Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Lo que se juega en el Catatumbo

Farc, Eln y 'bacrim' han sacado provecho del abandono de la zona.

Tras los cuatro muertos y los 50 heridos en la protesta campesina del Catatumbo, que ya supera las dos semanas, hay una larga historia de indignación por el olvido del Estado, que el Gobierno ha reconocido.

Pero, también, un pulso de los distintos grupos armados para conservar el control de esta zona fronteriza con Venezuela, que abarca nueve municipios de Norte de Santander y que ha sido útil para el narcotráfico.

Precisamente, las Farc, el Eln, ‘los Urabeños’ y alias ‘Megateo’, exguerrillero del Epl que terminó siendo uno de los mayores narcotraficantes del país, han aprovechado las difíciles condiciones sociales de los campesinos para meterlos en los cultivos de coca. (Lea también: Presidente Santos invitó a líderes campesinos del Catatumbo a Bogotá).

De la indignación campesina por el abandono de los gobiernos habla la situación de Teresa Robles, habitante de la vereda Caño Guaduas, del municipio de Tibú. Ella, cabeza de familia y madre de seis hijos, forma parte de los 14.000 campesinos que desde hace 20 días han taponado las vías que van de Cúcuta a Tibú y de Ocaña a Convención. Robles asegura que su protesta no es solo por la erradicación de los cultivos ilícitos sin alternativas, sino también por los servicios de salud, energía y agua potable que no tiene su familia.

Como Teresa, los otros campesinos atendieron el “llamado de los presidentes de junta de cerca de 200 veredas” para participar en la protesta, que tiene paralizados a varios sectores productivos de la región, como los palmicultores. Entre las peticiones de los campesinos está la creación de una zona de reserva campesina, así como la respuesta al abandono que han padecido durante años.

Las dificultades del Catatumbo, con 3.390 hectáreas de coca y 282.000 pobladores, según el Dane, son palpables. Seis de sus municipios tienen cobertura de energía eléctrica por debajo de la media nacional, ninguno de los 9 tiene planta de tratamiento de aguas residuales, solo 6 cuentan con servicio de agua 24 horas, y la mayoría presenta problemas en la calidad del líquido.

Según la fundación Progresar, el 68 por ciento de la red vial son vías terciarias (1.373 kilómetros), por fuera del apoyo presupuestal de la Nación y con 68 puntos críticos.

Los campesinos admiten que la coca mueve directa o indirectamente la economía de la región. “Lastimosamente, por este negocio muchos hemos subsistido”, asegura un hombre que dice llamarse Miguel.

Es en este negocio en el que, según fuentes militares, son protagonistas los distintos grupos armados de la zona, para lo cual han hecho una alianza.

Las Farc y el Eln controlan los cultivos ilícitos y la comercialización de la pasta de base de coca. El comprador final es Víctor Ramón Navarro Serrano, ‘Megateo’. Por información sobre su paradero el Gobierno ofrece 2.000 millones de pesos. ‘Megateo’ dirige a por lo menos 50 hombres armados.

¿Hay infiltración?

Pero, además del negocio de la coca, las Farc tendrían otra apuesta fuerte en el Catatumbo, según el Ejército: lograr una base social amplia. Esta tarea estaría a cargo de las ‘milicias Iván Ríos’, que tienen la misión de activar en la zona el Partido Comunista Clandestino. “Las Fuerzas Armadas han detectado el interés de las Farc de que se creen unas zonas de reserva campesina en el Catatumbo. Así tendrían influencia sobre un territorio autónomo cercano a la frontera con Venezuela y a otra zona de reserva que se pretende en el Cesar”, le dijo a EL TIEMPO el general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares.

Pese a la reiterada voluntad de diálogo señalada por el Gobierno Nacional y líderes campesinos de la protesta en el Catatumbo, ambas partes no lograron acuerdos la noche del viernes. De momento, todo sigue en suspenso, aunque el presidente Juan Manuel Santos invitó ayer a los líderes campesinos a reunirse el martes en Bogotá con los ministros del Interior, Hacienda, Agricultura y Defensa y con el Ministro Consejero para el Diálogo Social, en procura de lograr un acuerdo que permita beneficiar a los habitantes y levantar el paro. “Estoy seguro de que, si hay voluntad, podremos llegar a cuerdos”, afirmó el mandatario.

Las Farc en la zona

El frente de las Farc que tiene influencia en el Catatumbo es el 33, con dos columnas en los municipios de Ocaña, Convención y El Tarra.

‘El Gobierno se levantó de la mesa sin dar explicaciones’

José del Carmen Abril es el presidente de la Asociación de Campesinos del Catatumbo (Ascamcat).

¿Qué opina de los señalamientos sobre infiltración guerrillera?

En este país siempre dicen que las manifestaciones están infiltradas. En estos momentos se movilizan 14.000 campesinos que no quieren dejar en la calle y sin comida a sus hijos.

El Gobierno les ofreció $ 120.000 millones de pesos. ¿Qué le parece?

Para solucionar la situación de abandono del Catatumbo se necesitan billones de pesos; queremos soluciones, pero los delegados se fueron sin decirnos al menos ‘adiós’.

¿Qué pasó?

Es muy desconcertante; se fueron sin mediar palabra, sin explicaciones.

¿Y ahora qué?

Queremos que cambien a Lucho Garzón; queremos funcionarios serios; primero nos habló de 51.000 millones de pesos, pero después dijo que eran 120.000 millones de pesos. No sé si ese señor está loco o eso era lo que hacía cuando era sindicalista.

¿Se avanzó en las zonas de reserva campesina?

El Gobierno no acepta que se acuerden avances en ese tema, tal como lo señala la Ley 160 de 1994. No entendemos por qué ahora impone nuevos procedimientos, como una consulta indígena.

‘El balón está ahora en manos de los campesinos’: Mininterior

Decepcionado abandonó Tibú el viernes en la noche el ministro del Interior, Fernando Carrillo. Había viajado con un paquete de propuestas para responder con prontitud a los reclamos de los campesinos, pero no vio “ánimo de negociación” entre los voceros de la movilización en el Catatumbo, que ya completó dos semanas.

¿En qué quedó la negociación con los campesinos?

Apenas en horas de la tarde (del viernes), en la cancha de baloncesto de Tibú, les pudimos presentar las cinco propuestas de inversión social, infraestructura, sustitución de cultivos, además de un compromiso para ejecutarlas rápido. Los líderes planteaban un problema de metodología. Llegamos con alternativas, pero no vimos voluntad, no vimos ánimo de negociación.

¿Y cuál es el paso siguiente, entonces?

Les dejamos la propuesta y ahora el balón está en manos de ellos.

¿Qué tema es innegociable para el Gobierno?

No tenemos temas vedados. En particular, sobre la zona de reserva campesina hemos dicho que se debe seguir el trámite correspondiente. Ellos quieren que se declare como parte del acuerdo, pero es la junta directiva del Incoder la que debe decidir. Además, hay un tema por resolver con los indígenas motilones, que están dentro del territorio que piden.

Según el Gobierno, una zona de reserva campesina se crea cuando es necesaria por la vulnerabilidad de los campesinos a la violencia o en la propiedad de sus tierras. ¿Esas condiciones se cumplen en el Catatumbo?

Ese es un tema del que no le puedo hablar, porque no tengo toda la información. Es un tema del Incoder y nosotros respetamos esas normas y esos trámites.

¿Qué va a pasar si los campesinos no levantan las protestas?

Esperamos que los campesinos entiendan que hay voluntad del Gobierno y que en este momento las protestas están perjudicando a unas 300.000 personas.

¿Por qué los campesinos dilatarían la conciliación?

No lo sabemos, pero lo que vi fue la ratificación de las inflexibilidades.

¿Cuál es la propuesta puntual en infraestructura?

Entre otras cosas, se construirán un puente que piden desde hace tiempo y varias vías terciarias. Para que sea más rápido, se plantea que las obras las hagan ingenieros militares.

La propuesta gubernamental

1. Zonas de reserva

El Gobierno señala que es un trámite que corresponde al Incoder, organismo que, a su juicio, ha cumplido con los procedimientos que contempla la ley. El Mininterior facilitará el trámite necesario.

2. Plan de choque

Habrá una estrategia rural para fortalecer proyectos productivos, según las necesidades planteadas por los campesinos. Apoyaría especialmente a aquellos cuyos cultivos ilícitos fueron erradicados.

3. Desarrollo rural

Se proponen acciones como la compra de tierra, capital semilla, acompañamiento para proyectos productivos, empleo y vivienda. En promedio, se invertirían 8 millones de pesos por familia, hasta por dos años.

4. Infraestructura

Se iniciará la construcción del puente Rojo sobre el río Tarra, así como la pavimentación de 16 km de la vía Tibú-El Tarra. También se construirán algunas vías terciarias.

5. Investigación

El Gobierno instó a las autoridades a investigar los hechos ocurridos durante el paro y el bloqueo de vías, que han dejado hasta ahora 4 muertos y al menos 50 heridos.

LISETH CAROLINA RINCÓN
Enviada especial de EL TIEMPO
Con apoyo de la redacción en Bogotá

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
30 de junio de 2013
Autor
LISETH CAROLINA RINCÓN

Publicidad

Paute aqu�