Preocupante cifra de mortandad en truchas

Preocupante cifra de mortandad en truchas

Cerca de 100 mil peces perecieron por deficiencia de oxígeno en el humedal de Tota.

Preocupante cifra de mortandad en truchas
5 de julio de 2013, 02:36 am

Miles de truchas se han venido muriendo en los criaderos del lago de Tota. Según los piscicultores, cerca de 100 mil truchas, entre alevinos, jóvenes y adultas, han muerto por deficiencia de oxígeno.

El director de Corpoboyacá, José Ricardo López Dulcey, manifestó que el jueves de la semana pasada hubo luna llena.
“Por la luna llena se genera un fenómeno natural curioso, que consiste en que las aguas se quedan absolutamente quietas y así no generan aireación, que se da por el efecto del oleaje. Al presentarse el fenómeno natural desciende el contenido de oxígeno en las aguas”, dijo López Dulcey.

Según el Director de Corpoboyacá, las truchas requieren cinco miligramos por litro de concentración de oxígeno en el agua. “Los empresarios conocen eso y no pueden permitir que haya sobrecarga de trucha en sus jaulas. La muerte de las truchas no tiene que ver con una situación crítica del lago”, indicó José Ricardo López.

Agregó, además, que la empresa que tuvo un mayor número de truchas muertas fue la piscifactoría Remar, que perdió miles de peces. Este fenómeno natural se sumó un gigante descuido de Remar, que puso en riesgo la calidad del agua y que se tomarán medidas.

“La Corporación los acompañó en todo su proceso de sacado de la trucha y de la disposición. La trucha no murió por efecto de contaminación”, puntualizó el Director de Corpoboyacá. Señaló que no hubo la menor descomposición durante el sacado y que no se contaminó el lago.

Sebastián Sánchez, director administrativo de Remar, afirmó que la muerte de truchas se debió a un fenómeno natural y no a un descuido gigantesco por parte de la empresa. “Esta situación no se había presentado nunca antes y las causales exactas están aún por establecerse”, dijo.

REDACCIÓN BOYACÁ SIETE DÍAS