'Tratar a adictos con marihuana va contra la ley', dice Minjusticia

'Tratar a adictos con marihuana va contra la ley', dice Minjusticia

La ministra Ruth Stella Correa cuestiona propuesta de Alcaldía de Bogotá.

'Tratar a adictos con marihuana va contra la ley', dice Minjusticia
12 de mayo de 2013, 02:14 am

La idea del alcalde Gustavo Petro de tratar la adicción al basuco con marihuana sigue generando polémica. La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, quien tiene a cargo la política antidrogas en el país, asegura que no existen estudios científicos de que la sustitución de una droga por otra sea efectiva. Pero, sobre todo, señala que legalmente es inviable.

Así cierra la puerta a la posibilidad, incluso, de que haya cultivos medicinales para esos fines.

¿Qué posición tiene el Ministerio de Justicia frente a la propuesta de usar marihuana para tratar a los adictos al basuco?

Los efectos terapéuticos de la marihuana para el tratamiento de la adicción al basuco no han sido probados. Lo primero que habría que hacer es probar científicamente que la marihuana es efectiva para tratar la adicción al basuco. Hasta la fecha eso no ha ocurrido y por eso dicha droga no tiene aún efectos medicinales oficialmente probados en el país.

¿Es decir que el Ministerio no ve viable esa propuesta del Distrito?

No, sobre todo, porque la marihuana está penalizada en Colombia. Además, no está comprobado científicamente que la marihuana pueda sustituir el basuco.

¿Eso se le ha dicho a la Alcaldía de Bogotá?

Lo cierto es que el Ministerio de Justicia no conoce el documento que describa la propuesta del Distrito, , y por tanto no es posible saber en forma oficial si se contempla en alguna etapa el suministro de la marihuana o algún derivado de la misma a la población objetivo.

Aún no está claro cómo será el tratamiento. Se ha hablado de suministrar marihuana incautada o trabajar con la dosis mínima. ¿Cree que es hacerle el quite a la norma?

Nuestro marco normativo no nos permite ciertas actuaciones. Es decir, el Estado no tiene cómo suministrar drogas ilícitas porque están prohibidas en Colombia su plantación, trasformación, fabricación y tráfico. Cualquier actuación incurriría en cualquiera de estas conductas.

Entonces la propuesta de cultivos medicinales en el centro de la Policía Antinarcóticos en Tolima tampoco es viable...

El marco legal actual no permite el desarrollo de una iniciativa como esta. El cultivo de marihuana se encuentra penalizado en Colombia. Los cultivos experimentales de coca que tiene la Policía Nacional en el Tolima cuenta con autorización explícita del Consejo Nacional de Estupefacientes. Tienen usos científicos legítimos y bajo ninguna circunstancia se destinan al consumo.

¿En el futuro sería viable?

Yo creo que al adicto hay que tratarlo como un enfermo: el problema es de salud pública. Pero igualmente creo que entregarles otra droga ilícita y adictiva se constituye insistir en un círculo vicioso. Cualquier sustitución estaría en etapa experimental y antes de que esto se pueda hacer tendrían que estar científicamente comprobadas las bondades de la sustitución. Insisto, nuestro marco jurídico no permite ese tipo de situaciones.

¿Qué pasaría si el Distrito pone a andar la propuesta?

Nuestro ordenamiento penal prohíbe el tráfico de drogas, prohíbe la siembra, de tal manera que cualquier conducta que se oriente a tal sentido estaría en contravía de nuestro ordenamiento.

El plan de la Alcaldía Mayor

En tres meses arrancará la primera fase

Mientras el Distrito de Bogotá define su propuesta de tratamiento, en tres meses comenzará lo que la Alcaldía ha llamado el ‘cambio autodirigido’: que el mismo adicto comience a cambiar el basuco por dosis mínima de marihuana.
“No los vamos a cambiar de basuqueros a marihuaneros; el objetivo es reducir la ansiedad y el síndrome de abstinencia”, dice Rubén Darío Ramírez, director del Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana.

Agregó que ve viable que se logre una autorización para que el Distrito tenga una especie de cultivos de marihuana medicinal, al estilo de los que existen en Brasil o Estados Unidos. También –dice– se ha pensado en acudir a la norma que permite que una persona tenga 19 plantas de marihuana.

EE. UU. mira con desconfianza la iniciativa

James Story, director de la Sección Narcóticos (NAS) de la Embajada de Estados Unidos, coincide con el Ministerio de Justicia en que no está demostrado el éxito de tratar adictos con marihuana.
Se habla de un aumento de consumo en Colombia.

¿A qué se lo atribuye?

Cuando una economía está creciendo, como la de Colombia, siempre las personas tienen la oportunidad de disfrutar la vida de su propia forma y algunas deciden hacerlo con drogas.

En Washington se planteó reforzar la prevención del consumo. ¿Cómo ayudará Estados Unidos?

Hemos duplicado la cantidad de dinero para los programas de prevención. Nosotros pensamos que debemos apoyar a Colombia no solo en la parte de combatir los cultivos ilícitos o en hacer incautaciones, sino en enfrentar estos otros problemas, sobre todo la demanda de drogas que está creciendo en el país.

¿Qué opinión tiene de la propuesta del Distrito de cambiar basuco por marihuana?

Diría que algunas de estas personas que son adictas al basuco comenzaron con marihuana, y poco a poco llegaron al basuco. No conozco un estudio serio que demuestre que cambiar basuco por marihuana, u otra cosa, da buenos resultados.

En la propuesta se habló en un momento de suministrar marihuana medicinal. ¿Lo ve posible?

Ese es un tema que le corresponde al Gobierno de Colombia, pero no veo un mecanismo para la compra y entrega de una droga que es contra ley.

REDACCIÓN JUSTICIA
pauang@eltiempo.com