Editorial: El año de Eduardo Carranza

Editorial: El año de Eduardo Carranza

25 de abril 2013 , 07:35 p.m.

Seguro que usted, lector, tenga hoy la edad que tenga, ha oído en alguna parte los versos encantados y desencantados de Eduardo Carranza: quizás ha leído “niña por quien el día se levanta”, “nombrado me sentí por vez primera” y “salvo mi corazón, todo está bien”, y entonces ha tenido claro que se trata de los hallazgos de uno de los escritores colombianos fundamentales, pero ahora, gracias al valioso trabajo de la Biblioteca Nacional y el Ministerio de Cultura de Colombia, que se dio a conocer de manera solemne el pasado día del idioma, durante todo este año tendrá además la oportunidad de recorrer a fondo la valiosa obra y la reveladora vida del poeta de los Llanos.

La Ley 1597 del 2012 decretó el 2013 como ‘el año Eduardo Carranza’ con el objeto de conmemorar el centenario del natalicio del poeta. Desde entonces se ha estado trabajando para reverdecer una de las obras literarias más discutidas y más importantes del siglo XX. El martes 23 de abril, de manos del hijo del autor, se hizo oficial la donación de los 5.000 documentos del llamado ‘Archivo Carranza’ a la Biblioteca Nacional. El próximo miércoles primero de mayo se presentará a los lectores una nueva antología titulada Los días que ahora son sueños, comienzo de una serie de proyectos y de publicaciones para promover la lectura de su poesía.

Hubo un tiempo en que en Colombia los poetas eran en verdad artistas populares: la gente esperaba sus poemas como hoy aguardan la canción nueva de los cantantes pop. Eduardo Carranza fue, tal vez, el último eslabón de esa cadena. Nació en Villavicencio el 23 de julio de 1913, pasó la infancia en los paisajes de Cundinamarca y les entregó la juventud a la docencia, al periodismo y a la diplomacia. Fue fundamental para el desarrollo de las revistas literarias del país y dirigió el Suplemento Literario de este diario, del que también fue columnista.

Se celebra este año, sobre todo, su apasionante trayectoria como poeta. Recorrer su poesía desde el principio hasta el final, desde los días rebeldes y vitalistas del movimiento piedracielista hasta las noches escuetas y desilusionadas de sus textos de madurez, es recorrer toda una era de la literatura y de la vida colombianas.

editorial@eltiempo.com.co

 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.