Hágales caso a los 'testigos' de su automóvil

Hágales caso a los 'testigos' de su automóvil

Estos indicadores luminosos y sonoros le ayudan a indagar acerca del estado general de su vehículo. Escúchelos, obsérvelos y déjese guiar para evitar daños.

Hágales caso a los 'testigos' de su automóvil
5 de julio de 2013, 07:34 pm

Como toda máquina, un vehículo tiene diversas formas de ‘hablarle’ a su dueño a través de ‘testigos’ (luminosos, sonoros o mecánicos) que van ubicados en el tablero de instrumentos, los cuales tienen la tarea de informar acerca del comportamiento de los sistemas.

Entre los testigos sonoros hay varios de importancia: puertas abiertas, luces prendidas, llave puesta en el encendido, cinturones no ajustados y proximidad de un objeto a la hora de estacionar, son los más comunes.

Por ningún motivo busque la forma de desconectar estas alertas, pues atenta contra la seguridad del vehículo y, de paso, contra la suya propia.

Ojo a estos:
Las señales luminosas son quizás las más importantes de todas. Vienen en rojo o amarillo y están ubicadas en el tablero de instrumentos para su fácil detección y visualización.

Estas alertas advierten acerca del mal funcionamiento de algún sistema primordial del vehículo. Recuerde siempre que si uno de los indicadores ilumina, debe tomar acciones inmediatas para evitar costosos daños. De cierta forma, los ‘testigos’ le cuidan su bolsillo.

En el caso de las señales mecánicas, las más comunes son los medidores de gasolina y de temperatura del motor, aunque, en la mayoría de los modelos actuales, estas han sido reemplazadas por las alertas digitales.

El indicador de temperatura es el más importante: si el medidor está fuera del rango normal –zona roja– avisa sobre un sobrecalentamiento en el sistema de refrigeración del motor, lo que puede provocar que se queme el empaque de culata y se generen daños graves al interior del motor.

No sobra recomendar que, si no está seguro de lo que representa un indicador, consulte el manual de su auto y conozca toda la información preventiva que el fabricante ha escrito en él.

Con información de Cesvi Colombia

Señal del aceite:
Informa sobre la baja presión de lubricante en el motor, ocasionado por un nivel bajo o porque la bomba no está funcionando de forma adecuada.

Si se enciende, pare y apague el vehículo antes de que se recaliente el motor.

Señal de freno:
Se enciende cuando se baja el nivel del depósito del líquido de frenos, por fuga del mismo en el sistema o porque tiene accionado el freno de parqueo. En algunos autos modernos, pide cambio de pastillas.

Señal de batería:
Siempre se ilumina al encender el vehículo, indicando que está dando carga para el arranque. Si, estando encendido el automóvil, éste no se apaga, requiere revisar el estado de la batería o elementos del sistema, como el alternador.

Señal de ABS:
Este indicador se prende cuando el sistema antibloqueo de frenos requiere mantenimiento o alguno de sus componentes no está trabajando adecuadamente.

Señal ‘Check engine':
Advierte que el motor o alguno de sus componentes electrónicos no están enviando señal. Para establecer el problema, se debe escanear el sistema para que el computador ubique la falla. Algunos autos se apagan inmediatamente cuando se enciende este indicador.

Tenga en cuenta…
*El manual del propietario es, antes que los testigos, la mejor guía para tratar bien el vehículo.
*Si una señal se enciende es porque algo anormal está sucediendo. Lo mejor es detenerse lo antes posible y revisar en dónde puede estar la falla.
*Antes de salir a carretera, revise que todos los testigos estén funcionando. Esto se logra abriendo el ‘switch’ de encendido.
*Revise todos los sistemas y niveles de su vehículo: gasolina, aceite, llantas, frenos, entre otros.