El chavismo gana comicios regionales, pero oposición gana terreno

El chavismo gana comicios regionales, pero oposición gana terreno

El movimiento de Henrique Capriles retuvo o conquistó alcaldías claves.

El chavismo gana comicios regionales, pero oposición gana terreno
9 de diciembre de 2013, 05:14 am

El chavismo consiguió más votos que la oposición, pero estos últimos obtuvieron plazas claves en las elecciones municipales que se desarrollaron este domingo en Venezuela y que terminaron convertidas en el primer test del que sale airoso, aunque no por mucho, el presidente Nicolás Maduro. (Lea también: Cierran centros de votación en municipales de Venezuela). 

Escrutado el 97,52 por ciento de los votos, el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que el chavismo, representado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), sigue siendo la primera fuerza política del país al obtener en total 4.584.477 votos, lo que representa un 44,16 por ciento de la preferencia. (Lea también: Lo que se juega en las municipales venezolanas).

Le sigue de cerca la coalición de fuerzas opositoras representadas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuyos candidatos sumaron 4.252.082 votos para hacerse con 40,96 de la fotografía electoral. Sin embargo, a partir del voto nacional es difícil hablar de una mayoría hegemónica por parte del chavismo o la oposición en vista de que otras organizaciones políticas de menor tamaño lograron sumar 1.376.556 votos, para retener el interés de 13,26 por ciento.

Del total de 335 alcaldías en disputa, este boletín dio los resultados “irreversibles” en 257 de ellas, y por ahora 196 alcaldías quedaron en manos del oficialismo (58,5 por ciento) mientras que 53 fueron para los candidatos de la MUD (15,82). El resto de los resultados se conocerán este lunes cuando los municipios terminen de escrutar los sufragios.

Las estimaciones previas sobre la fortaleza del voto opositor en las capitales más pobladas del país se cumplió en casos como Valencia –que ganó con 55,8 por ciento de los votos–; Barquisimeto (53,1), Maracaibo (51,8) y la Alcaldía Metropolitana de Caracas, con 50,81, en la que el actual alcalde, Antonio Ledezma, derrotó a Ernesto Villegas, ministro del presidente Hugo Chávez y gran figura oficialista.

Sin embargo, la alcaldía más grande de las cinco que conforman la capital –el municipio Libertador– se mantuvo fiel al PSUV, con 54,55 por ciento de los votos.

La alcaldía de Maracay también se pintó de rojo con 51,5, aunque sorprendió que el oficialismo perdiera Barinas, la tierra del fallecido presidente Hugo Chávez.

Este domingo, Maduro reivindicó su victoria y le exigió a Henrique Capriles abandonar el liderazgo de la oposición: “Ha triunfado más el amor que el odio, ha triunfado más la verdad que la mentira (...) Ellos dijeron que había un plebiscito en Venezuela, ellos dijeron que Maduro se iba hoy de la presidencia de la República”.

Por su parte, Capriles reaccionó por Twitter: “Algo tiene que haber quedado muy claro hoy, nadie es el dueño de Venezuela! Venezuela necesita unidad y diálogo! (...) “Luchamos contra todo el poder, sin medios, sin recursos, contra todos los obstáculos, gracias, gracias y gracias a quienes lucharon”.

Las municipales de este domingo (337 alcaldías y unos 2.500 concejales) transcurrieron en calma, pero se reportó la muerte de tres personas, una en Caracas y dos en Maracay.

Hubo denuncias de demoras, máquinas electorales dañadas y presiones indebidas, como la aparición de motorizados que azuzaban para que la gente votara por los candidatos oficialistas.

‘Guerra económica’ ayudó al Chavismo

Caracas (AFP). La ‘Revolución Bolivariana’ de Chávez ha ganado regularmente casi todos los comicios y plebiscitos en los últimos 14 años en el país, que tiene las mayores reservas petroleras del mundo.

El chavismo controla más del 80 por ciento de los municipios y los pronósticos le auguraron que mantendría al menos dos terceras partes, en especial luego de la ‘guerra económica’ del presidente Maduro, que ordenó rebajas compulsivas de precios y amenazó con encarcelar a los especuladores.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas.