Vicepresidente Garzón reunido con campesinos en Catatumbo

Vicepresidente Garzón reunido con campesinos en Catatumbo

Diálogo entre policías y manifestantes y reconsiderar cómo erradicar cultivos ilícitos, los pilares.

12 de julio 2013 , 09:47 p.m.

El vicepresidente Angelino Garzón fue incorporado este viernes al equipo del Gobierno que intenta establecer diálogos con los líderes sociales del Catatumbo, tras más de un mes de protestas en esa zona de Norte de Santander.

El presidente Juan Manuel Santos le dio “instrucciones” a Garzón para que se una al equipo con el fin de “determinar las condiciones para reiniciar las conversaciones que lleven al levantamiento de los bloqueos”.

Al aceptar la misión, Garzón dijo viajó a primera hora de hoy (sábado) a la región como “garante” y al mediodía ya sostuvo el primero de dos encuentros en Tibú: la primera reunión fue con el alcalde de esa localidad, Gustavo León Becerra, y el gobernador de Norte de Santander, Édgar Jesús Díaz, y la segunda con los líderes del paro.

Garzón inició desde este pasado viernes gestiones que podrían mejorar las condiciones que hasta ahora habían marcado el diálogo entre las partes.

De un lado, comprometió al jefe de la Oficina de la ONU en Colombia para los Derechos Humanos, Todd Howland, quien esta semana se convirtió en el principal crítico del Gobierno, a acompañarlo en su visita a la zona, para que constate “la voluntad política del Gobierno de encontrar soluciones”.

El pasado miércoles, Howland responsabilizó al Gobierno de las muertes de los cuatro activistas y de no respetar los derechos humanos de los protestantes.

De otra parte, el Vicepresidente también contactó el viernes a César Jerez, uno de los líderes de la movilización campesina, y lo invitó a que en la tarde de este sábado se intente un diálogo entre policías y manifestantes “para distensionar esta situación”.

Entre las ‘llaves’ que Garzón lleva en su bolsillo para reabrir el diálogo está también la decisión del Presidente de reconsiderar la forma como se ha hecho la erradicación de cultivos ilícitos en la zona, dos de las principales exigencias de los líderes protestantes.

“Tenemos que reconocer que se hizo una erradicación de cultivos ilícitos sin la adecuada coordinación con los planes de desarrollo alternativo. Eso no puede ocurrir, y tenemos que revisar nuestra estrategia no solo para el Catatumbo sino para todas las demás regiones donde estamos erradicando”, dijo Santos en su discurso en Agroexpo, el pasado jueves.

Estas palabras de Santos abrieron una nueva puerta para el entendimiento con los promotores del paro.

Y aunque fue claro en que no decretará la legalización de la zona de reserva campesina como producto de la presión, no descartó que este reconocimiento se dé en el futuro. De hecho, su gobierno ha hecho avances en ese sentido y se trata de una figura contemplada en la ley.

Es claro que el gobierno del presidente Santos intentará mejorar con nuevos argumentos el clima de entendimiento con los líderes de la protesta y evitar que las tensiones aumenten, como ocurrió este viernes, elevando el número de lesionados.

Pero también el Gobierno advirtió ayer viernes que “hay actores ajenos al movimiento campesino que quieren provocar a nuestra Fuerza Pública que se encuentra en la zona, mediante acciones para generar reacciones y mayor alteración del orden público”.

El paro campesino en el Catatumbo cumple hoy 32 días y no se ha avanzado hasta ahora en siquiera un punto de la agenda campesina.

Once heridos en disturbios en Tibú

Por más de 3 horas, efectivos del Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios) y campesinos del Catatumbo se enfrentaron en la mañana de este viernes en el sector La Uno, ubicado a un kilómetro del casco urbano de Tibú (Norte de Santander).

Los enfrentamientos ocurrieron porque, supuestamente, miembros de la Fuerza Pública impidieron el desplazamiento de un grupo de campesinos hacia el municipio, lo que generó malestar entre los manifestantes, quienes lanzaron botellas con gasolina y piedras.

Según el reporte de la Policía Nacional, el capitán Mauricio Morela Pedraza resultó herido con las esquirlas de un ‘tatuco’ lanzado por los manifestantes.

Así mismo, a través del portal Prensa Rural, Ascamcat (Asociación Campesina del Catatumbo) reportó 10 campesinos lesionados, quienes fueron atendidos en el puesto de salud sobre la vía.

Así mismo, se identificó el uso de un nuevo elemento dentro de los choques, que corresponde a piedras envueltas en trapos, amarradas con alambre de púas, que se lanzan encendidas y se adhieren a la ropa.

Campesinos del Sumapaz se unirán a paro nacional

Más de 3.000 campesinos, que integran tres veredas del Distrito de Bogotá y 32 municipios de Cundinamarca, anunciaron que se unirán a un paro nacional para el mes de agosto.

Dentro de sus peticiones, está la creación de una zona de reserva campesina de cerca de 44.000 hectáreas que rodean el páramo de Sumapaz. La movilización la lidera la organización Sintrapaz, que solicitó su creación en 2011.

De acuerdo con Parmenio Poveda, vocero del colectivo, “estamos listos, pero no han querido convocar la audiencia para la ejecución de la ley y el Incoder no nos da respuesta”.

El páramo del Sumapaz ha sido un centro neurálgico del conflicto armado. Desde hace cuatro años, el Ejército ha asegurado que las Farc no tienen estructuras armadas cerca del páramo, que sigue siendo un corredor estratégico de la guerrilla para conectar los municipios de Meta y Tolima.

REDACCIÓN POLÍTICA Y CÚCUTA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.