Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Pékerman: 6 puntos por fuera y un partido bueno

Ganó dos juegos de visitante con Pékerma. Solo en el triunfo contra Chile mostró su mejor nivel.

Una de las fortalezas de Colombia en la presente eliminatoria es su rendimiento en condición de visitante, con 9 puntos, producto de tres triunfos, en cinco partidos: el primero fue con Leonel Álvarez como DT, frente a Bolivia (1-2); luego llegó José Pékerman, y aunque con él la selección ha sufrido dos derrotas afuera, ha logrado dos importantes triunfos, contra Perú (0-1) y Chile (1-3), siendo este último, en Santiago, el de mejor desempeño fuera de Barranquilla. (Gráfico: Así arrancó la Selección Colombia de Pékerman como visitante).

En los cuatro partidos de visitante, en la era Pékerman, Colombia ha tenido diferentes facetas: arrancó con un triunfo sin mucho brillo frente a Perú, cuando el DT hasta ahora ensamblaba su equipo; pasó a una derrota con Ecuador que desnudó fallas defensivas y poca capacidad de reacción ante un resultado adverso; luego fue a Chile y ahí tuvo su mejor expresión futbolística con un triunfo contundente; y en su más reciente salida tuvo una presentación opaca en Venezuela. (Gráfico: Estadísticas de Colombia, como visitante, en la eliminatoria).

No obstante, en cada uno de esos juegos Pékerman ha mostrado su capacidad para modificar planteamientos tácticos, de acuerdo con el rival, el escenario y el eventual resultado en contra. En su estreno, en Lima, el DT anunció un planteamiento con tres zagueros (Perea, Mosquera y Yepes), pero en la práctica siempre defendió con cuatro, cuando Pablo Armero –que tenía funciones más de ataque– o Juan G. Cuadrado, se retrasaban, e incluso con cinco, cuando Carlos Sánchez daba una mano atrás. Ahí se vio una selección con variantes tácticas defensivas. (Gráfico: Síntesis de los partidos como visitante de la Selección Colombia).

En ese partido Colombia lució algo desordenada, pero tuvo intención de ataque, y empezó a mostrar el desequilibrio por la zona derecha con Cuadrado, quien desde entonces se ha constituido en arma de Pékerman, de inicialista, como de relevo. Sin ser un partido lúcido, Colombia ganó en Lima, lo que no pudo hacer en Quito.

Para este juego Pékerman hizo algunas variantes tácticas iniciales, al dejar la responsabilidad de la marca, en el mediocampo, a Sánchez, quien fue un único volante por delante de la defensa, apoyado por Guarín y Soto, quienes intentaron ser más ofensivos. Por momentos Colombia practicó un esquema 4-1-4-1, pero no tuvo sorpresa en ataque, de hecho, no generó ni una opción de gol.

Quizás el mejor examen que ha tenido hasta ahora el equipo, fuera de casa, es el de Chile, donde no solo se ganó 1-3 sino que los cambios tácticos surtieron efecto para remontar el 1-0 en contra. En esa ocasión Colombia arrancó con un 4-2-2-2, pero cuando perdía salió un defensa, Yepes, ingresó Cuadrado al medio y Edwin Valencia pasó a ser central. Las variantes funcionaron. Cuadrado fue decisivo y aparecieron los goles del triunfo.

De estos cuatro juegos, tal vez el de mayores cambios tácticos se presentó en la visita a Venezuela, donde Pékerman sacrificó un delantero (‘Teo’ Gutiérrez), dejando solo a Falcao, en punta, para incluir en el mediocampo a Cuadrado. Arrancó con un 4-2-3-1, pero al ir abajo en el marcador –con déficit en su zona derecha defensiva–, comenzó a hacer modificaciones: primero copó la mitad del campo y luego llegó a tener hasta tres delanteros. No logró empatar. Si bien de visitante Colombia tiene un rendimiento del 60 por ciento, solo ha tenido un juego sobresaliente, el de Chile; en Perú se ganó, pero con Ecuador y Venezuela quedaron algunos vacíos.

PABLO ROMERO - REDACTOR DE EL TIEMPO

Resumen de los juegos que Colombia ha tenido como visitante en esta Eliminatoria

Bolivia 1-2 Colombia

¡Falcao hizo el final feliz!

Ese gol de Falcao evitó que Colombia perdiera, por un descuido defensivo, una victoria que había trabajado de manera adecuada. Si bien Bolivia tuvo la pelota mucho más tiempo, el equipo de Leonel Álvarez fue más efectivo para acercarse, pero le faltó definición. Dorlan Pabón tuvo tres opciones clarísimas: dos las tiró por encima y en la tercera, prefirió hacer una gambeta a patear al arco. (Vea aquí: la galería de fotos del triunfo de Colombia en La Paz.).

Y también la tuvo James Rodríguez, que quiso picar la pelota por encima del arquero y se le quedó corto el disparo. Bolivia le ganó una y otra vez la espalda a Pablo Armero y trató de llenar el área colombiana de centros, pero los dos centrales, en especial un inmenso Aquivaldo Mosquera, evitaron que hubiera peligro. El portero David Ospina falló un par de veces por arriba, pero en general estuvo muy seguro.

Ya en la segunda etapa, Pabón tuvo la revancha y la primera opción que tuvo terminó en gol, luego de un espectacular pase de Teófilo Gutiérrez. Bolivia agarró la pelota, pero no parecía tener peligro cuando se acercaba al área. James Rodríguez se echó el partido encima y parecía tener todo controlado. En cambio, cada vez que pateó desde afuera de ella, Colombia comenzaba a sufrir.

Álvarez quiso manejar el partido y terminó con un gol en contra, el del empate parcial, cuando Wálter Flores, un volante de marca, aprovechó la falta de presión de Diego Chará, quien había entrado por Fredy Guarín, y mandó un bombazo que colgó a Ospina.

Cuando Colombia se lamentaba por las opciones que había perdido y parecía quedarse con el empate de siempre, apareció Falcao, que solamente estuvo 15 minutos en el campo, pero la última vez que tocó la pelota fue para cantar el gol de la victoria.

JOSÉ ORLANDO ASCENSIO - SUBEDITOR DE DEPORTES

Perú 0-1 Colombia

Con gol de James Rodríguez, Colombia le ganó 1-0 a Perú en Lima

El comienzo de Colombia fue bueno. Hubo actitud para presionar la salida peruana, coraje para luchar cada mano a mano y concentración para hacer la tarea como Pékerman lo había ordenado. Dorlan Pabón, apenas al minuto, intentó sorprender con un cambio de ritmo vertiginoso y un disparo de fuera del área, que se fue desviado. Juan Guillermo Cuadrado, a los cuatro, hizo gala de su habilidad y a pura gambeta se coló al área por la zona derecha, pero falló en el pase final. (Vea aquí: las estadísticas del juego entre Perú y Colombia en Lima.).

Era prometedor el debut oficial de Pékerman, y Colombia dominaba las acciones, aunque eso de jugar con tres defensas centrales solamente se dio en situación defensiva, no como se anunció con bombos y platillos, porque, de resto, el DT argentino le fue fiel a su tradicional 4-4-2. Pero, con el paso de los minutos, Colombia se fue desdibujando en la cancha del estadio Nacional y Perú, que sí planteó un 3-5-2 claro, apareció con peligro para acercarse al gol. (Vea aquí: la galería de fotos del partido que ganó Colombia con gol de James Rodríguez.)

Entre tanto, Falcao García, el 'Tigre', quedó enjaulado entre la defensa inca y solo a los 10 minutos pudo tocar la pelota por primera vez. Dos opciones claras de gol tuvo Perú en la primera parte. A los 21 minutos, un cabezazo de André Carrillo hizo levantar de las sillas a los aficionados tras centro desde la izquierda de Paolo Guerrero, mientras a los 24, luego de un yerro de Pablo Armero, el mismo Carrillo se enredó cuando enfrentó mano a mano a David Ospina y dilapidó la ocasión más clara de anotar. Esta

opciones provocaron nervios en Colombia y le hicieron cometer errores individuales a todos los defensas, excepto a Aquivaldo Mosquera, que, vestido de bombero, apagó los incendios. En ataque, Pabón había desaparecido, James Rodríguez no tenía peso y a Falcao le tocaba hacer de guerrero, no el peruano, porque bajó a luchar. Pero el fútbol siempre da revancha.

A los seis minutos del segundo tiempo, Fredy Guarín le metió un pase exacto a Pabón, quien, vestido de mago, le hizo un pase con efecto a James, y este, ante la falla de Jesús Álvarez, definió con un disparo rasante de zurda. ¡Goooollll! se oyó, entonces, en el estadio Nacional. Colombia ganaba 1-0 y era como para empezar otro partido.

Sergio Markarián, el DT de Perú, al que le dicen el 'Mago', batió su varita y puso en la cancha al delantero William Chiroque por el volante Carlos Lobatón. Había que atacar, apurar la marcha y arriesgar. A Colombia, mientras tanto, le sentó bien el gol porque recuperó la confianza y sepultó la intención de jugar un fútbol de lujo. Lo cambió por uno práctico y efectivo, a puro corazón.

Pékerman movió sus fichas y mandó al campo a Aldo Ramírez por Cuadrado, a los 27. De ahí en adelante, hasta el pitazo final, el partido fue para comerse las uñas y tragar saliva. Colombia le apostó al contragolpe y tuvo una clara opción de gol, pero Falcao, el goleador , cabeceó a destiempo. Perú se abalanzó como un toro de lidia, pero sin claridad para empatar y mucho menos para ganar. El triunfo, esta vez, fue colombianísimo.

GABRIEL BRICEÑO - EDITOR DE FUTBOLRED.COM

Ecuador 1-0 Colombia

Colombia salió sin puntos y decepcionada de Quito

El triunfo 1-0 le permite a Ecuador llegar a 9 puntos en la ronda continental, mientras a Colombia la deja estacionada con 7 unidades, pero ahora en el sexto lugar. Los bríos de Ecuador en el comienzo del partido eran previsibles y Colombia se vio mal en la cancha del estadio Atahualpa, porque a pesar de presionar la salida de su rival, de meter piernas, ganas y corazón, fue un desastre con la pelota en su poder. (Vea aquí: las estadísticas del juego entre Colombia y Ecuador el Atahualpa.).

Si el local no abrió el marcador en el primer tiempo fue más porque falló repetidamente en la definición, al ser preso de la ansiedad, mientras Colombia superó pronto el nerviosismo y a toda costa lo que pretendió fue quitarle el ritmo frenético al juego. Igual que en Lima el domingo anterior, Pablo Armero volvió a regalar su zona, la izquierda, y por allí los ecuatorianos le hicieron el 1-2. Elkin Soto, la sorpresa entre los 11 titulares de Colombia, también dio ventajas en marca. Fredy Guarín tampoco fue el nexo entre defensa y ataque, mientras Falcao y Dorlan apenas tocaron la pelota. (Vea aquí: la galeria de fotos del juego que se disputó en el estadio Atahualpa.)

Dos aspectos llamaron la atención de la Selección en el primer tiempo: el trabajo defensivo de Carlos Sánchez, que fue un tercer zaguero central cuando Ecuador pisó el área colombiana, así como la lesión de Amaranto Perea, a los 34 minutos, que le dio paso a un Camilo Zúñiga a quien se le notó incómodo como lateral derecho. Pero Ecuador no perdonó más.

A los ocho minutos del segundo tiempo, Cristian Benítez se levantó en el área entre la defensa colombiana y de cabeza abrió la cuenta en el estadio Atahualpa. Igual que un boxeador a punto de ser noqueado, Colombia tambaleó en la cancha quiteña. Ecuador pudo ampliar la cuenta a través del propio Benítez, en un remate de media distancia, pero el palo derecho lo impidió. El partido terminó con Ecuador agazapado y contragolpeador. Colombia, entre tanto, acabó entregada y apenas con voluntad para intentar lo que al final fue imposible, el empate.

GABRIEL BRICEÑO - EDITOR DE FUTBOLRED.COM

Chile 1-3 Colombia

¡Colombia logró un triunfo de ataque!

Fue un partido vertiginoso, veloz y punzante para una Colombia sorprendente, arriesgada y soñadora. El técnico José Pékerman mantuvo a 10 artistas del concierto contra los uruguayos y los reforzó con el defensa Mario Yepes. Así, con un equipo muy ofensivo, Colombia logró una nueva gesta, solo que esta fue de visitante. Injusto era un resultado diferente al de la victoria, con un Chile desconocido y que perdió por expulsión a Gary Medel a los 35 minutos. (Vea aquí: las estadísticas del juego que se disputo en Santiago de Chile.)

El gol de Matías Fernández, a cuatro del final de la primera parte, despertó bruscamente a Colombia de su optimismo, pero no la derrumbó. Edwin Valencia se quedó esperando una falta al borde del área propia, pero el pito no sonó, Fernández se avivó y sacó un derechazo al palo derecho del arco de David Ospina. Fue el 1-0. El gol pareció casualidad, pero no se presagiaba pesadilla. (Vea aquí: la galería de fotos del triunfo de Colombia 1-3 sobre Chile.).

A esa altura, Falcao ya había conectado tres cabezazos y el tanto ya se presentía. Habría que esperar hasta la segunda parte, cuando Pékerman movió sus fichas. Juan Guillermo Cuadrado ingresó por Yepes y desde la zona derecha desequilibró. Colombia se fue encima de su rival, lució decidida e imponente y bombardeó con Teófilo Gutiérrez, Falcao, James Rodríguez.

El gol era una obsesión. Y llegó. A los 13', James cobró un tiro libre de ensueño, un zurdazo que acarició el palo izquierdo chileno antes de inflar la red. Fue el empate 1-1 que devolvió la esperanza, la ilusión de una nueva hazaña. Entonces, el 'Tigre' se contagió, pisó el área, recibió un pase mágico de Aldo Ramírez -recién ingresado- y definió sereno, pero letal, a los 28'. No emitió un rugido, sino un grito salido del alma. Era el 1-2, heroico y justo.

Sin embargo, la diferencia en la cancha era enorme, y el gol de 'Teo', a los 31', por pase de Falcao, lo comprobó. El 1-3 era más real. Colombia ganó y está optimista. Los triunfos sobre Uruguay y Chile enderezaron el camino. Hoy es válido soñar.

PABLO ROMERO - REDACTOR DE EL TIEMPO

Venezuela 1-0 Colombia

Derrota aburridora, pero no decisiva de Colombia contra Venezuela

No fue la mejor noche de la Selección, que se dejó llevar del ritmo que le impuso el local y durante 78 minutos no encontró la fórmula para revertir el gol en contra y que, por su afán de no irse perdedora, terminó mostrando algunas fisuras defensivas que, a la larga, Venezuela no aprovechó. (Vea aquí: las estadisticas del juego que se vivió en Puerto Ordaz.).

El arranque del encuentro parecía un juego grabado y reproducido al doble de velocidad, con más frenesí que fútbol, por cortesía de los venezolanos. Colombia se dejó meter en ese ritmo en los primeros minutos y el partido se volvió peligrosísimo, porque ese ímpetu con el que atacaban los visitantes lo doblaban los locales y el equipo se veía jugado atrás. Así llegaron las dos únicas opciones venezolanas en esa etapa, ambas por el mismo sector, el derecho de la defensa, y con el mismo jugador como protagonista, Salomón Rondón. (Vea aquí: la galería de fotos de la derrota de Colombia 1-0 en Venezuela.).

La primera, a los 4 minutos, la salvó David Ospina. La segunda fue gol. A partir del tanto de Rondón, el partido regresó a una velocidad normal y la pelota y la cancha fueron de dominio colombiano, que creó cinco opciones de gol, pero mostró que el cambio propuesto por el técnico Pékerman (sacar un delantero para meter a Juan Guillermo Cuadrado) no daba el resultado esperado: el esquema terminó sacando del área a Falcao García e hizo más difícil romper la defensa vinotinto.

El segundo tiempo empezó como terminó el primero, aunque Colombia tuvo mucha menos profundidad y no creó una sola opción de gol durante 33 minutos, a pesar de tener mucho más tiempo la pelota. El técnico José Pékerman trató de volver a lo que le dio resultado en los tres últimos partidos en Barranquilla, al mandar al campo a Teófilo Gutiérrez en lugar de Juan Guillermo Cuadrado. Pero no encontraba, ni con el planteamiento inicial ni con el primer movimiento desde afuera, la forma de romper la defensa.

Venezuela le volvió a meter el acelerador al partido y estuvo mucho más cerca de conseguir un segundo gol. Entre la falta de puntería de los atacantes y el excelente remate de juego de David Ospina se evitó que el daño fuera aún mayor. A ese mismo ritmo de Fórmula 1 que impuso Venezuela por ratos y del que Colombia no se pudo escapar, Pékerman trató de cambiar el partido y terminó llenando a su equipo de delanteros: a la cancha Carlos Bacca, a las duchas Macnelly Torres.

Y después se la acabó de jugar al sacar a un zaguero central, Amaranto Perea, para que entrara Aldo Ramírez a tratar de encontrar una pausa que ya no tenía cómo aparecer, porque el minutero estaba cada vez más cerca del número 45. Y terminó siendo un partido de ida y vuelta, que casi empata Colombia con la única opción clara para Falcao García, por fin metido en el área y no a 40 metros del arco, a los 33 minutos del segundo tiempo.

Solo frente al portero Daniel Hernández, el 9 colombiano estrelló su remate en el horizontal. Fue tan bueno lo que Colombia hizo en los partidos anteriores, que el tropezón de ayer en Puerto Ordaz no tuvo consecuencias graves en la tabla: el equipo sigue metido en zona directa de clasificación, en el tercer lugar. La derrota duele, pero no fue un golpe mortal.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO - SUBEDITOR DE DEPORTES

REDACCIÓN DEPORTES

Publicación
eltiempo.com
Sección
Deportes
Fecha de publicación
5 de junio de 2013
Autor
REDACCIÓN DEPORTES

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad