Bandas criminales siembran minas en varias zonas del país

Bandas criminales siembran minas en varias zonas del país

En Antioquia y Córdoba las bacrim han minado los alrededores de sus cultivos de coca.

notitle
26 de mayo 2013 , 09:48 p.m.

La tragedia de las minas antipersonas, que llevó al país a ser el segundo en el mundo con más víctimas de esa macabra práctica, tiene un nuevo protagonista: las bandas criminales.

La alerta la hizo el Ejército, que detectó que las bandas están llenando de minas antipersonas las zonas aledañas a los cultivos de droga y las entradas de los yacimientos de oro que explotan ilegalmente en varias regiones del país. Solo en el nudo de Paramillo esas trampas mortales ya dejan seis soldados mutilados este año.

Aunque históricamente el Gobierno les ha atribuido a las Farc y al Eln la responsabilidad de usar estos artefactos, prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario, ya hay identificadas varias zonas del país en las que las bandas criminales están sembrando campos minados.

EL TIEMPO recorrió el nudo de Paramillo, en donde bandas como los ‘Urabeños’ están llenando de trampas mortales una reserva natural que atraviesa los departamentos de Córdoba y Antioquia.

“Las bandas lo están haciendo para frenar las operaciones militares y para proteger los corredores del narcotráfico”, asegura el coronel Luis Fernando Jaramillo, comandante de la Brigada 11 del Ejército.

En el parque natural Nudo del Paramillo hay sembradas –según el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos, (Simci)– 1.850 hectáreas de cultivos ilícitos, que se pelean las Farc y los ‘Urabeños’. En la lucha por el control de esos cultivos, los dos bandos están ubicando estratégicamente minas hechizas, que afectan a las comunidades de la región. En su recorrido por la zona este diario constató que incluso se están sembrando las llamadas minas ‘borradoras’, que son más peligrosas por su alta carga de explosivos.

La situación más grave, dicen las autoridades de la región, se evidencia en el llamado ‘Triángulo de la Maldad’ (bajo Cauca y noroeste antioqueño), en donde’ las Farc, el Eln y las bandas están minando indiscriminadamente los caminos usados por la población civil.

“Antes nos daba miedo encontrarnos con la guerrilla en los caminos, ahora no nos podemos mover tranquilos porque las bandas también nos amenazan”, dijo un indígena embera-katío que debe recorrer cuatro horas para conseguir los víveres para su comunidad.

El uso de minas antipersonales por bandas criminales fue denunciado por el secretario de Gobierno de Antioquia, Santiago Londoño, ese departamento ha sido el más afectado por estos artefactos, con un total de 2.303 víctimas en los últimos 20 años. Londoño aseguró que en municipios como Dabeiba, Ituango, Tarazá y Cáceres, las Farc, tanto como las bandas, son responsables de las mutilaciones ocasionadas a campesinos de la zona.

Las autoridades también han detectado caminos minados por las bacrim en el Magdalena y Valle del Cauca. En este último departamento, la Policía evidenció una alianza entre el frente sexto de la Farc y los ‘Rastrojos’, que además de compartir utilidades por la siembra de coca, incluía una capacitación de los guerrilleros a las bandas en elaboración y siembra de campos minados.

JUAN GUILLERMO MERCADO
Enviado Especial de EL TIEMPO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.