solo se pueden llevar a cabo actividades como recreación pasiva o contemplativa y captación de aguas o incorporación de vertimientos, pero prohíbe desarrollar usos agropecuarios, industriales, urbanos y suburbanos, loteo y construcción de viviendas, minería, disposición de residuos sólidos, tala, caza y rocería de la vegetación.

“Estas zonas están determinadas por las cárcavas del aeropuerto, san Antonio, Santa Martha, Cooservicios, la que separa al Libertador del Bolívar, Paraíso, Inem, Ricaurte, detrás de El Topo, Milagro, San Lázaro por pendiente, suelos de protección por El Carmen y Galán, Estancia El Roble, El Dorado y Villa Luz”, aseguró la Asesora de Planeación de Tunja.

REDACCIÓN BOYACÁ SIETEDÍAS

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
13 de febrero de 2014
Autor
REDACCIÓN BOYACÁ SIETEDÍAS

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad