Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

El 72% de bogotanos creen que hay alta desigualdad, según encuesta

En los últimos 5 años, diferencias sociales y económicas han crecido mucho, afirma el estudio.

Por lo menos 7 de cada 10 bogotanos consideran que la desigualdad social y económica que se vive en la capital colombiana es alta.

Incluso, el 43 por ciento piensa que es demasiado elevada, según los resultados de la Encuesta de percepción ciudadana sobre desigualdad urbana en Bogotá 2012, realizada por ONU-Hábitat, Avina y el proyecto Bogotá, cómo vamos.

Esas diferencias que afectan el acceso a los servicios, a la educación y la salud, en general la calidad de vida en la ciudad, “han aumentado mucho” en los últimos cinco años, en concepto de algo más de la mitad de los entrevistados (51,7 por ciento).

Es un panorama que tampoco parece mejorar para el próximo quinquenio, o al menos así lo creen más de la mitad (59,5 por ciento) de quienes respondieron la encuesta.

La alta inequidad en Bogotá se refleja en hechos como las grandes diferencias de calidad que hay entre la educación pública y privada (29,5 por ciento); la necesidad de recurrir a influencias o palancas para conseguir un trabajo (26,8 por ciento); la existencia marcada entre ricos y pobres (18 por ciento) y el hecho de que los buenos servicios de salud sean mejores para los primeros y malos para los segundos (13,2 por ciento).

Es tan desigual el acceso que, de acuerdo con los encuestados, es difícil lograr un empleo bien remunerado (87,3 por ciento), un servicio de salud de calidad (80,3 por ciento) y un buen colegio para los hijos (71 por ciento) sin discriminación y sin recursos ni palancas.

La consecuencia de estas grandes diferencias es que para una alta proporción de los entrevistados (85 por ciento), eso afecta la seguridad y la calidad de vida en la ciudad, genera desconfianza entre la población (76,2 por ciento) y está impactando la convivencia con los vecinos (69,5 por ciento).

Al preguntárseles a los encuestados qué factores podrían estar generando más esa brecha, dijeron que en parte se debía a la existencia o ubicación de barrios señalados como pobres (45 por ciento) y a las urbanizaciones privadas o con cerramientos particulares (35 por ciento).

Eso también ha llevado a que los conflictos sean “muy fuertes” entre ricos y pobres (44 por ciento) y un poco menos (39 por ciento) entre los ciudadanos, y de igual forma entre los partidos políticos.

La encuesta preguntó también cómo veían socialmente a Bogotá dibujada en una pirámide, y casi la mitad (46,5 por ciento) la describió con un pequeño grupo de personas arriba, poca gente en el medio y mucha gente abajo.

Esa percepción contrasta con los resultados de otra encuesta realizada por el proyecto Bogotá, cómo vamos, en la que se encontró que el 83 por ciento de la población no se considera pobre y el 49 por ciento respondió que estaba en el estrato medio. Es decir, la pirámide sería más ancha en la mitad y con poca gente abajo.

De hecho, los estudios muestran que de los 7,5 millones de habitantes que viven en Bogotá, 11,6 por ciento se encuentran bajo la línea de pobreza y 2 por ciento, en la indigencia.

Ingresos de un millón

En cuanto al ingreso promedio de los hogares capitalinos, la encuesta, retomando otros estudios, dice que es de 1 millón 40.891 pesos.

Las diferencias por estrato son amplias: van desde el estrato 6, que gana 4,8 millones en promedio, hasta el estrato 1, que devenga alrededor de 349.247 pesos.

Esto indica que un hogar del estrato 6 obtiene ingresos que suman 14 veces los del estrato 1, 10 veces los del estrato 2 y 5 veces los del estrato 3.

Pero unos están contentos con lo que ganan y otros no. Mientras algo más de la mitad de los encuestados (52,5 por ciento) afirmaron que los ingresos que percibían les alcanzaban para vivir bien en sus hogares sin grandes dificultades, y a algunos (11,3 por ciento) hasta les permitían hacer ahorros, otra proporción (47 por ciento) respondió que la plata era insuficiente, por lo que padecían muchas afugias.

¿Cuál sería la sociedad que se podría considerar una democracia, con menor brecha entre ricos y pobres?

El modelo más escogido entre los encuestados (36,8 por ciento) fue aquel en el que la pirámide demográfica y social está invertida, es decir, en la que haya mucha gente arriba y muy poca abajo, conceptuó el 87,8 por ciento.

En cuanto a los ingresos, una tercera parte de los encuestados (33 por ciento) consideró que deberían ser más igualitarios.

Sin embargo, llamó la atención que 18 por ciento de los entrevistados respondieran que se requerían diferencias en el ingreso como un incentivo.

Más educación reduciría brecha en la ciudad

Entre las acciones de gobierno que más contribuirían a reducir la brecha social y económica en la ciudad está el mejoramiento de la cobertura, la calidad y el acceso a la educación. Así lo dijeron más de la mitad (51,8%) de los entrevistados en la Encuesta de Percepción Ciudadana sobre Desigualdad Urbana en Bogotá 2012.

En menor proporción (17,7%) influirían los impuestos.

Hay quienes piensan que también servirían los apoyos en dinero (9,8%), los subsidios en vivienda (6,5%), salud (5,3%), servicios públicos (5%) y transporte (1,7%).

Según lo expresado por los encuestados, la institución que más ha contribuido a reducir la desigualdad social en Bogotá es el Gobierno Nacional y en segundo orden están las empresas (12,8%). En tercer lugar están las organizaciones de la sociedad civil (12,8%), seguidas por las universidades (10%), el gobierno del Distrito (5,5%) y las escuelas (4,7%).

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
11 de octubre de 2013
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad