Formar buenos ciudadanos es responsabilidad de todos

Formar buenos ciudadanos es responsabilidad de todos

Expertos dan claves para que padres y maestros estimulen el desarrollo de competencias ciudadanas.

Formar buenos ciudadanos es responsabilidad de todos
26 de octubre de 2013, 09:45 pm

Aunque cueste creerlo, en Colombia hay niños y adolescentes que no sólo gozan con el maltrato a sus semejantes, sino que admiten, sin sonrojarse, que estarían dispuestos a hacer trampas para cumplir con sus objetivos.

Estas son apenas dos inquietantes conclusiones que se obtuvieron de los exámenes que se les hicieron este año a los estudiantes de los grados tercero, quinto y noveno en el módulo de competencias ciudadanas, punto que se viene examinando desde el 2003 en las pruebas Saber.

A pesar de que los resultados aún no han sido dados a conocer oficialmente, se reveló que en Colombia cuatro de cada 10 escolares han sido víctimas de acoso y dos de cada 10 han intimidado a algún compañero. Además, el 43 por ciento de los alumnos de noveno grado aceptaron que en ciertas situaciones son justificables los actos de corrupción y el 42 por ciento del mismo grado cree que no son efectivos los mecanismos de participación estudiantil, como el gobierno escolar.

Pese a esto, Mónica Figueroa, directora de Calidad de Educación Preescolar, Básica y Media del Mineducación, señala que estos indicadores no pueden analizarse a la ligera y sin el contexto adecuado. “En estas pruebas no se califica el conocimiento, por lo que no se puede hablar de que los estudiantes se rajan o no. Lo que se debe hacer es evaluar el rol de los niños y jóvenes que las presentan”, afirma Figueroa.

La experta en calidad educativa asegura que el hecho de que los niños no tengan una cédula o la mayoría de edad no significa que no sean ciudadanos. “La política del Gobierno está encaminada a la formación de ciudadanía, oportunidades y competitividad”, recalcó la funcionaria.

Para muchos, el problema es que no todos los maestros y padres de familia tienen claro de qué se tratan las competencias ciudadanas y cómo se fomentan desde la escuela y la casa.

Enrique Chaux, doctor en Educación de la Universidad de Harvard y profesor asociado en el Departamento de Psicología de la Universidad de los Andes, explica que estas competencias “son habilidades o capacidades que todos podemos desarrollar para poder aprender a relacionarnos pacíficamente con los demás, fortalecer la construcción de una sociedad democrática y participar activamente de ella”.

La psicóloga Lina Saldarriaga, quien hace parte del equipo de investigación de los Andes que participó en el diseño de las pruebas, afirma que la enseñanza “empieza desde que los estudiantes están en preescolar, cuando se forman sobre cómo reconocer y ponerles nombres a sus emociones, y continúa cuando estos adquieren capacidades más complejas, como saber tomar perspectiva y poder ser empáticos, lo cual es importante para resolver disputas”, cuenta Saldarriaga.

En conclusión, el doctor Chaux afirma que lo más importante para avanzar en este campo es entender que tanto en el colegio como en la casa se debe trabajar de manera articulada y romper esa creencia de que la educación ciudadana solo ocurre en los colegios, y que en estos se piense lo contrario, es decir que es en casa.

Cinco claves


¿Cómo ayudan los maestros?

La reconocida psicóloga Annie de Acevedo aporta cinco claves para que los profesores ayuden a sus estudiantes a desarrollar competencias ciudadanas:

1. Crear espacios de reflexión en los cuales los estudiantes puedan asimilar las condiciones de su entorno y desenvolverse en ellas.

2. Enseñar a los niños a prestar atención a las necesidades de los otros.

3. Proponer clases y terapias de manejo de la ira, que ayuden a modelar el carácter y afrontar, de manera pacífica, situaciones adversas.

4. Generar espacios donde se fomenten políticas claras para la apropiada comunicación entre compañeros, que involucren a todos los niveles institucionales.

5. Incrementar las prácticas restaurativas que busquen reivindicar a las víctimas de situaciones violentas, como matoneo.

Aporte de los papás

La psiquiatra Olga Albornoz, especializada en niñez y adolescencia, les propone:

Entender que las competencias ciudadanas deben ser reforzadas por el comportamiento de los adultos en la casa; eso quiere decir no mandar mensajes contradictorios.

Organizar salidas con los niños cuyo propósito no sea comprar, sino conocer el entorno, aprender sobre normas sociales, entender el valor de lo público y generar sentido de pertenencia.

Los padres deben enseñarles a sus hijos que las labores domésticas son responsabilidad de todos. Si son capaces de asumirlas, podrán hacerlo luego como miembros de una sociedad.

Generar reuniones en las que la familia pueda hablar abiertamente. Por eso es necesario darles importancia a momentos como la comida (es mejor un comedor que una sala).

NICOLÁS BUSTAMANTE H.
Redactor de EL TIEMPO