El vínculo que une el caso Guberek con Interbolsa

El vínculo que une el caso Guberek con Interbolsa

La familia textilera movió a través de la firma comisionista más de 62 millones de dólares.

21 de julio de 2013, 01:47 am

El descalabro del grupo Interbolsa se acaba de convertir en un tema de interés para la DEA y para el Departamento del Tesoro de EE. UU.

Su comisionista de bolsa salió a relucir en medio de la investigación que por narcolavado se les notificó la semana pasada a los Guberek Grimberg, reputada familia de textileros colombianos, de origen polaco y rumano.

Aunque el tema se maneja solo entre autoridades judiciales y financieras, EL TIEMPO estableció que, desde el 2009 y hasta el 2011, Interbolsa les movió a los Guberek más de 62 millones de dólares, unos 110.000 millones de pesos.

Las transacciones se hicieron a nombre de C. I. del Istmo S.A.S. e Induitex Ltda., dos de las empresas de los Guberek incluidas hace 12 días en la Lista Clinton.

Según registros oficiales a los que este diario tuvo acceso, cerca de 56.000 millones de pesos aparecen invertidos por Interbolsa en acciones, bonos, repos y hasta TES.

El resto del dinero fue usado en la compra de las divisas que requería la familia para pagarles a sus proveedores en el exterior.

Y si bien se trata de actividades propias de una comisionista, investigadores quieren establecer si Interbolsa indagó sobre el origen de esos fondos. También esperan que sus cabezas expliquen cómo mantuvieron a los Guberek en su lista de clientes durante casi tres años sin detectar sus movimientos sospechosos (ver ‘Sí les dimos aviso...’).

De acuerdo con la investigación, los Guberek disfrazaron los movimientos ilegales de dinero con exportaciones e importaciones ficticias a Panamá y Venezuela y, en ese campo, las empresas clientas de Interbolsa eran especialistas.

Con tan solo dos años de creada, C. I. del Istmo ocupó el puesto 32 entre las cien empresas colombianas que más exportaciones hacían a Venezuela: 14 millones de dólares en solo un año.

Además del comercio de telas, la firma registra entre sus actividades la producción y venta de cárnicos y la realización de operaciones en el mercado financiero.

Induitex Ltda. también se dedicaba a importar y exportar telas e incluso ofrecía servicio de lavandería, prelavado y tintorería en la zona franca de Cúcuta. Y aunque, por sus ventas, en 2008 la Dian la elevó a la categoría de grandes contribuyentes, en 2012 entró sorpresivamente en liquidación.

‘Hay más comisionistas’

En esas firmas aparecen como gerentes Isaac Guberek Ravinovicz y su hijo Henry Guberek Grimberg, procesados por lavado en la Corte del Distrito sur de la Florida. En Induitex también figura el empresario del fútbol Jorge Eduardo Tovar Zuleta, hoy en la Lista Clinton.

Agentes federales encargados del caso aseguran que más comisionistas de bolsa colombianas fueron usadas por los Guberek para sus transacciones. Asimismo, un importante banco de Panamá, con filial en Colombia, cuyo nombre se mantiene en reserva.

Efectivamente, EL TIEMPO estableció que en esa entidad panameña los Guberek abrieron 19 cuentas. Dos de estas aparecen a nombre de C. I. del Istmo S.A. y de SBT S. A., que movieron 42 millones de dólares a través de Interbolsa.

Al calificar de sospechosas esas transacciones, en el 2009 el banco les cerró varias cuentas. Pero, por no encontrar rastro de lavado, no dio aviso a las autoridades.

En Colombia, por el contrario, la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf) colaboró con el gobierno de EE. UU. en la investigación contra los Guberek.

Y ahora, se delegó a un fiscal para que aclare si las comisionistas involucradas –incluida Interbolsa– sabían o no de las actividades de esta familia, que al parecer ya se contacto con EE. UU. para arreglar su situación.

‘Sí les Dimos aviso a las autoridades’

Voceros de Interbolsa le admitieron a EL TIEMPO que los Guberek se convirtieron en sus clientes a principios de 2009. Sin embargo, aseguraron que la comisionista detectó varias transacciones sospechosas y que se ordenó una visita a sus oficinas. Tras la inspección, decidieron cerrarles las cuentas en el 2011. También aseguraron que se le dio aviso a la Uiaf y que no están autorizados para dar más detalles. Otra de las comisionistas usadas por los Guberek y el banco en Panamá le dijeron a EL TIEMPO que la información tiene reserva bursátil y que se pronunciarán la próxima semana.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com