Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

¿Se debe pagar o no por un pre-Icfes?

Académico dice que relación costo-beneficio de los cursos no es suficiente para hacerlos. Claves.

La oferta de cursos que prometen a los estudiantes mejorar su desempeño en las pruebas Saber 11 abunda en Colombia. No es para menos: obtener puntajes altos en este examen, mediante el cual el Icfes evalúa las competencias de los bachilleres al egresar del colegio, aumenta sus posibilidades de escoger la carrera que quieran en las mejores universidades.

Internet recoge buena parte de la oferta de instituciones que aseguran dar a los estudiantes los elementos necesarios para obtener mejores resultados en las pruebas. Algunas, incluso, garantizan el ingreso a universidades o la devolución total del dinero. Sin embargo, son pocos los elementos que tienen los estudiantes y sus padres para evaluar la eficacia de dichos programas.

Pero, ¿qué tan útiles son estos cursos, que pueden durar hasta 160 sesiones?

EL TIEMPO entrevistó a Derek Briggs, Ph. D. en educación y jefe del Programa de investigación y metodologías de evaluación de la Universidad de Colorado, en Boulder (EE. UU.), quien fue invitado por el Icfes para dictar una serie de conferencias sobre sus investigaciones acerca de los efectos que tiene la preparación sobre el desempeño en los exámenes de admisión a la educación superior en Estados Unidos.

¿Cuál ha sido su experiencia estudiando estos cursos?

He comparado los resultados en las pruebas SAT (las que toman los estudiantes de su país para poder acceder a la educación superior y que equivalen a las Saber 11) de quienes se prepararon para presentarlas pagando cursos con los que no tomaron ningún tipo de preparación. Los datos de mi investigación corresponden a pruebas hechas entre finales de los 80 y principios de los 90, cuando Internet no tenía tanta penetración, hasta hoy.

¿Qué diferencias ha encontrado?

La evidencia empírica sugiere que la diferencia en los puntajes en el SAT de estos dos grupos es pequeña, de tan solo 15 puntos en la prueba de matemáticas y de 5 o 10 en la de lectura crítica, en una escala que va desde 200 a 800 puntos. Claro está que hay casos en los que esa pequeña mejoría podría garantizar la admisión a ciertas instituciones, pero el interesado debe tener en cuenta los costos en dinero y el tiempo que debe invertir para prepararse.

¿Pueden los estudiantes obtener resultados positivos en las pruebas si estudian por su cuenta?

En mi opinión sí es posible. Creo que para los estudiantes es una buena alternativa poder acceder a información gratuita disponible en libros o Internet antes que invertir dinero en la preparación. Yo no he estudiado al grupo de los que se preparan por su cuenta, pero mi hipótesis es que los pequeños beneficios que obtienen quienes pagan frente a los que se preparan por su cuenta desaparecerían.

¿Qué otras aplicaciones pueden tener este tipo de cursos?

Ninguna. Los resultados de estos cursos están orientados únicamente a que los estudiantes puedan ingresar a las universidades.

Entonces, ¿recomienda o no pagar para prepararse para exámenes de ingreso a la educación superior?

Lo que sugiero a los estudiantes es que antes de presentar un examen de admisión practiquen con una versión anterior del mismo.

¿Qué aconseja a quienes ya decidieron tomar alguno de estos cursos?

Que sospechen de quienes hacen promesas irreales de puntajes inalcanzables.

Los que aseguran que sí sirven

Quienes imparten pre-Icfes defienden sus resultados. Mauricio Barahona, gerente comercial de Ipler, una de las empresas más reconocidas en esa materia en el país, afirma que los cursos que ellos ofrecen ayudan a mejorar incluso el desempeño de los estudiantes durante la época universitaria. “Para nosotros lo importante no es solo que saquen un buen resultado en las Saber. Lo que les planteamos es que no deben creer que porque les fue bien en la prueba y pasaron a la universidad, ya todo está hecho, ese es solo el primer paso. Lo que queremos es que tengan muy buenas bases para los primeros semestres de universidad”, dice Barahona.

En la misma línea se muestra Diana Bogotá, gerente de asesorías académicas del Instituto Milton Ochoa. Afirma que, si bien los estudiantes pueden prepararse por su cuenta para la prueba, los pre-Icfes son indispensables. “Estos cursos -dice- existen porque son necesarios, pues la mayoría de los profesores de los colegios no están capacitados para ayudar a los estudiantes a desarrollar competencias, que es lo que se evalúa en las pruebas Saber.”

Claves para las Saber 11

- Prepararse con tiempo; las Saber evalúan competencias y conocimientos acumulados durante la vida.

- Buscar asesoría de los profesores para reconocer fortalezas y mejorar debilidades.

- No estudiar solo. Es mejor conformar grupos con los compañeros para que, además de repasar los temas, puedan discutirlos.

- Buscar versiones anteriores del examen y desarrollarlas. El Icfes brinda ejemplos de preguntas en http://bit.ly/14fgE2u

Recomendaciones de María Figueroa, decana de Educación de la U. Externado.

NICOLÁS BUSTAMANTE HERNÁNDEZ
Redactor de EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Educación
Fecha de publicación
9 de noviembre de 2013
Autor
NICOLÁS BUSTAMANTE HERNÁNDEZ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad