Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Lo que se sabe de la muerte de Diego Felipe

Coronel Nelson Arévalo es el oficial más cuestionado. Caso incomoda al general Francisco Patiño.

Con una fatal cita para "rayar" (pintar grafitis) en la avenida Boyacá hacia el sur desde la calle 164, el 19 de agosto del 2011 empezó a escribirse uno de los capítulos más absurdos y siniestros de la Policía Nacional: el de la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra.

Hace cerca 15 días, a dos años exactos de la muerte del muchacho a manos de un patrullero, se conoció el monto de la indemnización que su familia reclamará al Estado por el crimen: 5.600 millones de pesos.

También, el general Francisco Patiño, el oficial de más alto rango salpicado por el caso, logró que el Senado finalmente le diera la bendición a su ascenso de brigadier a mayor general.

Su futuro en la Policía, sin embargo, está en veremos y tiene aún pendiente la investigación de la Fiscalía por su eventual responsabilidad en el encubrimiento del montaje que pretendió mostrar a Diego Felipe como un delincuente armado abatido en un enfrentamiento.

Aunque cuando ocurrieron los hechos Patiño estaba asignado a otra misión (el cierre del Mundial Juvenil de Fútbol) y su segundo en el Comando de la Policía Metropolitana estaba encargado, su actuación en los días posteriores, ya cuando el escándalo había estallado, sigue generando dudas.

Más allá de su contacto con el conductor de buseta que falseó su testimonio para intentar involucrar a Diego Felipe en un atraco que no cometió, muchos se preguntan cómo un oficial curtido en investigaciones no detectó y denunció desde el primer momento los claros indicios de que miembros de la Metropolitana habían montado, lo que el fiscal Eduardo Montealegre calificó como "un falso positivo urbano".

Aunque allegados a su defensa dicen que no hay duda de que alguien en la Policía estuvo detrás del plan, no haber marcado distancias desde el primer momento le podría pasar una dura cuenta de cobro a Patiño.

Su segundo en la Metropolitana, el coronel Javier Vivas, a quien se le ordenó cárcel como medida preventiva junto al coronel José Javier Vivas, tiene por lo pronto una situación más compleja ante la Fiscalía. Él sí estuvo en el sitio de los hechos, donde tanto la Fiscalía como la Procuraduría demostraron que se plantó una pistola para incriminar a Diego Felipe Becerra.

Además, uno de los policías presos por el caso asegura que recibió presiones para no mencionar a 'J-2' (la clave del subcomandante) en el proceso.

Lo que está claro es que, mientras el joven de 16 años moría en la Clínica Shaio, víctima de un balazo en la espalda, miembros de la Policía idearon un plan para intentar mostrarlo como un delincuente.

En la clínica, según confesó otro de los uniformados detenidos, un mayor de la institución soltó esta frase: "Mejor que se muera, porque los muertos no hablan".

En ese momento, empezó a montarse una versión oficial bien diferente de lo que, según los primeros reportes del patrullero Wílmer Alarcón, el autor del disparo, ocurrió la noche del viernes 19 de agosto.

"Central, creí que tenía un arma", fue su primer y angustioso parte. Su desesperación tras el hecho -él mismo llevó al herido a la clínica y estaba, según testigos, "como en estado de shock"- no parece encajar con la reacción de un policía que tuvo que disparar en defensa propia.

Coronel Arévalo, cuestionado

El coronel Nelson de Jesús Arévalo, quien era el comandante de la zona del hecho en ese entonces, aparece en los expedientes como el oficial más cuestionado por los hechos del 19 de agosto del 2011.

Según varios de los policías presos, él habría decidido "colaborarle a Alarcón" y supuestamente ordenó conseguir el arma que fue plantada en el sitio donde cayó herido el joven. Él fue además quien contactó al chofer de buseta que hoy está preso por mentir en el caso.

REDACCIÓN JUSTICIA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Justicia
Fecha de publicación
4 de septiembre de 2013
Autor
REDACCIÓN JUSTICIA

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: