Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Fiscalía investigará desplome de edificio en Medellín

Autoridades confirmaron que ya fueron ubicados dos cuerpos sin vida, pero no han sido rescatados.

La Fiscalía General de la Nación designó un equipo especial de trabajo conformado por dos fiscales seccionales y dos investigadores de apoyo, para determinar si hubo responsabilidad penal en el desplome de una de la torre 6 de la urbanización Space, ocurrido el sábado en la noche en el barrio El Poblado de Medellín.

El presidente Juan Manuel Santos aseguró en Twitter "Seguimos pendientes Medellín. Continúan 9 desaparecidos. Hay problemas con ingreso personal por fallas edificio adjunto. Enviando más ayuda".

Por su parte, la alcaldesa encargada de Medellín, Claudia Patricia Restrepo, anunció que están considerando utilizar tecnología de punta para tratar de hallar a los nueve desaparecidos y los dos cuerpos avistados, atrapados en la torre 6 del edificio.

Esto, explicó la funcionaria, dada las difíciles condiciones climáticas que han impedido que los socorristas lleguen hasta el lugar de los hechos. Las labores de búsqueda se suspendieron a las dos de mañana de este lunes festivo y sólo hasta la tarde de hoy se sabrá la ruta a seguir que definirá el comité de gestión de riesgo municipal.

Aunque ya pasaron 40 horas del accidente, Restrepo aclaró que todas las labores que se realizan son para ubicar algún sobreviviente, aunque lo considera un milagro. (En imágenes: así quedó el edificio tras desplomarse).

Tras la tragedia y el reclamo de algunos familiares de víctimas que esperaban la presencia del alcalde de la ciudad, Aníbal Gaviria Correa, este anunció, a través de un comunicado de prensa, que regresará al país para ponerse frente a la situación de emergencia que vive Medellín. Gaviria Correa tenía previsto volver a la ciudad el próximo 21 de octubre tras disfrutar de sus vacaciones.

"En estos momentos me encuentro adelantando los aspectos logísticos correspondientes para agilizar mi llegada a la ciudad y doy instrucciones precisas de que se priorice la atención a las familias de las víctimas con el debido acompañamiento para garantizar el rescate" , puntualiza el comunicado.

Hallazgo

Este domingo, las autoridades municipales confirmaron el hallazgo de los dos primeros cuerpos sin vida (con lo que la cifra de desaparecidos bajaría a nueve), pero al cierre de esta edición no habían conseguido rescatar a ninguno debido a la dificultad para llegar hasta ellos.

“¿Qué esperan? Tantas horas que han pasado y uno no ve nada de movimiento”, se quejaba unas horas antes Gloria Echeverri, compañera de Jaime Botero, una de las personas que estaría bajo los escombros. Botero era uno de los obreros que desde el viernes trabajaba en el reforzamiento de las columnas del gigante de más de 70 metros de altura, que había sido evacuado ese día, tras detectarse varias grietas y defectos en la construcción.

Después de la evacuación, la constructora del edificio, Lérida CDO, emitió un comunicado en el que aseguraba que las grietas se debían a una “falla puntual” en el piso cuarto y que no había riesgo para el resto de la estructura. Pero poco antes de las 8 p. m. del sábado, las plantas de la torre 6 fueron cayendo como piezas de dominó.

Sobre las posibles causas de la tragedia, la constructora –que según su web tiene 98 proyectos en Medellín y Bogotá– guarda silencio. Pero entre los residentes del conjunto, conformado por seis torres, todas las hipótesis apuntan a la baja calidad de los materiales de construcción. “Uno clavaba una puntilla y se desmoronaba la pared”, le dijo a EL TIEMPO el propietario de uno de los apartamentos.

Búsqueda agónica

Minutos después de la tragedia, varias unidades del Cuerpo de Bomberos de Medellín, 110 voluntarios, 20 ambulancias y 12 unidades de rescate llegaron al lugar para hurgar en busca de vida entre los escombros.

En medio de la oscuridad vieron una luz que parpadeaba entre los hierros retorcidos. Eran Adrián Andrés López y Yamid Lopera, los dos primeros rescatados con vida –y los únicos hasta ahora–, quienes inmediatamente fueron trasladados a las clínicas Las Vegas y El Rosario. Anoche, Lopera estaba en situación crítica.

Pero luego de ese primer hallazgo, las buenas noticias han escaseado. Los más de 30 bomberos que cerca de las 11:00 p. m. del sábado ingresaron por la entrada principal hacia los parqueaderos salieron 30 minutos después con una esperanza: sus perros detectaron “feromonas humanas”. Sin embargo –dijeron–, la destrucción era tal que les fue imposible avanzar más.

Ya en la madrugada, las labores de búsqueda se dificultaron aún más por el intenso aguacero que se desató en la ciudad y que incluso hizo temer la caída de la torre 5 –hoy evacuada, junto al resto de la unidad residencial– y cuya estructura quedó seriamente afectada tras el derrumbe de su vecina.

Con las primeras luces del domingo, la alcaldesa (e) de Medellín, Claudia Restrepo, confirmó que la búsqueda será más lenta de lo previsto. “No es falta de socorristas. Es simplemente que tenemos que minimizar el riesgo que implica la torre 5”, advirtió, y anunció que comenzarán las labores de retiro de los escombros más grandes con maquinaria pesada.

Entre tanto, junto a la zona acordonada, anoche seguían las plegarias. “No perdemos la esperanza –dijo Wílmar Contreras, hermano del vigilante Ubéimar Contreras, otro de los desaparecidos–. Seguimos teniendo fe en medio de esta lentitud, pero de aquí no nos vamos”.

‘Fue como una bomba’
Testimonio de un vecino de la torre 6

“Eran como las 7:40 de la noche y yo estaba empacando la ropa para irnos a otra parte cuando sentí cuatro explosiones. Fueron como las bombas que ponía Pablo Escobar en los 80. Estallaron los vidrios, todo se puso oscuro y se cubrió con una nube de polvo”.

Así relató John Jairo Aristizábal la forma como vivió el colapso de la torre 6 de la unidad residencial Space. Después de escuchar las explosiones y sentir el desplome del edificio, Aristizábal, propietario de una empresa de ambulancias y exrescatista de la Defensa Civil, tomó una linterna y como pudo sacó a su esposa, a su hija de 13 años y a su mascota del apartamento 806 de la torre vecina, la 5.

Con su entrenamiento previo, tomó el control de la situación y pudo evacuar el edificio en compañía de otros residentes del lugar.

“Saqué la ambulancia y como pudimos ayudamos a dos o tres vecinos que estaban lesionados. Luego me pude meter a los garajes y sacar otra camioneta de mi propiedad”, contó el hombre, que tiene pequeñas heridas en su cara por los vidrios.

‘Juan es la alegría de la casa’

“Que salga herido o como salga, pero que salga vivo”. Ese era el ruego ayer de Gloria Cecilia Molina, la madre de Juan Esteban Cantor, de 23 años, estudiante de periodismo y una de las 11 personas que estaría bajo los escombros del edificio. El joven ingresó a un parquedero de la torre justo en el momento en la que estructura se vino abajo. “Es un muchacho dedicado. Se va a graduar ahora en julio. Es la alegría de la casa”, dijo Carlos Cantor, su padre. El joven es el único residente desaparecido. Los otros son empleados de firmas que trabajaban en la reparación de las fallas del edificio: Álvaro Bolívar, Ricardo Castañeda, James Arango e Iván González, de Concretodo; Juan Carlos Botero, Jaime Botero, Albeiro Álvarez, Diego Hernández y Luis Alfonso Marín, de Ingeomed, y el vigilante Ubéimar Contreras.

‘La constructora no ha dado la cara’: residentes

Medellín. A las 2 p. m. de ayer iban a reunirse por primera vez después de la tragedia los residentes del edificio Space con representantes de la constructora Lérida CDO, quienes supuestamente les iban a dar las explicaciones del caso y a contar cómo se iba a atender a las más de 150 familias afectadas, dónde se reubicarían, cómo iba a ser el proceso de indemnización, etc. Pero a la cita solo llegaron las familias y un lacónico comunicado de la empresa. “Desde el mismo instante en el cual se tuvo conocimiento de la falla (...) se integró una junta técnica para evaluar la situación y recomendar correctivos pertinentes –dice la carta, que fue leída por un periodista–. Esta junta hizo las valoraciones y recomendaciones iniciales, las cuales se encontraban en ejecución al momento de presentarse el suceso”.

La constructora aseguró que “ha estado presente en el lugar de los hechos y se han proporcionado los recursos requeridos para la atención de la emergencia”. Este punto, en particular, desató la indignación de los residentes, que aseguran que, hasta ese momento, ningún miembro de la empresa se había comunicado con ellos ni les había brindado ayuda alguna.

“CDO no nos ha puesto la cara –afirmó Mauricio Restrepo, habitante de la torre colapsada–. Lo peor es que ellos sabían que algo iba a pasar porque nos llamaron ayer (sábado) a las 6 de la tarde para ir al apartamento a hacer un inventario, y poco después se vino todo abajo”.

“Aquí hay personas que no tienen donde quedarse esta noche, gente que trabajaba desde la casa y no pudo sacar sus equipos, e incluso un enfermo cuyos remedios quedaron entre los escombros y son muy difíciles de conseguir”, señaló Santiago Uribe, propietario de dos apartamentos en Space y quien ejerce como vocero de los afectados.

La situación dio un pequeño giro al final de la tarde, cuando un representante de la constructora se reunió con las 44 familias damnificadas de la torre 6 para ofrecerles una indemnización por $ 3.500.000 para que puedan arrendar un apartamento amoblado por un mes. La alcaldesa (e) de Medellín, Claudia Restrepo, les aseguró a las víctimas que en conversaciones con la abogada de la constructora, esta le aseguró que la empresa no los dejará solos en estos momentos.

Minvivienda abrirá una investigación

El Ministerio de Vivienda anunció ayer que investigará las causas que originaron la tragedia y la responsabilidad en la ejecución de la obra.

A través de un comunicado, este despacho señaló que “las fallas presentadas por la edificación se debieron advertir en el momento de la ejecución”, para evitar que avanzaran. Asimismo, el superindentente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo Del Castillo, anunció el envío de una comisión a Medellín para investigar posibles vulneraciones a los derechos de los propietarios.

VÍCTOR HUGO VARGAS
Corresponsal de EL TIEMPO
REDACCIÓN ELTIEMPO MEDELLÍN

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
14 de octubre de 2013
Autor
VÍCTOR HUGO VARGAS

Publicidad

Paute aqu�