La escasez continúa azotando a Corabastos

La escasez continúa azotando a Corabastos

Alimentos provenientes de Huila, Nariño y Boyacá son pocos y han incrementado su precio en un 200%.

La escasez continúa azotando a Corabastos
26 de agosto de 2013, 05:52 pm

Alirio Parra es un comerciante de Corabastos que hacia las 11:00 de la mañana decidió cerrar su local, porque según él, el desabastecimiento que se está presentando tiene a su negocio en una situación difícil.

“Ya me toca cerrar porque no tengo nada para vender. Además la gente piensa que todo está caro y nadie está viniendo a comprar”, aseguró.

Para María Torres Vargas los últimos días se han convertido en una pesadilla. Ella asegura que su negocio ha bajado las ventas de una manera desmedida, pero no por la falta de alimentos, sino porque no hay afluencia de compradores.

“Normalmente yo alcanzo a vender entre 150 a 200 mil pesos en un día. En esta semana lo máximo que he alcanzado son 20.000 pesos por día”, dijo.

Según el gerente de Corabastos, Mauricio Parra, el número de camiones que diariamente llegan a la central, ha disminuido en forma preocupante.

“De los 600 a 1.000 camiones que llegan normalmente, hoy llegaron 325. Esto es una disminución significativa. Sin embargo, la central seguirá abierta 24 horas, tanto para las personas que traigan cosechas como para los que vengan a comprar. Esto implica una disminución del 35 por ciento en todos los productos”, dijo.

El volumen que se maneja en Corabastos está entre las 6.000 y 10.000 toneladas. Este lunes se registró que únicamente ingresaron 3.000 toneladas de alimentos.

Productos provenientes del Huila, Nariño y Boyacá, no solo están escasos, sino que han incrementado sus precios hasta en un 200%.

Entre los alimentos más escasos se encuentran la arveja verde, que se está cotizando a 400.000 pesos el bulto; la papa sabanera, a 120.000 el bulto; la cebolla larga, a 280.000 el bulto; la zanahoria, a 150.000 el bulto; y las habichuelas, a 140.000 pesos el bulto.

Alimentos como la lechuga, la espinaca, la coliflor y la mazorca no han subido de precio, pero según algunos comerciantes, han tenido que desechar unidades que se han descompuesto por la falta de compradores.

Lo que más preocupa a los vendedores de Corabastos en que diariamente la escasez es más grande y no encuentran alternativas para poder mitigar la crisis de sus negocios.

REDACCIÓN BOGOTÁ