Ernesto Neto: arte para sentir y tocar

Ernesto Neto: arte para sentir y tocar

Su obra 'Las naves' se puede ver en el Salón (Inter) Nacional de Artistas, en Medellín.

notitle
16 de septiembre 2013 , 04:17 p.m.

Las obras del artista brasileño Ernesto Neto están hechas para ser tocadas, atravesadas y caminadas por los espectadores.

Son la oposición perfecta al ‘no tocar’ tradicional del arte.

– ‘Entra, ven a la obra’, dice él, metido dentro de Las naves, su trabajo de gran formato que presenta en el Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM), en el marco del 43 Salón (Inter) Nacional de Artistas.

El público lo sigue, después de quitarse los zapatos, y se adentra en una estructura de tela traslúcida, que asemeja un cuerpo humano por dentro. De ella cuelgan capullos o gotas que el artista llama ‘estalactitas de tela’.

“El concepto es de un cuerpo espacio, un cuerpo arquitectura. Esta nave podría ser una célula y donde estamos ahora, el núcleo celular ”, dice Neto (Río de Janeiro, 1964) acostado en el centro de su obra.

La estructura que se levanta imponente en la nave central del MAMM está hecha de tul de poliamida, cuya transparencia es una metáfora de la piel del cuerpo.

Al entrar, los espectadores juegan a mantener el equilibrio al caminar por la obra. Pero también acarician la tela o ven hacia el exterior, mientras desde afuera, algunos más tímidos ven el interior de la nave, que por fuera parece estar anclada al piso.

“Me interesa que las personas estén en la libertad de tocar y vivenciar la obra. Como la vida, es para ser vivenciada y no solo para ser mirada”, dice el artista.

Neto tiene la habilidad de hacer esculturas de tela y su trabajo– explican los curadores en la hoja de ruta del Salón– está justamente entre la escultura y la instalación.

“Se caracteriza por formas orgánicas relacionadas con la observación del cuerpo como representación de su paisaje interno”, asegura en el documento.

Neto ha expuesto en importantes espacios como el Museo de Arte Moderno de Nueva York; Tate Modern Gallery de Londres, y el Centro George Pompidou, de París, entre otros.

“No toda mi obra es para entrar, pero en muchas sí se puede tocar y relacionarse con ella. Me interesa la íntima convivencia de los artistas con el público”, agrega Neto.

Y es que el artista también ha hecho obras para oler. En la Bienal de Arte de la India, donde expuso su obra La vida es río, colgó capullos similares a los que se ven en Medellín, pero que olían a comino y otras especias.

Para él, se trata de expresar vida. “Me interesa mucho más que la muerte. Me gusta hablar del mundo de la cama, del amor, de la familia, donde acontece la intimidad”, dice Neto, acostado dentro de su obra y compartiéndola con varios espectadores.

¿Dónde y cuándo?

Museo de Arte Moderno de Medellín. Carrera 44 No. 19A -100. En el 43 Salón (Inter) Nacional de Artistas. Hasta el 3 de noviembre.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.