Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Joven que arrolló a papá e hija había sido sorprendido ebrio dos veces

Yerson Martín tenía la licencia de conducción suspendida hasta el 28 de febrero del 2021.

Yerson David Martín Rodríguez, el conductor ebrio que el jueves arrolló a un hombre que llevaba en brazos a su hija de dos años, no solo había sido sorprendido en varias ocasiones asumiendo el volante en estado de embriaguez.

Los registros de la Secretaría de Movilidad de Bogotá también dan cuenta de que este joven, de 26 años, tenía la licencia de conducción suspendida hasta el 28 de febrero del 2021 por la reincidencia en esta conducta.

De hecho, en las bases de datos de la entidad se encontró que en enero del 2013 Martín Rodríguez dio positivo con grado dos de embriaguez (el intermedio) mientras conducía un Mazda por las calles de la capital. En esa oportunidad le cancelaron el pase de categoría tres hasta el 4 de abril del 2014.

Lo más indignante es que el 6 de marzo de este año fue sorprendido nuevamente al volante del mismo carro y con el máximo grado de embriaguez (3). La Policía de Tránsito lo sancionó con multas por manejar con tragos, por ir en pico y placa y por no contar con la respectiva licencia. No obstante, la reincidencia le costó una nueva suspensión del pase, esta vez hasta el 28 de febrero del 2021.

Irresponsable

Poco le importaron las sanciones y las multas por la irresponsabilidad del pasado. El jueves, a las 7:45 de la mañana, Martín Rodríguez conducía de nuevo el Mazda embriagado en segundo grado.

Tomó una calle del barrio Fátima, en el sur de Bogotá, en contravía, la misma por la que a esa hora caminaba el deportista Manuel Ramírez con su hija, una pequeña de apenas 2 años. Iban rumbo al jardín infantil.

Martín perdió el control del carro y arrolló a padre e hija, quienes se salvaron de milagro. La niña cayó sobre una maleta, mientras su padre resultó con heridas en la cara que obligaron a su traslado al Policlínico del Olaya.

A ese mismo centro asistencial fue remitido el conductor ebrio, quien, además, fue objeto de un intento de linchamiento por vecinos del sector.

Horas después del percance, Martín buscó a Ramírez y le ofreció dinero a cambio de que retirara la denuncia por lesiones personales, pero ante la negativa lo insultó con frases amenazantes.

El afectado fue dado de alta el mismo jueves.

Por su parte, el autor del accidente recuperó anoche su libertad pues el delito de lesiones personales culposas agravadas es excarcelable. Sin embargo, continúa vinculado a la investigación.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
20 de julio de 2013
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�