Los doce 'pecados' de la película sobre Steve Jobs

Los doce 'pecados' de la película sobre Steve Jobs

'jOBS' ha sido criticada por imprecisa. Wozniak recomendó no verla.

Los doce 'pecados' de la película sobre Steve Jobs
13 de noviembre de 2013, 05:03 am

‘jOBS’, la primera película biográfica basada en la vida Steve Jobs, después de su muerte,  no cumple con las expectativas. A pesar de su extensa duración (2 horas y 8 minutos), no lograron construir un relato sólido. Varias de las escenas se suceden una tras otra sin contexto suficiente como para comprenderlas. Intentan condensar numerosos acontecimientos de la vida de Jobs en breves episodios, sin un hilo conductor manifiesto.

Esta carencia en la construcción del producto audiovisual se une a la inexactitud en los hechos representados. En el afán por resumir los primeros años de la historia, se pierden detalles que, de seguro, ayudarían a conectar a los espectadores con el personaje. Tampoco se otorga suficiente crédito a varios de los emprendedores que se involucraron en los albores de Apple. Steve Wozniak cumple un rol secundario, si bien fue el artífice de la innovación técnica y el desarrollo electrónico de las computadoras personales Apple I y II. Incluso, en declaraciones recientes, 'Woz' afirmó que "él se había inventado el primer Apple y Jobs lo había metido en la carcasa".

La relevancia de Mike Markkula no se define de forma correcta (fue el hombre detrás de la ideología de mercado de Apple y ofició como mentor de Jobs) y el aporte de Rod Holt, creador del primer modelo de fuente de alimentación conmutada, no se define con claridad (en la actualidad, todas las fuentes de alimentación se basan en el modelo que Holt diseñó para la Apple II).

Steve Wozniak criticó a la película por "glorificar a Jobs", en particular durante los primeros años de Apple. "La forma en que se retratan sus relaciones con otros personajes no es correcta. Él fue un gran visionario, pero no era excelso ejecutando sus planes en esos primeros años. Solo cuando regresó, en 1997, contó con las bases para transformar sus ideas en productos concretos y revolucionarios", contó 'Woz' en una entrevista concedida a Bloomberg.

Estos son algunos de los aspectos de los inicios de Apple que no se abordan en la película o se abordan de forma imprecisa:

1. Se omite el episodio de la caja azul

La relación entre Steve Wozniak y Steve Jobs empezó porque a ambos les gustaba gastar bromas a los demás. Sintieron mutua admiración producto de sus respectivas habilidades: 'Woz' era uno de los mejores estudiantes de ingeniería electrónica del instituto Homestead. Jobs apenas empezaba y Woz concluía su carrera. Jobs era particularmente bueno vendiendo, era emprendedor, a diferencia de su compañero bondadoso, sin habilidades sociales e irrestrictamente honesto.

Uno de los primeros momentos en que la asociación entre ambos dio frutos monetarios es omitida en 'jOBS': la caja azul. Se trató de un aparato que permitía realizar llamadas a larga distancia sin costo alguno. Al principio, la emplearon para mofarse por teléfono de varios personajes: 'Woz' llamó al papa fingiendo ser Henry Kissinger; al final fue descubierto, por supuesto. Jobs entendió que podían vender las cajas como un producto. El costo de fabricación era de 40 dólares y el de venta, de 150 dólares.

2. No se ahonda en los motivos de Jobs para viajar a la India

Detrás del viaje a la India, retratado en la película por medio de una breve secuencia, subyace el “interés de Jobs por la espiritualidad oriental, el hinduismo, el budismo zen y la búsqueda de la iluminación”, cuenta Walter Isaacson en la biografía del cofundador de Apple. Jobs buscaba a Neem Karoli Baba, un mentor espiritual. A comienzos de la aventura, enfermó de disentería y casi muere: padeció fiebre y bajó de 72 a 54 kg. El móvil de la búsqueda, de acuerdo con quienes lo conocieron, fue su deseo de llenar el vacío emocional producto de que había sido entregado en adopción.

3. ¿Dónde está Ron Wayne?

Ron Wayne fue uno de los cofundadores de la primera sociedad comercial simple llamada “Apple Computer”. No aparece en la película, a pesar de que contó con el 10 por ciento de las acciones durante dos semanas. Wayne había creado una empresa (de máquinas tragamonedas) antes y era mayor, en edad, a la dupla de ‘Steves’. Dichos antecedentes lo transformaron en una persona con adversión al riesgo. Al final se arrepintió y vendió sus títulos por 2.300 dólares. De no haberlo hecho, hoy ostentaría una fortuna estimada en 2.600 millones de dólares.

4. El rol de Jobs en Atari fue diferente

Es cierto, Steve Jobs fue rechazado por varios de sus compañeros en Atari. Sus relaciones con otros miembros de la empresa fueron difíciles. A la mayoría de empleados los consideraba estúpidos (“idiotas de mierda”, para ser precisos) y fue criticado por su mal olor y su aspecto desaliñado. Sin embargo, no se le encomendó un proyecto propio de inmediato. En realidad, Nolan Bushnell, fundador de la empresa, le recomendó trabajar durante las noches para no verse obligado a despedirlo. La idea de videojuego mostrado en la película (una versión diferente al 'Pong' original, pero diseñada para un solo jugador) no fue de él, sino de Bushnell. A Jobs se le encargó transformar aquel concepto en realidad. Para ello, contrató a Woz. Aún no se sabe, con certeza, si lo estafó, como plantean en el filme.

5.La presentación del Apple I frente a los integrantes del Homebrew Computer Club

En una escena vemos a Steve Wozniak presentando el prototipo del Apple I frente a un auditorio, en solitario. No parece impresionar a nadie y se siente rechazado. Tal cadena de eventos no ocurrió así. Durante la demostración también intervino Jobs y no se trató de la primera ocasión en que se hablaba de la Apple I. Woz había estado regalando los planos de su invención y sí había capturado la atención de varios de los ‘hackers’ del club, con quienes ya había compartido sus progresos durante la fase de desarrollo. Lo que no cautivó al auditorio durante la exposición fue, sobre todo, que la invención incorporaba un microprocesador de bajo costo y no el Intel 8080 -considerado como el mejor de la época-.

6.El huerto de manzanos que dio el nombre a la empresa

En la película se explica el origen del nombre como consecuencia de una breve conversación. Sin embargo, su origen es más que llamativo: "Yo estaba siguiendo una de mis dietas de fruta y acababa de volver del huerto de manzanos que podaba en 'All One Farm'. Sonaba divertido, enérgico y nada intimidante. El nombre Apple limaba las asperezas de la palabra 'Computer'. Además, con aquel nombre adelantaríamos a Atari en el lista telefónica", confió Jobs en la biografía de Walter Isaacson.

7.Se omite a las trabajadoras femeninas de Apple

No todos los que se reunieron en el garaje para completar el primer pedido de Apple I, para Byte Shop, eran hombres. Elizabeth Holmes, exnovia de Daniel Kottke y la hermana de Jobs, Patty, por entonces embarazada, también participaron. A Holmes se le encomendó soldar chips gracias a sus conocimientos en joyería. Sin embargo, Jobs no se mostró satisfecho con su trabajo y después le asignó tareas de contabilidad y documentación. También se omite a cualquier empleada que formó parte de la compañía después.

8. La visita a Xerox Parc

Aquella visita, llevada a cabo en 1979, ha sido objeto de numerosas especulaciones. Una de ellas indica que Jobs se inspiró en varios de los desarrollos de Xerox, como el sistema operativo con interfaz gráfica. Lo cierto es que después de la visita de Jobs, varios ingenieros de Xerox decidieron abandonar la firma de Palo Alto para unirse a Apple. No es recordada en la película.

9. Lisa Brennan Jobs

En los primeros lances de la película, vemos a Jobs rechazar a su compañera sentimental embarazada en una melodramática escena. Chrissan Brennan, la novia, es expulsada de la vida del genio con desprecio. No se ahonda en la relación de Jobs con ella ni con su hija Lisa. Sin embargo, no fue tan distante como se insinúa (al final, Lisa vuelve a aparecer sin mayor explicación en el largometraje). Cuando Lisa contaba con ocho años, Jobs empezó a visitarla. Durante los últimos años de secundaria, Lisa vivió en casa de Jobs y fue gracias a él que estudió letras en Harvard.

10.Woz se va de Apple

Ni Steve Wozniak fue reclutado como parte del equipo de desarrollo de la Machintosh ni se retiró sollozando en la época señalada (alrededor de 1983). Su primer abandono ocurrió en 1981 a raíz de un accidente de aviación que comprometió su memoria. Regresó en 1983 y, cuatro años después, se despidió de la compañía de nuevo –y de forma indefinida- para dedicarse a proyectos personales. Aún es accionista de Apple y recibe un salario que se estima en 120.000 dólares anuales.

11. El llanto manipulador de Jobs

Jobs no era tan fuerte ni tan centrado. Apenas se muestran algunos de sus rasgos en la película. Una de las anécdotas más curiosas remite al momento en que se vieron en la obligación de convencer a Steve Wozniak para que se retirara de Hewlett-Packard, en procura de que se dedicase por completo a Apple: Jobs visitó la casa de los padres de 'Woz' para pedirles ayuda con tal propósito, e incluso llegó a romper en llanto durante su discurso. Lloraba con frecuencia, durante su juventud, cuando no se cumplían sus deseos.

12. La relevancia de Mike Markkula

Mike Markkula no solo fue un inversionista que después se transformaría en supuesto villano, como refleja el largometraje protagonizado por Ashton Kutcher. También fue el mentor de Steve Jobs y creó el concepto comercial de la firma. La filosofía de marketing concebida por Markkula consta de tres puntos: "1) Vamos a comprender las necesidades del cliente mejor que ninguna otra compañía 2) Para realizar un buen trabajo en aquello que decidamos hacer, debemos descartar lo que resulte irrelevante y 3) La gente sí juzga al producto por su apariencia". Estas directrices aún orientan el quehacer de la firma de Cupertino. 

ÉDGAR LEONARDO MEDINA SILVA
Redacción Tecnología