Los turistas, una amenaza

Los turistas, una amenaza

Entre enero del año pasado y este año ingresaron al parque más de 15.000 turistas.

Los turistas, una amenaza
12 de septiembre de 2013, 11:00 pm

Hasta hace 10 años al parque natural El Cocuy no ingresaban más de mil turistas al año: hoy lo hacen más de 15.000.

A esa desbandada de visitantes se suma la irresponsabilidad de los mismos guías y porteadores que los condujeron al parque, todo desde luego con la anuencia de las autoridades que solo hasta ahora, cuando está casi acabado, toman medidas.

“Este es un parque muy similar al del Monte Manaslu, situado en la cordillera del Himalaya (Nepal). Ellos aceptan solo 1.500 personas al año, mientras que nosotros estamos soportando 493 personas por día en 25 kilómetros de senderos”, aseguró Roberto Ariano, uno de los montañistas que más conoce de El Cocuy.

Este guardapáramos, conocido como ‘Paiton’, ha adelantado diferentes estudios en los que ha obtenido datos como por ejemplo que hay senderos que se han ensanchado hasta en 11,5 metros, acabando con la respectiva vegetación.

Ariano también hizo parte de un grupo de profesionales que ‘plaqueteó’ 86 frailejones para tener un estimativo de su deforestación: siete meses más tarde encontraron que solo quedaban 25 de estos. Los demás habían sido arrasados.

Otro que tiene cifras dicientes es el alcalde de El Cocuy, Alejandro Sandoval: hasta hace 5 años en El Cocuy se producían 30 toneladas de basura al mes y ahora con el aumento de los turistas la cifra se incrementó a 45 toneladas de basura mensuales.

“A El Cocuy por ejemplo llegan buses de diferentes partes del país que ni siquiera utilizan a un guía, ni compran siquiera el mercado en el pueblo, pero sí nos dejan la basura”, cuenta el Mandatario.

Sandoval añade que algunos montañistas de otras partes del país, que conocen bien la sierra, se han dedicado a hacer negocio a costas de algo que está causando un grave problema a esos municipios.

“Esto ya necesitaba medidas drásticas. El control lo deben asumir los habitantes de El Cocuy y Güicán, pero para eso deben capacitarse y agremiarse”, dijo el Alcalde de El Cocuy.

Especulación en los precios

Otro de los problemas que se generan en torno al desbordado crecimiento de turistas es la especulación en los precios que reina en los municipios de Güicán y El Cocuy, especialmente. Un expreso que en temporada normal puede costar 60 mil pesos, en temporada alta lo hacen valer hasta 150 mil pesos. Lo mismo ocurre con las tarifas de guianza y de porteadores y demás servicios que se prestan. No se sabe siquiera cuántos hoteles y posadas hay en estos dos municipios.

Por experiencia

Roberto Ariano ‘Paiton’:

“La norma de impedir el acceso de caballos también la debe hacer cumplir Corpoboyacá en la zona de amortiguación. Todos debemos ayudar para poder salvar esta reserva natural”.

Bryian Lousence:

“Viajé desde Johanesburgo exclusivamente a conocer El Cocuy: me enteré de que esto existía desde Suráfrica. Realmente es un paraíso y la gente de aquí es espectacular”.

Martha Silva, guía turística:

“Podemos ayudar a proteger el parque, sería muy lamentable que lo tuvieran que cerrar. De este atractivo vivimos cientos de familias de todo el norte del departamento”.

HARVEY YECID MEDINA ALFONSO
REDACCIÓN BOYACÁ SIETE DÍAS