Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Se desmorona la sede de la universidad más importante del país

Caída del cielorraso de la facultad de Derecho evidenció el deterioro de la U. Nacional en Bogotá.

Aunque resulte difícil de creer, las fotos que ilustran esta página son del campus de la Universidad Nacional, en Bogotá, una de las más prestigiosas de Colombia, y que recibe unos 40.000 visitantes diarios. Esta semana, el país vio cómo se desplomó el cielorraso de un corredor en la facultad de Derecho, cuando en sus salones aún había alumnos y profesores.

Se espera que en 15 días estén listas las obras en los techos del ala oriental. “Es una medida de contingencia. Lo que sigue es hacer el refuerzo estructural”, explicó Leonardo Álvarez, director de infraestructura. (Vea los lugares más deteriorados de la Universidad Nacional).

El hecho obligó a que las clases se hicieran en un andén, frente al Ministerio de Educación, en señal de protesta ante el abandono estatal. ¿Por cuánto tiempo se prolongará esta situación?

Sin duda, es un triste episodio para una institución cuyo germen brotó del ingenio de Francisco de Paula Santander, en 1867, y luego se consolidó, en 1936, en el campus actual.

La calidad de su educación ha llevado a la Nacional a tener cinco sedes en todo el país y 50.000 personas matriculadas. Tiene más de 200 programas de maestría y doctorado en todas las áreas.

Qué tristeza sentiría el arquitecto Rogelio Salmona, uno de sus egresados más prolíficos, si aún viviera. Ni qué decir de otros como el científico Manuel Élkin Patarroyo; artistas como Fernando Botero y Édgar Negret, o pensadores como Camilo Torres o el escritor Germán Castro Caicedo.

Fondos insuficientes

Según el gerente de la universidad, Gerardo Mejía, hay un déficit de 2 billones de pesos para infraestructura y el 72 por ciento de los edificios de la sede de Bogotá necesita reforzamiento, es decir, 110 de 150 edificios.

El ala norte de la facultad de Enfermería, el edificio de Arquitectura, la facultad de Diseño, la de Cine y Televisión y las aulas de Ingeniería fueron cerradas por completo. Hay más: las calles estás destrozadas y los andenes rotos, si es que existen.

“Esto no puede ser, menos cuando el 81 por ciento de los estudiantes que atendemos son de estratos 1, 2 y 3”, señaló Jaime Franky, director de Unimedios. Los recursos no alcanzan. Para el trienio 2013 - 2015, hay una partida de 161.702 millones de pesos para infraestructura de todas las sedes.

De ese dinero, 111.265 millones son para Bogotá. Es decir que, para tres años, apenas tienen el 5,6 por ciento de los recursos. “Lo que tiene que hacer la Nación es meterse la mano al bolsillo”, agregó Franky.

Lo dice porque desde 1993 el Ministerio de Educación les ha asignado el mismo presupuesto, salvo el ajuste de ley según la inflación. La situación es igual para todas las universidades públicas del país, pero con el tamaño de la Nacional esos dineros son inocuos. EL TIEMPO intentó comunicarse con funcionarios del Ministerio, pero no obtuvo respuesta.

“Ya nos hemos reunido con ellos y la respuesta siempre es la misma: que la Nación es apenas una de las fuentes de recursos y que debemos gestionar otras”, agregó Mejía.

¿Cuáles serían? ¿Aumentar el valor de la matrícula, recortar salarios y personal o el presupuesto para investigación? Cualquiera de estas opciones ha generado rechazo de la Mesa Ampliada Nacional Estudiantil (Mane) y de los empleados.

“A este paso, nos va a tocar a nosotros traer los ladrillos, el cemento y la pintura para arreglar el campus”, dijo Alejandra Prieto, estudiante de Diseño Industrial.

Y no exagera. De hecho, los 10.000 millones de pesos para los arreglos de la facultad de Ingeniería fueron pagados, por completo, con recursos propios, es decir, con matrículas y donaciones.

Las esperanzas de la universidad están puestas en que este martes se apruebe en el Senado una estampilla con la que se esperan recaudar 250.000 millones de pesos para las universidades públicas. Habrá que ver...

‘Que proyecto del CAN nos dé autonomía’

Pareciera que el proyecto de la Nación para hacer renovación urbana en los predios de la universidad, ubicados en su zona de influencia, sería un salvavidas, pero los directivos no lo creen así. “El uso mixto de suelos que combina comercio con vivienda y uso institucional nos parece inviable. No podemos tener un edificio de 10 pisos de aulas construido sobre dos de locales comerciales”, dijo Leonardo Álvarez, director de infraestructura.

Por eso piden una sola cosa: “Que se preserve el uso misional de la tierra en los predios de la Nacional y se nos deje a nosotros decidir qué construir ahí. Que nos den autonomía”, señaló Álvarez.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
2 de noviembre de 2013
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad