Fiscalía investiga ingreso de escoltas de María L. Piraquive al búnker

Fiscalía investiga ingreso de escoltas de María L. Piraquive al búnker

La líder religiosa es investigada por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Fiscalía investiga ingreso de escoltas de María L. Piraquive al búnker
13 de febrero de 2014, 01:17 am

En dos vehículos blindados, escoltada por diez personas y en medio de los gritos de más de 200 de sus seguidores llegó el miércoles al búnker de la Fiscalía María Luisa Piraquive, la líder de la Iglesia Ministerial de Jesucristo Internacional, investigada por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Sonriendo y saludando a sus seguidores, la poderosa líder religiosa, mamá de la senadora Alexandra Moreno, del Movimiento Mira, ingresó a la edificación. Allí la esperaban cuatro hombres, que la escoltaron hasta la oficina de una fiscal de Lavado de Activos y Extinción de Dominio, donde se realizó el interrogatorio.

La presencia de los escoltas generó una investigación de la Fiscalía para establecer quién autorizó el ingreso, pues, según dijeron, terminaron empujando a los agentes del CTI que la conducían. Uno de ellos era el mayor Edwin Urrego, adscrito a la Dijín. Fuentes en la Policía dijeron que el oficial no hacía parte de la escolta de Piraquive, sino que es un seguidor más de la iglesia que quedó en medio de la aglomeración. De igual forma, iniciaron una indagación disciplinaria para revisar su comportamiento.

En la diligencia, que duró más de seis horas (comenzó a las 9 de la mañana y terminó a las 4 de la tarde), investigadores le preguntaron a Piraquive sobre el origen de su fortuna, los movimientos de fuertes sumas de dinero de las cuentas de su iglesia y los giros al Movimiento Mira. EL TIEMPO supo que Piraquive aseguró no ser adinerada y que solo tiene tres bienes a su nombre. “Ella dijo que tiene una casa, un apartamento y un local”, señaló una fuente de la Fiscalía. Agregó que Piraquive dijo que todos los ingresos de la iglesia provienen de los diezmos y se comprometió a entregar, en una semana, los soportes de las donaciones.

El senador Carlos Alberto Baena, que llegó al lugar, tomó distancia de los manejos económicos de la iglesia y dijo que él es un predicador que vive de su sueldo de congresista. “Ella (Piraquive) es una mujer intachable, muy ordenada y estoy convencido de que va a aclarar todo”, dijo Baena. Y reconoció que la iglesia financia al Movimiento Mira.

El senador está citado a entrevista por el mismo proceso, porque en el 2005 figuraba como representante legal del Movimiento, también investigado por presunto lavado de activos.

El proceso se inició luego de que la Unidad de Inteligencia y Análisis Financiero (Uiaf) alertó sobre movimientos sospechos de grandes cantidades de dinero. Uno de ellos fue la consignación de 1.349 millones de pesos, hecha en el 2004. La Fiscalía dice que esta no guardaba relación con lo que Mira reportó ante la Dian: 279 millones de pesos.

REDACCIÓN JUSTICIA