Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Un recorrido en bus bajo tierra en El Uvo

Viaje a la principal mina de hierro de Suramérica, a una profundidad de 800 metros.

A 50 kilómetros de Duitama se encuentra la más grande explotación de hierro de Suramérica, en el municipio de Paz de Río. Se trata de la mina de El Uvo, donde los operarios y visitantes deben ingresar en un bus para llegar a los frentes de trabajo.

En el desplazamiento desde la bocamina hasta el paradero interno del bus se recorren cinco kilómetros de túneles, en un viaje que dura cerca de 25 minutos. Uno de los conductores de los carros es Óscar Fernando Estupiñán Salazar, quien ingresó a El Uvo como mecánico y desde hace seis años maneja bus.

“Para manejar dentro de la mina se necesita tener experiencia y pericia”, dice este conductor de Socha. Los tres buses con que cuenta la mina son adaptados para la altura de los túneles. En varios puntos del recorrido el vehículo debe retroceder para poder dar vuelta o ingresar a un nuevo socavón de la ruta.

En la mina se trabaja en tres turnos para poder extraer el mineral de hierro que luego se convertirá en acero en la siderúrgica PazdelRío, en Nobsa. El turno de día empieza a las 7:45 de la mañana y los trabajadores están saliendo de la mina a las 3:00 de la tarde.

Los mineros de El Uvo permanecen seis horas diarias bajo tierra. Cada trabajador debe ingresar a la mina con overol, botas punta de acero, guantes, mascarilla, casco protector, lámpara y una batería para esta. Además, llevan algún refrigerio y líquido para la jornada. Actualmente es este complejo minero, que es una ciudad bajo tierra, laboran cerca de 200 trabajadores. “Aquí el que no conoce se pierde”, afirma Luis Eduardo Quintero, de 39 años, quien lleva apenas tres meses en esta mina.

Alexander Cáceres, de 30 años, dice que ya está acostumbrado a trabajar bajo tierra en El Uvo y que la mina es bastante segura. La mina lleva 57 años de operación y es la más tecnificada del país, según afirman sus propietarios. El Uvo pertenece a Minas PazdelRío Votorantim y se encuentra ubicada en la vereda El Salitre, a cinco kilómetros del centro del municipio de Paz de Río.

La coordinadora de la mina es la sogamoseña Eliana Sandoval. Ella es la primera mujer en dirigir El Uvo en toda su historia. Esta ingeniera de minas de la Uptc Seccional Sogamoso llegó a este cargo hace un poco menos de dos años, tras haber ocupado otros puestos allí. “Para nosotros es grato por primera vez aquí en la mina ser coordinados por una mujer. Nos sentimos más cómodos con Ella”, manifiesta el supervisor Manuel Suárez Porras.

La mina en cifras

 

La concesión de la mina de El Uvo es de 16 kilómetros cuadrados. Esta explotación de hierro tiene ocho niveles, cada uno de cuatro a cinco kilómetros.

La mina cuenta con un tren subterráneo, que recorre dos kilómetros con una carga de 50 toneladas por viaje. Por turno se extraen 1.110 toneladas de mineral. El Uvo tiene una red de bandas transportadoras de dos kilómetros.

 

Una explotación con tecnología

Para extraer el mineral de hierro PazdelRío ha desarrollado una gigantesca infraestructura, que incluye un tren subterráneo, un teleférico de carga y el único tren eléctrico del país.

El mineral de hierro que se explota en la mina de El Uvo es transportado hasta una planta trituradora, que queda en el casco urbano de Paz de Río, a través de una especie de Metro Cable o teleférico.

A diferencia del Metro Cable de Medellín o del teleférico de Monserrate, el cable aéreo de El Salitre (como se llama este sistema) no tiene cabinas para pasajeros sino góndolas para transportar 1,75 toneladas de carga.

Este sistema tiene 2.900 metros de longitud, con 80 góndolas. Los frentes de explotación se encuentran a una profundidad vertical de 800 metros bajo tierra. Desde la boca mina a estos frentes son 400 metros de profundidad.

El ambiente en el interior de esta mina

La mina cuenta con tres circuitos principales de ventilación, que son alimentados por tres turbinas gigantes que mueven 3.000 metros cúbicos de aire por minuto.

En El Uvo hay tres locomotoras movidas por corriente eléctrica continua. Cada tren arrastra diez vagonetas, con una capacidad de carga individual de 7,5 toneladas.

Las labores bajo tierra son agotadoras, pero la mayoría de los mineros son hijos de pensionados o de trabajadores de El Uvo que llegan mentalizados para laborar en la mina por la información que han recibido de sus padres. Los trabajadores de El Uvo aseguran que los hijos de los mineros genéticamente saben cómo trabajar bajo tierra.

Cuando salen de la mina a bordo del bus que los trae desde sus puestos de trabajo, los mineros emprenden una frenética carrera para llegar de primeras a las duchas. Después de asearse y ponerse su ropa de calle, pasan a la cafetería a tomar sus alimentos.

Al comienzo los mineros no le hacían caso a la coordinadora de El Uvo, Eliana Sandoval, y varias veces la chiflaron en el bus. Poco a poco con sutileza, pero también con determinación, fue ganándose el respeto y el aprecio de los mineros, quienes ahora trabajan al ritmo que ella les fija para lograr cumplir con las metas de producción.

Actualmente en la mina de El Uvo se ve la mano femenina de Eliana: los mineros ahora son ordenados y después de salir de los socavones se acicalan para verse bien. “Conocer la familia de los trabajadores ha sido muy importante para nosotros. Nos gusta saber cómo están en su hogar”, dice Eliana.

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
11 de abril de 2013
Autor
REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS

Publicidad

Paute aqu�