Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Tras 26 años de ausencia, regresa la hípica a Bogotá

El Parque Hipódromo de El Rosal busca revivir la pasión por este deporte.

El 18 de enero de 1987 se selló la más reciente acta de defunción de las carreras de caballo en Bogotá.

Ese día el Hipódromo de Los Andes, uno de los escenarios más clásicos para esta actividad y situado en las afueras de la ciudad, cerró sus puertas para siempre dejando en el olvido a una gran afición.

Hoy, esos mismos seguidores celebran la decisión de un grupo de empresarios y criadores de caballos pura sangre de revivir la fiesta con la inauguración de un nuevo escenario que estará ubicado en cercanías al municipio de El Rosal (Cundinamarca), a 18 kilómetros de la capital.

“Tenemos lista una pista de 1.280 metros donde podrán competir hasta 20 caballos a la vez. También contamos con un canódromo de 400 metros”, aseguró Andrés Lorenzo Leaño, apasionado de la hípica y administrador del Parque Hipódromo de El Rosal.

La inauguración se realizará el sábado 4 de mayo. La actividad empezará a las 2 de la tarde con un remate de caballos y continuará con las carreras. La entrada al sitio, que contará con restaurantes, tribunas para 4.000 personas y 3.200 metros de carpas para eventos, costará entre 10.000 y 20.000 pesos.

“La pista y demás instalaciones se construyeron en un lote de 24 hectáreas. Además, nueve fanegadas fueron utilizadas para habilitar un parqueadero para 2.000 vehículos”, agregó Leaño.

La muerte de la hípica en la ciudad como espectáculo tiene tintes anecdóticos. Para el periodista hípico Carlos Francisco Ramírez, el cierre de los dos hipódromos legendarios de la ciudad –el de Techo y de Los Andes– ocurrió por una pelea entre Elkin Echavarría y Rafael Freiri Mazzeo, este último dueño del Hipódromo de Techo, inaugurado el 16 de mayo de 1954. “En 1965, ‘Cinco mil’, el caballo de Freiri, le ganó una carrera a ‘Cosaco’, el ejemplar de Echavarría. A este último le llegaron chismes de una trampa en su contra y sin averiguar bien qué había pasado se apartó de Techo, lo que terminó con la construcción del Hipódromo de los Andes, el 22 enero de 1978”, recordó Ramírez.

Jaime Mejía, experto en hípica, tiene en la memoria los nombres de los caballos más famosos durante esos años de bonanza para esta práctica. “En Techo hicieron historia ‘Capuchino’, ‘Arabesco’ y ‘Gualanday’, que fue de mi padre. Y después en Los Andes la gente vibró con ‘Aries’, ‘Apocalipsis’ y ‘Galilea’”, anotó Mejía.

En cuanto a jinetes, hicieron fama Víctor Ordóñez, René Cruzat, Pablo Alquinta y Jorge Duarte, jockey oficial del rey de Arabia Saudita, hace algunos años.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
21 de abril de 2013
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�